U.S. Markets closed

Por qué la policía de Corea del Sur está repartiendo pegatinas para tapar las cámaras de los móviles

50.000 pegatinas para tapar la cámara del móvil. Esa es la acción que está realizando la policía de Corea del Sur. El motivo de esta extraña campaña es una epidemia que no solo está asolando este lejano país del extremo oriente: la de las grabaciones realizadas sin permiso.

Las autoridades locales están pidiendo a los ciudadanos que tapen de forma continua la cámara de su móvil con un adhesivo que impida realizar cualquier tipo de vídeo o fotografía. Es la respuesta radical para intentar ayudar a miles de mujeres que han denunciado haber sido grabadas sin su consentimiento y que han visto como han protagonizado vídeos en los que se reían de ellas o peor aún, se mostraban diferentes partes de sus cuerpos en redes sociales o incluso en páginas de contenido erótico.

Por qué la policía quiere que tapes la cámara del móvil (Korea Herald)

Tal y como informa Xataka, de momento, la campaña para tapar la cámara del móvil está llevándose a cabo en la región de Gyeonggi Bukbu , que rodea a la capital Seúl, pero la idea es hacerla extensible a todo el país. La acción se denomina ‘Ilegal Filming Off’ y las pegatinas se están distribuyendo de forma gratuita.

La intención de la policía no es la de señalar a todos los hombres como pervertidos, sino que los que den el paso y decidan tapar la cámara de su móvil den a entender a su entorno que respetan la intimidad de las mujeres en los lugares públicos, haciendo así que se relajen y también animando a los demás hombres a seguir su ejemplo.

El mismo medio destaca que la campaña ha recibido el apoyo no sólo de numerosos ciudadanos, sino también de varias celebridades, que han posado con las pegatinas en sus teléfonos como acto de protesta. 

No es la primera vez que un país asiático intenta luchar contra esta lacra. En Japón, todos los móviles y tabletas están configurados por defecto para emitir un sonido cada vez que toman una fotografía y ese sonido no se puede quitar de ninguna manera, ni aunque el dispositivo se encuentre sin sonido. El problema está en el vídeo, ya que estos aparatos no emiten ningún tipo de ruido al empezar a grabar, y de ahí las pegatinas de la policía coreana.

Como destaca Gizmodo, la mayoría de estas agresiones se producen en el transporte público, con muchos pervertidos colocando sus smartphones por debajo de las faldas de las mujeres, muchas de ellas menores de edad que acuden al colegio en uniforme.

Las pegatinas para tapar la cámara del móvil no son es la única acción para acabar con esa epidemia. En Corea del Sur hay policías de incógnito en los lugares más concurridos y en el transporte público para intentar descubrir las cámaras ocultas, tal y como destaca el medio local Korea Herald.