U.S. markets close in 3 hours 7 minutes
  • S&P 500

    3,666.22
    -27.01 (-0.73%)
     
  • Dow Jones

    29,354.49
    -235.92 (-0.80%)
     
  • Nasdaq

    10,840.85
    -27.08 (-0.25%)
     
  • Russell 2000

    1,658.59
    -21.00 (-1.25%)
     
  • Petróleo

    77.02
    -1.72 (-2.18%)
     
  • Oro

    1,635.20
    -20.40 (-1.23%)
     
  • Plata

    18.58
    -0.33 (-1.75%)
     
  • dólar/euro

    0.9625
    -0.0063 (-0.65%)
     
  • Bono a 10 años

    3.8530
    +0.1560 (+4.22%)
     
  • dólar/libra

    1.0697
    -0.0160 (-1.47%)
     
  • yen/dólar

    144.5500
    +1.2300 (+0.86%)
     
  • BTC-USD

    19,082.82
    +43.47 (+0.23%)
     
  • CMC Crypto 200

    437.88
    +4.78 (+1.10%)
     
  • FTSE 100

    7,020.95
    +2.35 (+0.03%)
     
  • Nikkei 225

    26,431.55
    -722.28 (-2.66%)
     

Batakis viaja a Washington y se reunirá con Georgieva, Lipton y verá a inversores

·4  min de lectura
La ministra de Economía, Silvina Batakis, saliendo de Casa Rosada
La ministra de Economía, Silvina Batakis, saliendo de Casa Rosada - Créditos: @Enrique García Medina

WASHINGTON.- En medio de la crisis, la ministra de Economía, Silvina Batakis, aterrizará el domingo en Washington para reunirse con altos funcionarios del Departamento del Tesoro, la directora Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, el staff del Fondo y el Banco Mundial, inversores y analistas de Wall Street y empresarios y ejecutivos de empresas norteamericanas, una agenda intensa de dos días que le servirá como carta de presentación en Estados Unidos en el momento más delicado de la gestión del Presidente Alberto Fernández.

Georgieva recibirá a Batakis el lunes en el Fondo, confirmó a LA NACION el embajador argentino, Jorge Argüello. Ese mismo día se reunirá con el staff del organismo, y tiene previsto ver en el Tesoro a David Lipton, un hombre clave que conoce muy bien la economía argentina. También será recibida en el Banco Mundial por el director Gerente de Operaciones, Axel Van Trotsenburg. Al día siguiente, Batakis tendrá un desayuno con inversores y analistas de Wall Street, y un encuentro en la Cámara de Comercio para tener una ronda con empresas inversoras en la Argentina, además de bilaterales con directivos de Google, Chevron, Amazon y General Motors.

Batakis tendrá su presentación en Estados Unidos en un momento crítico para la economía argentina. La misma peligrosa sensación que sugirieron empresarios, gremialistas e incluso adentro de Casa Rosada –que el principal problema de la economía es la política– empieza a permear entre los nuevos inquilinos del Ministerio de Economía. La necesidad de consensuar una dirección dentro de un espacio político tan fracturado como lo es el Frente de Todos genera parálisis de gestión, primero, y –según cuentan– algunos roces después.

“El panorama la preocupa” , cuentan a LA NACION cerca de la jefa del Palacio de Hacienda. Batakis se enfrenta con tres desafíos: que se entienda la profundidad de la crisis –algo que quedó al descubierto con el cimbronazo cambiario–, la necesidad de accionar rápido y, el requerimiento de que las iniciativas que tomen esté dentro de un marco de acuerdo político. En definitiva, estas últimas dos cuestiones tienen un espacio para la contradicción. La velocidad –y profundidad– de la gestión chocan con las internas que Batakis sabe existen adentro del Gobierno.

“Hay una necesidad de salir por arriba”, explican sobre el fundamento de no chocar contra ninguna facción, algo que clausuró la capacidad de gestión de su antecesor, Martín Guzmán. Curiosamente, el nombre del exministro fue duramente cuestionado por fuentes políticas dentro de Casa Rosada en los últimos días. Sin embargo, Economía señaló que en el segundo semestre, se habría cumplido con las metas con el FMI. “Es el ABC de la comunicación política”, deslizaron cerca del académico platense.

Batakis viajará a Washington pese a la suspensión –por covid positivo– del encuentro bilateral entre el presidente Alberto Fernández y su par estadounidense, Joe Biden. En el Ministerio de Economía no confirmaban el anuncio de medidas antes de su partida, pero algunos de sus funcionarios estaban en guardia pasiva el domingo. La ministra viaja el sábado por la noche con una única acompañante, la secretaria de Política Económica, Karina Angeletti.

Hoy, la ministra se reunió con el Presidente y con Miguel Pesce, titular del Banco Central (BCRA) para analizar la coyuntura. En los pasillos del Palacio de Hacienda corrieron algunas versiones de primeros desencuentros entre Batakis y Pesce. En el BCRA negaron chispazos e incluso recordaron que, en conjunto, desmintieron ayer la información de un supuesto “dólar agro” -hoy lo negaron nuevamente- que deslizaban otros actores dentro del propio Gobierno.

Pese a la desmentida de las dos cabezas del equipo económico, esa versión no se apaga. Cerca de Pesce argumentan que una baja de retenciones –aunque fuera temporal– afectaría principalmente al Tesoro, que maneja Batakis al restarle ingresos. Indirectamente, golpearía también al BCRA, por los requerimientos por mayor emisión monetaria, hoy al límite. Un dólar MEP –como el turista– para el agro no mejoraría el nivel de reservas. Cerca de Pesce confían (ver aparte) en que los requerimientos de menos dólares a partir de septiembre mejorará la situación. Los voceros internos que impulsaban las versiones de incentivos para el agro afirmaban que era Batakis la que tenía esa opción bajo análisis.

Pesce había tenido cortocircuitos con Guzmán, particularmente por la tasa (”negativa”) que el ex ministro ofrecía al mercado, algo que lo obligaba a pedirle más pesos al BCRA, que ya luce un balance complicado, para tapar el déficit.

Batakis también estuvo ayer con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y con el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, ajustando la agenda que Batakis tendrá en la capital estadounidense.

La Argentina ya había logrado un cambio en las metas trimestrales cuando el board del Fondo analizó –y aprobó– los objetivos hasta fines de marzo. Desde ese momento, la crisis económica se agudizó. La ministra había ratificado su intención de cumplir con las metas anuales, algo que en el mercado consideran ya imposible. Con esa realidad y la presión del kirchnerismo duro se descuenta que pedirá más cambios en el programa.

“Hay que ordenar los números”, dicen cerca de Batakis, pero hacen equilibrio. “No es una traidora del peronismo”, dicen y cierran: “Después de eso, va a trabajar por más salario y mayor producción”.