U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,070.56
    +10.13 (+0.25%)
     
  • Dow Jones

    33,978.08
    +28.67 (+0.08%)
     
  • Nasdaq

    11,621.71
    +109.30 (+0.95%)
     
  • Russell 2000

    1,911.46
    +8.39 (+0.44%)
     
  • Petróleo

    79.38
    -1.63 (-2.01%)
     
  • Oro

    1,927.60
    -2.40 (-0.12%)
     
  • Plata

    23.73
    -0.30 (-1.23%)
     
  • dólar/euro

    1.0874
    -0.0018 (-0.16%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5180
    +0.0250 (+0.72%)
     
  • dólar/libra

    1.2395
    -0.0012 (-0.10%)
     
  • yen/dólar

    129.8040
    -0.3490 (-0.27%)
     
  • BTC-USD

    23,163.54
    +219.43 (+0.96%)
     
  • CMC Crypto 200

    526.66
    +9.65 (+1.87%)
     
  • FTSE 100

    7,765.15
    +4.04 (+0.05%)
     
  • Nikkei 225

    27,382.56
    +19.81 (+0.07%)
     

Retrasada la deportación de abogado palestino-francés hasta una nueva vista en enero

Jerusalén, 6 dic (EFE).- Salah Hamouri, abogado palestino-francés en riesgo de deportación después de que Israel revocara su estatus de residente en Jerusalén Este y ordenara su expulsión a Francia, seguirá detenido en una prisión israelí hasta que se revise otra vez su caso en una nueva audiencia judicial el 1 de enero de 2023.

La Justicia israelí celebró hoy dos vistas para examinar la cancelación de su residencia en Jerusalén y la orden de deportación en su contra emitida por el Ministerio de Interior la semana pasada, sin tomar una decisión final al respecto. Ante ello, convocó una nueva audiencia "de revisión judicial" de su caso para principios de enero, según informó en un comunicado el grupo de apoyo a Hamouri.

La corte también estableció que el abogado siga encarcelado "hasta nuevo aviso" al ser "un recluso de alta seguridad", pese a que hace poco dejó de estar formalmente en arresto administrativo, régimen con el que Israel suele mantener en prisión a palestinos de forma indefinida, sin cargos formales ni juicio. Hamouri estuvo detenido en estas condiciones desde el pasado marzo.

Israel dice que el letrado -nacido y criado en Jerusalén- es un "agente" del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), grupo que considera terrorista, mientras que la defensa y Hamouri lo niegan y aseguran que no hay pruebas que demuestren tal acusación.

A su vez, miembros de la campaña de apoyo a Hamouri y ONG como Amnistía Internacional remarcan que la expulsión de Hamouri sería una medida "punitiva" y contraria a la ley internacional, ya que "constituiría una infracción grave del IV Convenio de Ginebra y un crimen de guerra".

Según alegan, el derecho internacional veta a la potencia ocupante -en este caso Israel- de expulsar o desplazar a personas nativas del lugar en contra de su voluntad, como es el caso de Hamouri, nacido y criado en Jerusalén Este, área bajo ocupación y anexión israelí.

Este abogado, que trabajaba para la asociación en defensa de los derechos de los presos palestinos Addameer, es de padre palestino y madre francesa, y por ello tiene ciudadanía de Francia.

Por su parte, el Estado francés defiende que "Hamouri debe poder llevar una vida normal en Jerusalén". En el pasado mostró su rechazo a la revocación de su residencia por parte de Israel.

Con todo, su caso pone de relieve la situación de la mayoría de palestinos de Jerusalén Este, donde pese a ser nativos de la urbe, no tienen ciudadanía, sino estatus de residencia.

Aún así, Israel les puede despojar de residencia bajo distintas alegaciones, ya sea por consideraciones de seguridad o si encuentra que un palestino ha vivido fuera de la urbe de manera prolongada.

En total, de en torno a 350.000 palestinos de Jerusalén Este, solo unos 20.000 tienen ciudadanía israelí. Pocos solicitan convertirse en ciudadanos. En la mayoría de casos implica un proceso burocrático complejo y unos dos tercios de las peticiones son rechazadas.

(c) Agencia EFE