U.S. Markets close in 4 hrs 3 mins

Los 'Socceroos' se van con orgullo y con el futuro de Arnold en el aire

Doha, 4 dic (EFE).- La selección de Argentina, liderada una vez más por Leo Messi, acabó con el sueño de hadas de Australia en el Mundial de Qatar, del que se despiden los 'Socceroos' orgullosos, unánimemente elogiados, y a los que se les abre un periodo de reflexión sobre el futuro del técnico Graham Arnold.

Haber vuelto a unos octavos de final dieciséis años después, en este caso tras dejar en la cuneta a un equipo como Dinamarca y ser tan solo superado por Francia, y llegar con opciones hasta el último minuto ante Argentina, ha sido todo un logro para el cuadro 'aussie', que tiene que luchar por crecer en un país en el que el fútbol no es ni de lejos el deporte rey.

En Qatar 2022 Australia, al imponerse a Túnez, logró su primera victoria en doce años en una Copa del Mundo; el 1-0 fue la primera portería a cero en 48; ganó por primera vez a una selección instalada en el 'top 10' del ránking (Dinamarca); Mathew Rayan y Mathew Leckie batieron el récord de partidos en una fase final con diez, al superar a Mark Bresciano y Tim Cahill; y Garnag Kuol se convirtió en el más joven en disputar un partido de eliminatoria desde Pele.

Son algunos hitos de este equipo que debido a la pandemia de la Covid-19 tuvo que disputar buena parte de sus partidos de clasificación para el Mundial lejos de casa y que tuvo que disputar dos repescas, una asiática, ante Emiratos Árabes Unidos, y otra intercontinental, ante Perú, ambas en el estadio Ahmad Bin Ali catarí, donde acabó cediendo ante el influjo de Messi y compañía.

“Este equipo de Socceroos dirigido por Graham Arnold ha representado a Australia y al fútbol australiano de manera impecable en Catar", ha asegurado el presidente de la Federación Australiana, Chris Nikou.

“El camino hacia la clasificación para la Copa Mundial de la FIFA de este año fue un desafío para los Socceroos, pero en el escenario más importante del fútbol mundial los Socceroos demostraron el espíritu de lucha y la determinación australianos, reconocidos mundialmente, para igualarlos a los mejores. Increíblemente orgulloso", apuntó.

“Australia es una nación futbolística y la forma en que este equipo de Socceroos se ha comportado tanto dentro como fuera de la cancha atraerá a nuevas personas al deporte e inspirará a las futuras generaciones de Socceroos”, agregó Nikou.

James Johnson, director ejecutivo, puntualizó que la selección demostró que pueden competir en el escenario mundial. Ahora usaremos esta plataforma para seguir avanzando y crecer como nación futbolística, con el desarrollo de jugadores en el centro de esto. Una vez más, el mundo se ha fijado en el fútbol australiano y nuestros esfuerzos en Doha quedarán para siempre en la narrativa del fútbol mundial".

“La actuación de nuestros Socceroos en Catar, que continuará con una Copa Mundial Femenina en casa en julio y agosto del próximo año, además de los Juegos Olímpicos de Brisbane 2032, inspirará a más personas de todas las edades y orígenes a venir a un deporte universal crear un legado para el deporte en Australia para las generaciones venideras”, señaló Johnson, quien felicitó a los jugadores y a Graham Arnold por haber "enorgullecido" al país.

Precisamente el futuro del técnico es una de las grandes incógnitas. Llegó al cargo en 2018 para suceder a un entrenador muy querido como Ange Postecoglou. Era su segunda etapa tras un periodo de interinidad entre 2006 y 2007, en la que no tuvo éxito. No se libró de grandes críticas durante la fase clasificatoria. Incluso se pidió su salida hace meses.

En cambio, el exintenacional ha sabido conducir a este grupo a unas cotas absolutamente inesperadas y con el aval de la buena actuación hizo una petición pública al gobierno australiano de incrementar la dotación económica y de medios para que los 'Socceroos' tengan una casa en la que se pueda trabajar con la cantera y con los profesionales.

Su contrato sobre el papel terminaba con el Mundial, pero los dirigentes federativos, satisfechos por su labor, podrían ofrecerle la renovación próximamente, aunque podría rechazarla: "Mi contrato terminó y solo quiero irme, tener unas vacaciones, tomar un descanso y ver qué sucede". Todo está en el aire en estos momentos hasta que haya un periodo de reflexión por todas las partes.

José Antonio Pascual

(c) Agencia EFE