U.S. markets closed
  • F S&P 500

    3,593.00
    +17.00 (+0.48%)
     
  • F Dow Jones

    29,720.00
    +174.00 (+0.59%)
     
  • F Nasdaq

    11,953.50
    +48.25 (+0.41%)
     
  • RTY=F

    1,832.30
    +15.20 (+0.84%)
     
  • Petróleo

    43.13
    +0.07 (+0.16%)
     
  • Oro

    1,830.80
    -7.00 (-0.38%)
     
  • Plata

    23.57
    -0.06 (-0.27%)
     
  • dólar/euro

    1.1850
    +0.0004 (+0.04%)
     
  • Bono a 10 años

    0.8570
    +0.0280 (+3.38%)
     
  • Volatilidad

    22.66
    -1.04 (-4.39%)
     
  • dólar/libra

    1.3335
    +0.0013 (+0.10%)
     
  • yen/dólar

    104.5050
    +0.0170 (+0.02%)
     
  • BTC-USD

    18,376.76
    +117.02 (+0.64%)
     
  • CMC Crypto 200

    368.01
    +6.58 (+1.82%)
     
  • FTSE 100

    6,333.84
    -17.61 (-0.28%)
     
  • Nikkei 225

    26,167.23
    +639.86 (+2.51%)
     

Café pendiente, la iniciativa para alegrar el día a los más afectados por la crisis

Jaime Quirós
·4  min de lectura

Desde la llegada de la pandemia del coronavirus, la demanda de ayuda alimentaria ha aumentado considerablemente. Además de la crisis sanitaria, las largas colas de personas que acuden a los bancos de alimentos muestran las imágenes más devastadoras que ha dejado la crisis del coronavirus.

Muchas veces los gestos más sencillos pueden ser los más efectivos. Como la iniciativa ‘Café Pendiente’, que surgió en Italia del impulso de ayudar a los demás y del simple gesto de dejar pagado un café para que aquellos que no se lo pudieran permitir acudieran a tomárselo.

Julia Iniesta ha retomado esta iniciativa en Alcalá de Henares, Madrid, donde conecta a personas que necesitan ayuda con personas que quieren ofrecerla. Las segundas pagan por adelantado un café, una barra de pan o cualquier producto disponible en un establecimiento y quienes no tienen recursos pueden acudir a recogerlo. En una pizarra visible al público se apunta lo que se va dejando pendiente y cualquiera que quiera aportar o necesite ayuda, puede verlo.

La iniciativa ‘Café Pendiente’ ha ido ganando fuerza en todo el mundo y también se puede ver en países de Latinoamérica, como México, Argentina, Chile o Puerto Rico.

La iniciativa ‘Café Pendiente’ promueve el simple gesto de dejar pagado un café en el bar para que aquellos que no se lo pudieran permitir acudan a tomárselo. (Photo by Thierry Monasse/Getty Images)
La iniciativa ‘Café Pendiente’ promueve el simple gesto de dejar pagado un café en el bar para que aquellos que no se lo pudieran permitir acudan a tomárselo. (Photo by Thierry Monasse/Getty Images)

La idea es crear una pequeña red por barrio de comercios donde las personas que más lo necesitan puedan acercarse y preguntar: ¿hay algo pendiente? El sistema que Julia ha puesto en marcha conecta y coordina a la gente y utiliza las redes sociales para compartir sus historias. En resumidas cuentas, su labor es hacer de conexión y crear esa red de pequeños donantes y comercios. “Yo soy una plataforma entre la gente que quiere ayudar y gente que necesita ayuda. Intento conectarlos para que se localicen. Nada más. Ni soy asociación, ni soy ONG, ni nada. Soy una vecina más", dice.

Cualquier gesto puede ser de ayuda

Desde la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) prevén que este año harán frente a un aumento del 25% en la demanda. Si el pasado año prestaron asistencia a 1,1 millones de personas desfavorecidas, calculan que en pocos meses la pandemia habrá dejado hasta un millón y medio. Por eso lanzaron ya en abril una Operación Kilo Covid19 que, solo en Madrid, logró reunir 1,3 millones de kilos de productos de primera necesidad.

Siempre hay opciones para ayudar y la tecnología acompaña. Un grupo de jóvenes de Barcelona y Madrid, en colaboración con FESBAL, pusieron en marcha la campaña solidaria #aporelmillon para recaudar un millón de euros para los 54 Bancos de Alimentos que hay en España a través de la plataforma de crowdfunding iHelp. En la misma línea surgió el proyecto Encantado de Comerte (EdC) para luchar contra el desperdicio de alimentos y apoyar al comercio de proximidad.

Café Pendiente también promueve los bizums de ayuda. "Hay muchísimos carniceros y pescaderos que cobran por bizum y te hacen el servicio solidario. Solo hay que mandar la cantidad al comercio y ellos llevan la compra que otro ha pagado a la casa del que lo necesita”, explica Julia. Las redes sociales y las nuevas tecnologías rompen muchas barreras y se trata de dar facilidades.

Las redes también pueden ser una buena herramienta para concienciar a la gente sobre lo que está pasando: “es el arma que uso”, asegura Julia. Ella utiliza sobre todo Facebook, pero también Instagram, Twitter y la página web de la iniciativa, que puso en marcha en 2018 después de que un día de invierno se encontrara con una señora mayor aprovechando una taza de café olvidada en una terraza.

El café es una bebida social. Cuando preguntamos “¿tomamos un café?”, en realidad buscamos una excusa para relacionarnos y compartir tiempo. De hecho, muchas veces prescindimos de la bebida en sí. El momento del café nos aproxima y Café Pendiente hace su parte con aquellos que no cuentan con los medios para hacerlo.

También te puede interesar:

VIDEO | De los balcones de Nápoles suben y bajan las cestas de la solidaridad

Laotracaradelamoneda

IDNET Noticias