U.S. markets closed
  • F S&P 500

    3,946.75
    +1.75 (+0.04%)
     
  • F Dow Jones

    33,654.00
    +21.00 (+0.06%)
     
  • F Nasdaq

    11,574.75
    +8.75 (+0.08%)
     
  • RTY=F

    1,814.50
    +0.40 (+0.02%)
     
  • Petróleo

    74.20
    -0.05 (-0.07%)
     
  • Oro

    1,781.30
    -1.10 (-0.06%)
     
  • Plata

    22.28
    -0.05 (-0.25%)
     
  • dólar/euro

    1.0461
    -0.0008 (-0.07%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5130
    -0.0860 (-2.39%)
     
  • Volatilidad

    22.17
    +1.42 (+6.84%)
     
  • dólar/libra

    1.2124
    -0.0009 (-0.08%)
     
  • yen/dólar

    137.2080
    +0.2480 (+0.18%)
     
  • BTC-USD

    17,069.20
    -9.41 (-0.06%)
     
  • CMC Crypto 200

    402.89
    +1.09 (+0.27%)
     
  • FTSE 100

    7,521.39
    -46.15 (-0.61%)
     
  • Nikkei 225

    27,702.08
    -183.79 (-0.66%)
     

¿Qué es la terapia de conversión sexual que aún se practica en México y por qué hay que eliminarla?

Gender change. Male and female gender symbol with a circular arrow. 3d render
Gender change. Male and female gender symbol with a circular arrow. 3d render

La lucha por los derechos de la comunidad LGTB+ en México ha sido ardua. Los obstáculos no se limitan a su arraigada cultura machista. También tienen que navegar por el sistema federal que requiere que cada uno de los 32 estados aprueben o rechacen las legislaciones que garantizan sus derechos.

Según el índice Equaldex, 23 de los 32 estados ha reconocido como legal el matrimonio entre personas del mismo sexo, mientras que Michoacán, Puebla y Tabasco no está permitido.

Otra legislación que está tomando fuerza pero que aún no ha sido aprobada en la mayoría de los estados de México es la prohibición de las llamadas terapias de conversión sexual.

La Ciudad de México fue la primera en criminalizar las prácticas que buscan cambiar la orientación sexual o identidad de género de una persona, con sanciones que llegan hasta los cinco años de prisión para las personas que usen esas técnicas en adultos y condenas mayores para los que sometan a ese tratamiento a menores de edad.

La publicación Homosensual publicó una lista actualizada de los estados mexicanos que han prohibido la conversión sexual.

Hidalgo aprobó el 7 de junio de 2002, por unanimidad, la reforma del Código Penal y la Ley de Salud para castigar hasta con 3 años de cárcel a los que practiquen la conversión sexual.

Puebla hizo lo propio el 2 de junio de 2022 con 33 votos a favor, 7 abstenciones y 1 impedimento. Las terapias de conversión se sancionarán con penas de 1 a 3 años de prisión y multas de 50 a 200 veces el valor diario de la unidad de medida y actualización (UMA).

Baja California reformó su código penal el 21 de abril de 2022, con 20 votos a favor y 4 en contra, para sancionar a quienes sometan a las personas LGBT+ a prácticas para modificar su orientación sexual o identidad de género. Los infractores enfrentarán entre 2 y 6 años de prisión, además de multas equivalentes a 2000 veces el valor de la UMA.

Jalisco aprobó la prohibición de los esfuerzos para corregir la orientación sexual e identidad de género (Ecosig) el 6 de abril de 2022, con 26 votos a favor, 10 en contra y 1 abstención. Las sanciones en Jalisco no contemplan la privativa de libertad sino multas y trabajo comunitario.

En esa misma sesión del Congreso de Jalisco fueron aprobados el matrimonio igualitario y la ley de identidad de género. Pero los diputados tuvieron que hacerlo por votación secreta luego de recibir amenazas de grupos religiosos y facciones conservadoras.

Colima modificó su código penal y la ley de salud estatal para prohibir las terapias de conversión el 27 de septiembre de 2021, con 19 votos a favor. Los que sean declarados culpables de la práctica recibirán una pena de 2 a 5 años en prisión y tendrán que cumplir de 50 a 100 horas de trabajo comunitario.

