Anuncios
U.S. markets close in 4 hours 28 minutes
  • S&P 500

    5,467.07
    -88.67 (-1.60%)
     
  • Dow Jones

    40,008.27
    -349.82 (-0.87%)
     
  • Nasdaq

    17,550.37
    -446.98 (-2.48%)
     
  • Russell 2000

    2,233.34
    -9.93 (-0.44%)
     
  • Petróleo

    77.57
    +0.61 (+0.79%)
     
  • Oro

    2,426.30
    +19.00 (+0.79%)
     
  • Plata

    29.51
    +0.18 (+0.61%)
     
  • dólar/euro

    1.0860
    +0.0002 (+0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2140
    -0.0250 (-0.59%)
     
  • dólar/libra

    1.2925
    +0.0016 (+0.13%)
     
  • yen/dólar

    153.3160
    -2.2330 (-1.44%)
     
  • Bitcoin USD

    66,397.09
    -155.91 (-0.23%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,370.55
    +4.65 (+0.34%)
     
  • FTSE 100

    8,153.60
    -13.77 (-0.17%)
     
  • Nikkei 225

    39,154.85
    -439.54 (-1.11%)
     

Gran Turismo: De Jugador a Corredor no tenía derecho a ser una película tan entretenida y emocionante

Gran Turismo: De Jugador a Corredor no tenía derecho a ser una película tan entretenida y emocionante
Gran Turismo: De Jugador a Corredor no tenía derecho a ser una película tan entretenida y emocionante

Gran Turismo: De Jugador a Corredor no tenía derecho a ser una película tan entretenida y emocionante. PlayStation Productions pudo tomar la salida más fácil y entregar una cinta de acción con rostros jóvenes y populares para llamar la atención con el póster promocional y llenar la producción de persecuciones con los autos más costosos del momento. En cambio, retrata un drama basado en la vida real sobre el ascenso como piloto profesional de Jann Mardenborough, un chico que ganó un concurso publicitario para probar que pertenece al mundo del automovilismo. Gran Turismo: De Jugador a Corredor es un testimonio del poder de la determinación, la habilidad y la creencia inquebrantable en uno mismo y, sin duda, una de las sorpresas del verano.

La película se proyecta como un drama deportivo ligero, una producción que sobresale gracias a una narración ágil que entrelaza las diferentes etapas del ascenso de Jann (Archie Madekwe). Primero, la trama se concentra en la frustración que seguramente muchos hemos vivido porque nos han dicho hasta el cansancio “los videojuegos no te van a dejar nada de provecho”. Esto cambia rápidamente, cuando el protagonista gana el GT Academy organizado por Danny Moore (Orlando Bloom), lo que le da la oportunidad de seguir sus sueños y vivir como un conductor profesional. Naturalmente, sus padres se oponen, y después debe convencer a su entrenador, Jack Salter (David Harbour) de que tiene talento y está dispuesto a trabajar y dedicarse por completo al automovilismo. De esta forma, el argumento se concentra en las dificultades de convertirse en un corredor profesional.

Naturalmente, las mejores partes de la cinta son a nivel del asfalto. La narrativa sabe llevar con emoción los matices de una competencia automotora, gracias a una combinación de cortes rápidos que elevan la adrenalina con cada rebase. No te miento, toda la sala de cine liberaba gritos de genuina emoción cada vez que Jann terminaba una carrera.

¡Buen trabajo, gamers!
¡Buen trabajo, gamers!

Indudablemente, Gran Turismo: De Jugador a Corredor nos remota a clásicos como El último guerrero (The Last Starfighter), una obra de culto que juega con la idea de que las habilidades adquiridas en un videojuego pueden emplearse en una función práctica en la vida real. Además, me recordó la novela Armada de Ernest Cline (Ready Player One) que, básicamente, sigue la misma premisa.

PUBLICIDAD

Sin embargo, la cinta cae en precipicios autoexcavados. El tema recurrente de la producción es que Jann es un paria, es decir, un gamer. Dicha palabra es repetida en ocasiones y cada vez da pena ajena porque implica regresar a los estereotipos de hace décadas que ya deberían superar los productores, guionistas y demás gente del espectáculo. Además, es lamentable que termine siendo predecible y caiga constantemente en todos los clichés: rivalidades escolares, interés amoroso, la necesidad de probar lo contrario y hasta la tragedia que el protagonista deberá superar.

Por supuesto, también sufre por su alta dosis de complacencia corporativa, pues está plagada de anuncios de Sony y PlayStation; hasta visitan las oficinas del Polyphony Digital. Me resultó totalmente cómico que el inicio sea idéntico al de Top Gun, infame por ser propaganda de reclutamiento militar.

¿Pero esto lo hace una película mala? Al contrario, lo que hace es presionar la secuencia correcta de botones; el guion de Jason Hall (American Sniper) y Zach Bayloin (King Richard), junto con la dirección de Neil Boomklamp (District 9, Elysium) entregan una experiencia memorable que construye un sentimiento de anticipación con cada carrera y la libera de manera explosiva y gratificante cuando Jann rebasa a sus oponentes y termina las carreras.

Gran Turismo: De Jugador a Corredor emerge como canto de un triunfo al espíritu humano indomable, la búsqueda de la excelencia y la identidad personal, a pesar de caer en clichés y de que, en momentos, dé pena ajena. Es una película gratificante y emocionante; ampliamente recomendada. Gran Turismo: De Jugador a Corredor se estrena el 24 de agosto.

Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / YouTube / Instagram / Noticias / Discord /Telegram / Google News