U.S. markets close in 4 hours 25 minutes
  • S&P 500

    4,583.42
    -79.43 (-1.70%)
     
  • Dow Jones

    35,333.98
    -577.83 (-1.61%)
     
  • Nasdaq

    14,578.25
    -315.50 (-2.12%)
     
  • Russell 2000

    2,117.05
    -45.41 (-2.10%)
     
  • Petróleo

    84.92
    +1.10 (+1.31%)
     
  • Oro

    1,810.20
    -6.30 (-0.35%)
     
  • Plata

    23.48
    +0.56 (+2.43%)
     
  • dólar/euro

    1.1339
    -0.0071 (-0.62%)
     
  • Bono a 10 años

    1.8450
    +0.0730 (+4.12%)
     
  • dólar/libra

    1.3574
    -0.0073 (-0.54%)
     
  • yen/dólar

    114.6010
    +0.0210 (+0.02%)
     
  • BTC-USD

    41,503.64
    -877.23 (-2.07%)
     
  • CMC Crypto 200

    990.73
    -18.66 (-1.85%)
     
  • FTSE 100

    7,575.78
    -35.45 (-0.47%)
     
  • Nikkei 225

    28,257.25
    -76.27 (-0.27%)
     

Preocupado por las reservas, el Gobierno sigue a la caza de dólares y se aferra a indicadores alentadores

·4  min de lectura
Alberto Fernández y Martín Guzmán, en Olivos
Alberto Fernández y Martín Guzmán, en Olivos

Para el Gobierno, al menos en la respuesta de funcionarios y ministros del gabinete, la suba del riesgo país (tocó ayer los 1900 puntos) y la continua venta de dólares (ayer US$135 millones) son datos “atados a lo financiero” que no obstruyen el “cambio de expectativas” y la posibilidad de “crecer los próximos dos años”.

En paralelo al discurso oficial, que intenta transmitir calma y habla de una etapa de indicadores positivos en distintos rubros de la economía, el presidente Alberto Fernández incorpora nuevas ideas y actores en la frenética búsqueda de dólares que permitan hacer frente a la desconfianza de los mercados, con el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) como promesa cercana.

En el Frente de Todos ya aceptan el acuerdo con el FMI, pero cada sector atiende su propio juego

La idea de evitar más “jornadas negras” como la de ayer en los mercados sobrevoló el almuerzo del Presidente y el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, que se desarrolló en el despacho presidencial al mismo tiempo que llegaba las novedades económicas. Mientras degustaban milanesas con puré, ambos repasaron la agenda de leyes a ser incluidas en las próximas semanas, todas con el mismo objetivo: “Pagar creciendo”. Entre las iniciativas que anhela impulsar el oficialismo están: un nuevo régimen automotriz; la ley de promoción de la construcción; un proyecto de electromovilidad, y otro para alentar la agroindustria, según confirmaron fuentes del Frente de Todos. Se añaden al Presupuesto 2022 y el plan plurianual que prepara el ministro de Economía, Martín Guzmán, como complemento indispensable para acordar con el FMI.

Además de Massa, también el jefe de gabinete, Juan Manzur, renueva sus contactos en la búsqueda de fondos. Massa participó ayer además de la reunión que el tucumano sostuvo con el director de Estrategias de Deuda para América Latina del Banco Barclays de Nueva York, Sebastián Vargas, mientras subsisten los contactos y la posibilidad (negada por la secretaria de Relaciones Internacionales de la Cancillería, Cecilia Todesca) de algún acuerdo con fondos rusos y/o saudíes o de algún otro país como “puente” de divisas hasta que el acuerdo con el FMI se transforme en una realidad concreta “durante el verano”, según una alta fuente del Gobierno.

“El Presidente pide que todos aporten ideas y ayuden”, afirmaron cerca del gobernador de Tucumán con licencia, involucrado en el frente externo aún antes de aquella reunión en el consulado argentino en New York, acompañando a Guzmán. De todos modos, desde otro despacho aseguraron que “si hay un acuerdo con el FMI, lo demás se arregla y no harán falta más fondos” como el que el Gobierno tantea con un fondo ruso-saudí, por unos US$ 6500 millones, y cuyas negociaciones continuarían la semana próxima.

En el Gobierno ven con expectativa el confirmado viaje que el sábado harán técnicos del Ministerio de Economía y del Banco Central para reunirse con sus pares del Fondo Monetario. La refinanciación del crédito de US$ 44.000 millones tomado por la administración de Cambiemos en 2018 estaría, según confían fuentes oficiales, listo antes del inicio de las próximas sesiones ordinarias, el 1° de marzo. Un eventual acuerdo de facilidades extendidas a diez años, con dos o tres años de gracia a cambio de ir reduciendo de manera progresiva el déficit fiscal sería la base del pacto, al menos según lo que se especula en distintos despachos oficiales. “El plan plurianual y el acuerdo vienen a macerado lento”, confían cerca del ministro de Economía, que ilusiona al Gobierno con la posibilidad de terminar con la incertidumbre y bajar de ese modo los parámetros negativos.

Datos positivos

“Cómo dijo Néstor [Kirchner], estamos saliendo el infierno, así que falta un montón. Pero la tendencia y las expectativas cambiaron radicalmente”, respondieron hoy cerca del Presidente. Y enumeraron rubros como la construcción, el consumo, turismo, empleo doméstico, patentamiento de autos y venta de electrodomésticos en los que los indicadores son “muy buenos”. En el caso del empleo, y según los números que maneja el Ministerio de Trabajo, a fin de septiembre (entre empleo privado e independiente registrado) se habría recuperado todo el empleo perdido en la pandemia. El viernes sería el día en que el Gobierno comunicará esos datos, que-aseguraron-impactará fuerte en el índice de desempleo que el Indec publicará a mediados de mes.

Fuentes oficiales reiteraron, al igual que Todesca lo hizo ayer, que está previsto pagar al FMI el vencimiento de US$ 1880 millones el próximo miércoles 22, y defienden las medida del Banco Central que restringió la compra en cuotas de gastos vinculados al turismo, desde el Gobierno siguen en la búsqueda de paliativos que tranquilicen los ánimos en coincidencia con la aparición de verdes billetes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.