Yucatán reformó su código penal para aprobar el matrimonio igualitario y prohibir las terapias de conversión 25 de agosto de 2021. “Los tratamientos para reprimir el libre desarrollo de la personalidad, la orientación sexual o la identidad de género recibirán sanciones de hasta 3 años de prisión y multas de 200 días de salario”. Las penas se duplicarán si las víctimas son menores de edad e incluye a los padres, familiares, educadores, médicos y psicólogos.

Zacatecas reformó su código penal el mismo día que Yucatán para prohibir los tratamientos para corregir la orientación sexual e impondrán sanciones de entre 1 y 3 años de prisión, multas de entre 50 y 200 veces el valor de la Unidad de Medida y Actualización (UMA), y 300 días de trabajo comunitario.

Baja California del Sur aprobó las reformas de la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación y al Código Penal estatal el 28 de junio de 2021 para sancionar las terapias de conversión con privativas de libertad de entre 2 y 6 años y multas de entre 1000 y 2000 veces el valor de la UMA.

Edomex también prohíbe las terapias de conversión desde el 8 de marzo de 2021 y las sanciona con entre 1 y 3 años de cárcel, multas de entre 50 y 200 días de salario mínimo y entre 25 y 100 días de trabajo comunitario.

Y la Ciudad de México fue la precursora de la prohibición de las terapias de conversión en territorio mexicano y las ilegalizó desde 2020, con penas que van de entre 3 y 5 años de prisión y entre 50 y 100 horas de trabajo comunitario.

A pesar de los avances, aún hay 22 estados en México que permiten esta práctica que atenta contra los derechos humanos fundamentales.

¿Qué es una terapia de conversión?

La terapia de conversión es cualquier terapia emocional o física utilizada para "curar" o "reparar" la atracción de una persona hacia el mismo sexo, o su identidad y expresión de género. Los proveedores afirman que estas terapias pueden convertir a alguien en heterosexual o "heterosexual". Pero no hay evidencia que respalde esto.

Los expertos señalan que el concepto básico no tiene sentido: las identidades LGBTIQ no son enfermedades y no se pueden "cambiar" mediante ninguna "terapia" psicológica o física. La Academia Americana de Psiquiatría del Niño y Adolescente dice que "no hay evidencia para apoyar la aplicación de cualquier 'intervención terapéutica' que opere bajo la premisa de que una orientación sexual específica, identidad de género y/o expresión de género es patológica", y las terapias de conversión carecen de evidencia científica, credibilidad y utilidad clínica.

¿Cómo es la terapia de conversión?

En esta práctica, las personas están expuestas a sensaciones dolorosas o incómodas como descargas eléctricas y medicamentos que causan náuseas o parálisis. Esto se hace con la esperanza de formar una asociación negativa con la atracción o la identidad de la persona para "corregirla”.

Los tratamientos pueden usar medicamentos como hormonas o esteroides, pero también hay algunos basados en la reafirmación de las creencias religiosas, en las que la homosexualidad y otras formas de expresión e identidad de género se consideran malvadas y pecaminosas, puede incluir oraciones, insultos, palizas, privación de alimentos y exorcismos.

¿Son siempre violentas?

No. Algunas son terapias de asesoramiento o psicoterapia en la que la persona conversa con un “terapeuta”. Pero hay otros tratamientos de conversión excesivamente violentos, en los que se utiliza la tortura, donde se incluye la llamada violación correctiva.

¿Funciona?

Los médicos han rechazado las prácticas de terapia de conversión como peligrosas y discriminatorias durante décadas. No solo no funciona, sino que también podría conducir a la depresión, la ansiedad, el uso de drogas y el suicidio.

La Asociación Estadounidense de Psiquiatría dice que los intentos de cambiar la orientación sexual de un individuo ocasionalmente pueden lograr cambios temporales en algunos individuos por períodos limitados, pero esos cambios a menudo van acompañados por ansiedad y otros síntomas. En otros individuos, no hay ningún cambio.

Fuentes: Homosensual, Equaldex, WebMd, BBC, OpenDemocracy.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Ni hombres ni mujeres: Estas 10 celebridades se declararon de género no binario