Anuncios
U.S. markets close in 4 hours 36 minutes
  • S&P 500

    5,130.90
    -6.18 (-0.12%)
     
  • Dow Jones

    38,958.98
    -128.40 (-0.33%)
     
  • Nasdaq

    16,238.73
    -36.21 (-0.22%)
     
  • Russell 2000

    2,084.28
    +7.88 (+0.38%)
     
  • Petróleo

    79.28
    -0.69 (-0.86%)
     
  • Oro

    2,124.40
    +28.70 (+1.37%)
     
  • Plata

    24.00
    +0.63 (+2.70%)
     
  • dólar/euro

    1.0865
    +0.0026 (+0.24%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2210
    +0.0410 (+0.98%)
     
  • dólar/libra

    1.2698
    +0.0042 (+0.34%)
     
  • yen/dólar

    150.4660
    +0.4020 (+0.27%)
     
  • Bitcoin USD

    66,559.68
    +4,256.49 (+6.83%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,638.31
    -44.19 (-0.58%)
     
  • Nikkei 225

    40,109.23
    +198.43 (+0.50%)
     

Trabas a importados: General Motors vuelve a parar por falta de piezas y siguen las dificultades para automotrices

A menos de dos meses de sufrido un parate por complicaciones para hacerse con piezas provenientes del exterior, General Motors volvió a establecer un freno a su producción por el desabastecimiento de insumos importados. Este nuevo inconveniente no hace más que reflejar las dificultades que atraviesan las automotrices en general para proveerse de aquellos materiales que les permiten la actividad productiva. El parate establecido por General Motors comprende a la planta de Alvear, en la provincia de Santa Fe, y la medida se extenderá hasta el próximo lunes. El sector de las automotrices sigue golpeado por las restricciones existentes para el acceso al dólar. Dichas limitaciones impiden cumplir en tiempo y forma con los proveedores externos de estas empresas.

En las instalaciones de Alvear la compañía de origen estadounidense produce los modelos Tracker y Cruze. Las autopartes y accesorios en falta provienen de países asiáticos.

Fuentes ligadas a General Motors indicaron a iProfesional que la suspensión de actividades de este este jueves es por "motivo de una demora en la entrega de material de algunos proveedores afectados por la falta de pagos".

"Se espera el reinicio de actividades de su planta en Alvear el próximo lunes 11 de diciembre", indicaron las mismas voces.

Antecedentes de afectación por la misma causa

La situación que atraviesa la firma es similar a la padecida a principios de octubre, momento en que General Motors interrumpió turnos de trabajo por falta de piezas.

A la par de los inconvenientes para ingresar insumos desde el exterior, las compañías del sector automotriz padecen la imposibilidad de realizar pagos fuera del país a raíz de las limitaciones para hacerse con dólares.

Las automotrices vienen activando paradas de planta para compensar la falta de insumos.
Las automotrices vienen activando paradas de planta para compensar la falta de insumos.

Las automotrices vienen activando paradas de planta para compensar la falta de insumos.

Precisamente ese aspecto es el que viene complicando fuertemente el funcionamiento de las compañías que dependen de piezas o materiales importados. La demora en dichos pagos ha redundado en la decisión de numerosos proveedores de acotar la entrega de los insumos de los que dependen amplios sectores industriales de la Argentina.

Previo a esta decisión de General Motors, y el parate de octubre establecido por la misma firma, a fines de agosto la producción de "pick ups" de Nissan y Renault Alaskan que se fabrican en la planta de Santa Isabel, en la ciudad de Córdoba, también entró en fase de parálisis. Si bien el freno se extendió por el lapso de una jornada, la decisión volvió a poner en evidencia las dificultades que atraviesan las automotrices.

En concreto, las compañías frenaron líneas de producción a raíz del faltante de piezas y autopartes. Las empresas sufrieron complicaciones graves para importar accesorios basados en distintos tipos de vidrios.

Las trabas también impactan en otros sectores

A la par de las complicaciones que atraviesan las automotrices, el sector de la salud aparece como otro de los nichos fuertemente impactados por las trabas a los importados y el cepo vigente para el acceso al dólar.

Así lo exponen sendas organizaciones del sector, que recientemente destacaron la falta de insumos clave para la concreción de tratamientos cardiológicos, la ausencia de materiales para la realización de sesiones de diálisis y la falta de reactivos para los análisis bioquímicos.

Desde el Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (CACI) se indicó que se enfrentan "serias dificultades ante la grave crisis económica en la disponibilidad de insumos tanto para diagnósticos y tratamientos de patologías agudas (infarto, ACV, oclusiones de arterias de miembros inferiores, y otros), no solo en los grandes centros sino en el interior del país".

El sector padece la falta de reactivos para análisis y estudios.
El sector padece la falta de reactivos para análisis y estudios.

El sector padece la falta de insumos para cirugías y reactivos para análisis y estudios.

"Es indudable que la disponibilidad de insumos conspira contra la calidad de la prestación. Es imperioso poder contar con medios de contraste para la realización de estudios diagnósticos así como con aquellos elementos medulares para la realización de una angioplastia o una cirugía cardiovascular de by-pass y la totalidad de las pruebas diagnósticas empleadas en cardiología", agregó la institución a través de un comunicado.

En sintonía con esta posición, la Confederación de Asociaciones de Diálisis de la República Argentina (CADRA) también dio cuenta de un crack en su stock de sales y cloruros para los tratamientos que brindan sus profesionales. La organización señaló faltantes de jeringas, cateters y líquidos peritoneales.