Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,304.72
    +36.88 (+0.70%)
     
  • Dow Jones

    39,069.59
    +4.33 (+0.01%)
     
  • Nasdaq

    16,920.79
    +184.76 (+1.10%)
     
  • Russell 2000

    2,069.67
    +21.26 (+1.04%)
     
  • Petróleo

    77.80
    +0.93 (+1.21%)
     
  • Oro

    2,335.20
    -2.00 (-0.09%)
     
  • Plata

    30.54
    +0.09 (+0.28%)
     
  • dólar/euro

    1.0850
    +0.0032 (+0.29%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4670
    -0.0080 (-0.18%)
     
  • dólar/libra

    1.2739
    +0.0041 (+0.32%)
     
  • yen/dólar

    156.9430
    +0.0050 (+0.00%)
     
  • Bitcoin USD

    68,746.04
    +957.66 (+1.41%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,437.97
    -30.13 (-2.05%)
     
  • FTSE 100

    8,317.59
    -21.64 (-0.26%)
     
  • Nikkei 225

    38,646.11
    -457.11 (-1.17%)
     

Thermonator, el perro robot lanzallamas que puede ser legalmente tuyo por menos de US$10.000

Thermonator, el primer "perro robot lanzallamas", es completamente legal en 48 estados de EE UU.

Thermonator (Throwflame)
Thermonator (Throwflame)

Si crees que Estados Unidos es un lugar inseguro y peligroso, tenemos malas noticias para ti: a partir de esta semana, los residentes del país, a excepción de los de Maryland y California, pueden comprar legalmente en Internet un perro robot lanzallamas por menos de 10.000 dólares.

Según informa Ars Technica, Thermonator, el perro robot lanzallamas en cuestión, ha sido irónicamente bautizado así como homenaje a Terminator, otro robot mundialmente famoso que formó parte de la revolución robótica que más o menos aniquiló a la humanidad. El hecho de que el último vídeo de demostración esté ambientado con la canción Destroyer of Worlds Oppenheimer Remix, de Aaron Hibell, no hace sino añadir una capa extra de ironía al asunto.

Pero aquí estamos, viviendo en un mundo en el que los perros-robot no sólo se valoran por sus atributos utilitarios, sino también por su capacidad para lanzar llamas.

PUBLICIDAD

Thermonator se presentó al mundo el verano pasado y su fabricante, Throwflame, dijo que estaría disponible para la venta a finales de año, convirtiéndose así en el primer perro-robot lanzallamas del mundo. Throwflame, con sede en Ohio, afirma ser el fabricante de lanzallamas más antiguo de Estados Unidos, y Thermonator es su quinto producto hasta la fecha.

Técnicamente, es el cuarto, pero con modificaciones. El lanzallamas ARC, llamado así porque utiliza un encendido por arco de plasma para lanzar llamas a distancias de hasta 9 metros, está ahora montado en un perro robot, probablemente una versión del robot Unitree Go2 de la misma empresa.

Si los compras por separado, te puedes gastar como mucho 3.000 dólares, pero Throwflame los ha agrupado y les ha puesto un precio de 9.420 dólares. Lo bueno es que los gastos de envío son gratuitos.

La lista de características del Thermonator incluye navegación en primera persona (FPV) mediante una cámara a bordo, cartografía LiDAR, encendido ARC instantáneo y puntería láser. Integra conectividad WiFi y Bluetooth para que pueda manejarse a distancia a través de la app de la compañía. Sí, todo esto permite al propietario utilizar su smartphone para ello.

Thermonator también incluye un sistema para evitar obstáculos y una batería de una hora de duración. Esto último puede parecer poco, pero estamos hablando de un perro-robot que dispara llamas. Quizás incluso sea demasiada autonomía para algo tan destructivo. No en vano, en una hora pueden suceder muchas cosas catastróficas.

Hablando de lo que puede pasar, Throwflame dice que, aunque el Thermonator está "preparado para todo", está diseñado para cosas como la gestión agrícola, la conservación ecológica, el control y la prevención de incendios forestales, la retirada de nieve y hielo, y el entretenimiento y los efectos especiales.

Thermonator (Throwflame)
Thermonator (Throwflame)

Si se le darán otros usos más estúpidos y destructivos, es una buena conjetura - y probablemente tengas razón si piensas que la respuesta es "sí". Los lanzallamas no están regulados legalmente en Estados Unidos, con restricciones que sólo se aplican en dos estados. Pero no se puede negar el daño que pueden hacer si caen en las manos equivocadas con algo menos de 10.000 dólares en efectivo.