U.S. Markets close in 2 hrs 27 mins

La quita del IVA a alimentos generó una baja de precios de casi un punto

Francisco Jueguen

Las catorce categorías de alimentos de la canasta básica a la que el Gobierno decidió bajarle el IVA a 0% luego de la devaluación posterior a las PASO mostraron, en un mes, una baja de precios de casi un punto.

La información surge de un trabajo presentado ayer por la Secretaría de Comercio Interior que está fundamentado en precios oficiales de los supermercados (Precios Claros). Sin embargo, a un resultado similar llegó un relevamiento publicado por la consultora Ecolatina.

De acuerdo a la cartera que conduce Ignacio Werner, la baja de precios de estos alimentos -unos 2000 en un supermercado grande- fue, en promedio, de 0,9% en 30 días. Para Ecolatina, en tanto, fue de 0,8%. La consultora agregó, por otro lado, que la inflación promedio para los productos no que no recibieron estos beneficios fue de hasta 7,5% (en promedio ascendió a 5,2%).

Las categorías a las que le bajaron el impuesto, un 26 % del gasto de los hogares, fueron: pan, leche sachet y UAT, aceite girasol y mezcla, huevos, pastas secas, arroz, harinas de trigo, polenta, rebozador y pan rallado, yerba, mate cocido, té, conservas de frutas, hortalizas y legumbres, yogures y azúcar. Actualmente, ya se encuentran en 40.000 establecimientos de todo el país.

Los relevamientos de Comercio Interior indicaron que, antes de las PASO, el aumento de esta canasta había sido de 0,02% (del 1°al 11 de agosto pasado). Tras las primarias y la devaluación, los valores de los productos -el envío de nuevas listas de precios alimentos de la industria a los supermercados- en subieron 3% hasta el viernes 16 de agosto. Pero, tras el decreto para eliminar el IVA (en algunos productos del 21% y en otros de 10%), se produjo un retroceso de 3,8%. "La política de alivio para el bolsillo funcionó", dijo Werner en un encuentro con periodistas, donde destacó que cree que la reducción del impuesto ya absorbió la mayor parte del traslado a precios por el alza del dólar.

"Si bien el impacto de la medida fue positivo en las distintas cadenas de supermercados relevadas, no fue así para el canal tradicional, o sea, autoservicios y almacenes. En estos comercios no se observó una reducción en ninguno de los grupos relevados, lo cual implica que estos comercios aprovecharon el crédito fiscal para recomponer márgenes en un contexto de ventas muy deprimidas", alertaron en Ecolatina.