Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,304.72
    +36.88 (+0.70%)
     
  • Dow Jones

    39,069.59
    +4.29 (+0.01%)
     
  • Nasdaq

    16,920.79
    +184.79 (+1.10%)
     
  • Russell 2000

    2,069.67
    +21.26 (+1.04%)
     
  • Petróleo

    77.80
    +0.08 (+0.10%)
     
  • Oro

    2,335.20
    +0.70 (+0.03%)
     
  • Plata

    30.54
    +0.04 (+0.13%)
     
  • dólar/euro

    1.0847
    +0.0029 (+0.27%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4670
    -0.0080 (-0.18%)
     
  • dólar/libra

    1.2734
    +0.0036 (+0.28%)
     
  • yen/dólar

    156.9620
    +0.0240 (+0.02%)
     
  • Bitcoin USD

    68,724.30
    -350.36 (-0.51%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,490.51
    +22.41 (+1.53%)
     
  • FTSE 100

    8,317.59
    -21.64 (-0.26%)
     
  • Nikkei 225

    38,646.11
    -457.09 (-1.17%)
     

Powell y Jefferson intentarán conciliar una política "restrictiva" de la Fed con datos sólidos

FOTO DE ARCHIVO: El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ante una audiencia del Comité de Banca, Vivienda y Asuntos Urbanos del Senado en el Capitolio en Washington

Por Howard Schneider

WASHINGTON, 16 abr (Reuters) - El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, y el vicepresidente, Philip Jefferson, harán los que probablemente sean sus últimos comentarios públicos antes de la próxima reunión del banco central estadounidense, mientras intentan conciliar una economía que desafía a la gravedad con su valoración de que la política monetaria es "restrictiva" y la inflación probablemente en descenso.

Ambas ideas han sido puestas en duda por el crecimiento del empleo, el gasto minorista, la inflación y otros datos que siguen desafiando las expectativas de la Fed a principios de año de que la economía se deslizaba hacia una menor demanda, un crecimiento más lento y un aumento de los precios cercano al objetivo del 2% del banco central.

Hace poco más de cinco semanas, Powell declaró ante un panel del Senado estadounidense que la Fed "no estaba lejos" de obtener la confianza en la caída de la inflación necesaria para recortar los tipos de interés, pero desde entonces los responsables de política monetaria, los inversores y los analistas externos han perdido un poco la fe en esa perspectiva.

PUBLICIDAD

En los días inmediatamente posteriores al testimonio de Powell ante el Congreso, los contratos de futuros vinculados al tipo de interés oficial de la Reserva Federal reflejaban un recorte inicial del tipo de un cuarto de punto porcentual como probable para la reunión del banco central del 11-12 de junio, con dos reducciones más de los costes de endeudamiento para finales de 2024. Ahora, el primer recorte se prevé para septiembre, y las probabilidades incluso de un segundo recorte caían después de que el Gobierno estadounidense informara el lunes de un aumento del 0,7% en las ventas minoristas de marzo, que superó las expectativas en una encuesta de Reuters entre economistas.

Los economistas de Goldman Sachs elevaron sus estimaciones de crecimiento económico para el primer trimestre a una tasa anual del 3,1%, desde el 2,5%, tras ese informe, mientras que otros lo consideraron una razón más para que la Fed mantuviera sin cambios su tipo de interés de referencia.

"Es otra clara señal de la resistencia del consumidor estadounidense, que creemos que mantendrá fuerte el crecimiento este año y aumenta los riesgos de que la Reserva Federal retrase su primer recorte de tipos más allá de junio", escribió en una nota Michael Pearce, economista jefe adjunto para Estados Unidos de Oxford Economics.

"Todavía esperamos que los dirigentes de la Fed bajen las tasas en algún momento de este año, pero eso estará justificado por renovadas señales de moderación de la inflación a finales de este año, en lugar de temores de que la economía esté a punto de debilitarse drásticamente".

Powell y Jefferson tendrán la oportunidad de actualizar su opinión sobre la situación actual en comentarios que comenzarán con un discurso de Jefferson a las 9 a.m. EDT (1300 GMT), seguido de un turno de preguntas de Powell junto al gobernador del Banco de Canadá, Tiff Macklem, a la 1:15 p.m. (1715 GMT). Ambos actos tendrán lugar en Washington.

ÚLTIMA MILLA

Es probable que la palabra clave siga siendo "paciencia".

El año pasado, cuando la inflación estaba en rápido declive, Powell se mostró reacio a declarar ganada la lucha contra ella, aunque la Fed sí indicó que el rango del 5,25%-5,50% era lo más alto que necesitaba el tipo de interés oficial, y sentó las bases para la reducción de tipos a partir de este año.

En la reunión de la Reserva Federal del 19 y 20 de marzo, los responsables de política monetaria dijeron que todavía esperaban recortar el tipo de interés oficial en tres cuartos de punto porcentual para finales de 2024. Powell dijo entonces que los decepcionantes datos de inflación de enero y febrero "no han cambiado realmente la historia general, que es la de una inflación que desciende gradualmente en un camino a veces lleno de baches hacia el 2%".

Sin embargo, los baches continúan, lo suficiente como para que algunos representantes en la reunión de marzo se preocuparan de que la política monetaria no estuviera teniendo el tipo de impacto que cabría esperar típicamente de los tipos de interés más altos en un cuarto de siglo.

Desde entonces, los datos han mostrado que en marzo se crearon 303.000 puestos de trabajo, se aceleró el ritmo de subida de los precios al consumo e incluso los hogares de renta baja siguieron gastando.

La fortaleza de la economía, sugieren los dirigentes monetarios, es una de las razones por las que podrían esperar para recortar los tipos y estar seguros de que la inflación reanudará su descenso.

La próxima semana se publicarán nuevos datos sobre el índice de precios de los gastos de consumo personal, que la Reserva Federal utiliza para fijar su objetivo de inflación, y que podrían mostrar una ligera mejora que los responsables de política monetaria podrían tener en cuenta en su reunión del 30 de abril al 1 de mayo.

Pero ni siquiera los optimistas esperan una gran mejora, si es que la hay.

"La cuestión de la última milla es un poco más difícil", ya que los avances se ralentizan a medida que la Reserva Federal se acerca a su objetivo de inflación, dijo el viernes Austan Goolsbee, presidente de la Reserva Federal de Chicago.

"Si vemos que la inflación está en este camino de vuelta al 2%, entonces... ¿queremos seguir siendo tan restrictivos como lo somos ahora durante un periodo prolongado? Si la inflación no baja. Eso es una respuesta para nosotros".

(Información de Howard Schneider; editado por Dan Burns y Paul Simao; editado en español por Javi West Larrañaga)