U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,397.94
    -84.79 (-1.89%)
     
  • Dow Jones

    34,265.37
    -450.02 (-1.30%)
     
  • Nasdaq

    13,768.92
    -385.10 (-2.72%)
     
  • Russell 2000

    1,987.92
    -36.12 (-1.78%)
     
  • Petróleo

    86.29
    -0.61 (-0.70%)
     
  • Oro

    1,836.10
    -6.50 (-0.35%)
     
  • Plata

    24.34
    -0.37 (-1.50%)
     
  • dólar/euro

    1.1355
    +0.0037 (+0.33%)
     
  • Bono a 10 años

    1.7470
    -0.0860 (-4.69%)
     
  • dólar/libra

    1.3546
    -0.0055 (-0.40%)
     
  • yen/dólar

    113.6550
    -0.4450 (-0.39%)
     
  • BTC-USD

    36,375.79
    -4,669.64 (-11.38%)
     
  • CMC Crypto 200

    870.86
    +628.18 (+258.85%)
     
  • FTSE 100

    7,494.13
    -90.88 (-1.20%)
     
  • Nikkei 225

    27,522.26
    -250.67 (-0.90%)
     

River - Defensa y Justicia: Leonardo Ponzio, el león de las mil batallas, tuvo su noche de despedida con la gente de River

·5  min de lectura
Los hinchas de River ovacionaron a Leonardo Ponzio, en su última función como jugador de River como local, ante Defensa
LA NACION/Mauro Alfieri

El Monumental vivió una noche emotiva y especial. Con más de 60 mil espectadores presentes , el marco fue perfecto. Hubo euforia, emoción y nostalgia. La Subcomisión del Hincha preparó un recibimiento espectacular: tirantes rojos y blancos alusivos al 9 de diciembre de 2018 a pocos días del tercer aniversario, globos para homenajear a Leonardo Ponzio en su última función en Núñez y un telón impactante que se estrenó con las caricaturas de los grandes ídolos del club. La gente volvió a festejar el título del Torneo 2021 de la Liga Profesional, le demostró todo su cariño al histórico capitán y ovacionó una y otra vez a Marcelo Gallardo para pedir su continuidad. Pero lo que parecía una fiesta completa terminó aplacada por el presente en alza de Defensa y Justicia: le dio vuelta el partido, le ganó 3-2 y le quitó el invicto de 18 partidos.

En la previa se dio la primera despedida. Los hinchas corearon al presidente saliente Rodolfo D’Onofrio, quien salió a pisar por última vez el estadio. Luego, llegó el turno de la ovación para Ponzio durante los ejercicios competitivos: “Que de la mano de Leo Ponzio, todos la vuelta vamos a dar”, gritaron las cuatro tribunas del estadio. Además, clamaron por el DT con el ya clásico “Gallardo es de River, de River no se va” y en la popular se observaron dos banderas alusivas. “Gallardo #QuedateEnCasa” y “Muñeco, River es tu casa”, fueron los trapos que se colgaron.

Leo Ponzio ante Defensa y Justicia, en su último partido como local con la camiseta de River
Prensa River


Leo Ponzio ante Defensa y Justicia, en su último partido como local con la camiseta de River (Prensa River/)

El partido comenzó con viento favorable. A los 10 minutos, River llegó al 1-0 con una jugada que se construyó con paciencia e inteligencia. De derecha a izquierda, encontró el hueco para un gran centro de Milton Casco y una sorpresiva aparición en soledad de Enzo Fernández, quien con un certero cabezazo al segundo palo marcó su segundo gol en el club. Y a los 23 minutos volvió a llenarse de emoción el estadio: todos los presentes se pusieron de pie para ovacionar a Ponzio por su representativo número de camiseta a lo largo del ciclo. “Olé, olé, olé, olé, olá… a Leo Ponzio nunca lo vamos a olvidar”, fue el grito de guerra.

El ingreso de Ponzio

En el mientras tanto, el equipo del Muñeco tuvo tramos en los que confirmó por qué salió campeón con tres fechas de anticipación. Un equipo que no resigna nunca su intensidad pese al contexto, que asume riesgos constantes con las búsquedas de sus centrales adelantados para salir con pelota al pie y las proyecciones de sus laterales, que siempre tiene al arco rival como objetivo y que se deja el alma para presionar y recuperar la posesión.

River vs Defensa. 05/12/21
LA NACION/Mauro Alfieri


River vs Defensa. 05/12/21 (LA NACION/Mauro Alfieri/)

Es que durante grandes tramos del juego no hubo paridad posible. River jugó como si necesitara los tres puntos para salir campeón. Defensa se vio sorprendido e impactado por la intensidad, la precisión y la fluidez de su rival y solo pudo hilvanar una jugada de peligro en la primera parte: Franco Armani le tapó un mano a mano a Franco Pizzini a los 27 minutos del primer tiempo.

Pero el equipo de Gallardo no pudo transformar esa superioridad en el marcador. Pecó de ineficaz y lo pagó caro en una segunda parte totalmente diferente, con distracciones defensivas y un Halcón que reaccionó a tiempo. A los 18 minutos, Walter Bou estampó el 1-1 en una gran jugada colectiva y demostró que al conjunto de Sebastián Beccacece no se le puede regalar ni tiempo ni espacio porque sabe cómo ser peligroso e incisivo.

Lo mejor del partido

Y menos de 10 minutos después lo volvió a confirmar. En una salida larga de Bruno Zuculini a marcar en campo rival y le dio libertad a Pizzini para correr toda la cancha y asistir a Miguel Merentiel con todo a su merced para marcar el 2-1. Cuando parecía ser una sentencia para el partido, el Millonario sacó a relucir su temple y su carácter: dos minutos después, Braian Romero estampó el 2-2 para ponerse en partido. Frenesí puro entre dos equipos ofensivos y dinámicos.

Escena del partido que disputan River Plate y Defensa y justicia.
Mauro Alfieri


Escena del partido que disputan River Plate y Defensa y justicia. (Mauro Alfieri/)

Automáticamente, a falta de quince minutos, Gallardo hizo explotar al Monumental con el ingreso de Ponzio por Zuculini. Pero los últimos instantes del León en su hábitat no tuvieron el final más feliz: a los 41, en medio de ataques que iban y venían en los dos arcos, Defensa se llevó el triunfo con la aparición de Franco Paredes -jugador de River a préstamo en Florencio Varela- y una endeble respuesta de Armani.

La derrota fue un golpe inesperado para un equipo que desde agosto no perdía. Pero, más allá de eso, la gente se encargó de demostrar la trascendencia de un momento histórico y emotivo. No bien llegó el pitazo final, los hinchas respondieron al grito de “dale, campeón” y comenzaron una nueva y eterna ovación para Ponzio.

El gran capitán. El León de las mil batallas se retiró con una caminata lenta y sentida hacia el vestuario con todos sus compañeros detrás. A los 39 años, con 357 partidos, 10 goles y 16 títulos, el máximo campeón como jugador estiró su brazo, se tocó el corazón y se despidió aplaudiendo a sus fieles fanáticos. La historia ya está escrita. Y será siempre indeleble

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.