U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,076.60
    +58.83 (+1.46%)
     
  • Dow Jones

    34,086.04
    +368.95 (+1.09%)
     
  • Nasdaq

    11,584.55
    +190.74 (+1.67%)
     
  • Russell 2000

    1,931.94
    +46.22 (+2.45%)
     
  • Petróleo

    79.06
    +0.19 (+0.24%)
     
  • Oro

    1,943.10
    -2.20 (-0.11%)
     
  • Plata

    23.78
    -0.06 (-0.23%)
     
  • dólar/euro

    1.0866
    +0.0009 (+0.09%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5290
    -0.0220 (-0.62%)
     
  • dólar/libra

    1.2312
    -0.0042 (-0.34%)
     
  • yen/dólar

    130.0510
    -0.3070 (-0.24%)
     
  • BTC-USD

    23,125.60
    +332.80 (+1.46%)
     
  • CMC Crypto 200

    519.63
    +0.84 (+0.16%)
     
  • FTSE 100

    7,771.70
    -13.17 (-0.17%)
     
  • Nikkei 225

    27,327.11
    -106.29 (-0.39%)
     

Se recalentaron los tipos de cambio financieros y el blue: qué anticipa ahora el dólar futuro

En los últimos días, los dólares alternativos comenzaron a mostrar una mayor volatilidad. Hasta fin de de octubre, venían por detrás de la inflación, pero comenzaron a recuperar terreno y ya subieron casi 8% en noviembre, en tanto que el blue escaló un 10%, bastante por encima del minorista oficial, que avanzó alrededor del 5%. Muchos señalan que el dólar futuro es un termómetro de cómo evolucionará el mercado cambiario, por lo que cabe preguntarse cómo impacta en esa plaza esta dinámica.

Según describe Mauro Cognetta, Managing Partner de Global Focus Investments, la plaza del dólar futuro viene marcando una tendencia a la baja. "Hay muy poca volatilidad en el último tiempo y por eso la cobertura que está dando el instrumento es muy reducida", describe. El asesor financiero asegura que las tasas implícitas de esos contratos están cayendo desde septiembre, tras la implementación del dólar soja.

Dólar futuro: cómo está evolucionando esa plaza

En igual sentido, el economista Federico Glustein indica a iProfesional que "las tasas de futuro han ido bajando en el último tiempo" y atribuye esta dinámica, en parte, a que, por más que podría ser un verano caliente, no se ve una devaluación cercana".

Un elemento que ha sido clave en esta tendencia es que las operaciones de dólar futuro han ido bajando en volumen y esto está directamente relacionado con que ha cambiado la perspectiva desde llegada del nuevo gabinete económico.

De hecho, las tasas implícitas vienen bajando alrededor de un 0,5% en los contratos de corto plazo en el último mes, algo que ya venía sucediendo desde octubre. Y también se observa una caída de un tenor similar en las de más largo plazo, que en octubre habían registrado un alza. Estas tendencias permitieron disminuir la intervención del BCRA en esa plaza.

De hecho, desde el equipo de Research de BullMarket Brokers informan que "la posición del BCRA está ya debajo de los u$s2.000 millones de open interest" y explican que la demanda de contratos ha colapsado, principalmente, por dos motivos: por un lado, porque el riesgo de ajuste cambiario que se ha desvanecido y, por el otro, porque los importadores ya no usan estos contratos como cobertura porque con el sistema SIRA es difícil prever cuándo se concretará finalmente una operación de importación.

El mercado descarta una devaluación del peso a corto plazo,
El mercado descarta una devaluación del peso a corto plazo,

El mercado descarta una devaluación del peso a corto plazo.

"Prefieren colocar su dinero en plazo fijo, que iguala al dólar "A" 3500, o directamente comprar GD30, que es el nuevo dollar linked", indican. Y esto redunda en que mucha demanda de cobertura de importadores hoy se vaya hacia la compra de bonos soberanos con paridad del 25%, lo que está haciendo que suba el dólar contado con liquidación (CCL), con un mercado de futuros tranquilo en línea con el oficial.

Así, Glustein sostiene que se ve una tensión en los dólares alternativos por la tendencia de demanda de divisas que se observa habitualmente en el bimestre noviembre/diciembre. En ese sentido, resalta que "la suba de los alternativos juegan un papel importante, ya que la intensidad del mercado se juega en esa plaza", pero eso redunda en un menor incentivo para ir hacia el segmento de futuros.

En palabras de Ignacio Zorzoli, Director de Finanzas del Centro de Estudios Económicos Argentina XXI (CEEAXXI), lo que sucede es que, "a pesar de la fuerte suba de los dólares bursátiles, los contratos de futuros muestran estabilidad en el precio" y apunta que, si se observan las variaciones de precio de los contratos con vencimiento en noviembre y diciembre de este año, son muy leves a pesar de la tendencia opuesta que se pudo observar en el mercado bursátil.

Y es que, tal como sostiene el economista Christian Buteler, "la suba de precio de los dólares alternativos genera alguna presión devaluatoria sobre el tipo de cambio oficial en algún momento, pero lo que sucede es que el mercado ya ha probado una y mil veces que eso no se da".

Dólar vs. peso: el Gobierno no piensa devaluar

Se han sucedido muchas presiones devaluatorias sobre el oficial y el Gobierno ha logrado sobrellevarlas y evitar el salto cambiario. "A mi entender, ha demostrado que, si tiene que ajustar por precio o cantidad, lo va a hacer por la segunda opción", resume Buteler. Así, asegura que el equipo económico ha venido evidenciando esto a lo largo de los últimos tres años y no espera que eso cambie.

En consecuencia, Buteler explica que, si bien muchas veces sirve como termómetro de lo que vendrá en el mercado cambiario, "el dólar futuro es una herramienta más que necesaria para tomar cobertura y cerrar precio a futuro, pero no siempre significa que se esté esperando una devaluación".

El dólar soja podría reeditarse.
El dólar soja podría reeditarse.

El dólar soja podría reeditarse.

Un elemento que será clave en ese sentido, según los analistas de BullMarket, es lo que suceda con la dinámica de reservas del BCRA y señalan que en este sentido será clave el nuevo dólar soja que se anunció este viernes. "Sabemos que hay 11,7 millones de toneladas por vender, de las cuales 4,3 millones ya fueron entregadas y les falta fijar precio", aseguran.

De hecho, se espera que el nuevo tipo de cambio especial para los sojeros permita una liquidación de u$s3.000 millones o más durante diciembre. Esto mejorará la perspectiva para las reservas y puede servir para alejar aun más la expectativa devaluatoria a futuro, lo que garantizaría una mayor calma para los distintos tipos de cambio y acentuaría el comportamiento actual en el mercado de dólar futuro.