U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,070.56
    +10.13 (+0.25%)
     
  • Dow Jones

    33,978.08
    +28.68 (+0.08%)
     
  • Nasdaq

    11,621.71
    +109.31 (+0.95%)
     
  • Russell 2000

    1,911.46
    +8.40 (+0.44%)
     
  • Petróleo

    79.38
    -1.63 (-2.01%)
     
  • Oro

    1,927.60
    -2.40 (-0.12%)
     
  • Plata

    23.73
    -0.30 (-1.23%)
     
  • dólar/euro

    1.0871
    -0.0021 (-0.20%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5180
    +0.0250 (+0.72%)
     
  • dólar/libra

    1.2399
    -0.0008 (-0.06%)
     
  • yen/dólar

    129.8000
    -0.3530 (-0.27%)
     
  • BTC-USD

    23,675.00
    +677.09 (+2.94%)
     
  • CMC Crypto 200

    526.66
    +9.65 (+1.87%)
     
  • FTSE 100

    7,765.15
    +4.04 (+0.05%)
     
  • Nikkei 225

    27,382.56
    +19.76 (+0.07%)
     

Una carta bomba hiere a una persona en la embajada de Ucrania en Madrid, Kiev refuerza la seguridad

Explosión en la embajada de Ucrania en Madrid

MADRID/KIEV, 1 dic (Reuters) -La policía española está examinando una posible relación entre dos cartas bomba enviadas al embajador ucraniano en Madrid y a una empresa de armas que fabrica lanzacohetes donados a Kiev, según confirmó el miércoles en un comunicado.

En el primer incidente, un agente de seguridad de la embajada ucraniana en Madrid resultó herido al abrir una carta bomba dirigida al embajador, lo que llevó a Kiev a reforzar la seguridad en todas sus oficinas de representación en el extranjero.

La carta, que llegó por correo ordinario y no fue escaneada, causó "una herida muy pequeña" en un dedo cuando el agente la abrió en el jardín de la embajada, según explicó Mercedes González, delegada en la Comunidad de Madrid del Gobierno español, a la cadena Telemadrid.

El embajador Serhii Pohoreltsev declaró al sitio de noticias ucraniano European Pravda que el paquete sospechoso dirigido a él fue entregado al comandante de la embajada, un empleado ucraniano.

"El paquete contenía una caja que despertó las sospechas del comandante, que decidió sacarla fuera —sin nadie en las inmediaciones— y abrirla", dijo Pohoreltsev.

"Tras abrir la caja y escuchar el clic que siguió, la arrojó y luego oyó la explosión (...). A pesar de no sostener la caja en el momento de la explosión, el comandante se hirió las manos y se dio un golpe".

Horas más tarde, una empresa de armas de Zaragoza, al noreste de España, recibió un paquete similar, según confirmó la policía.

La delegada del Gobierno en Zaragoza, Rosa Serrano, dijo en una entrevista con la cadena SER que los dos sobres parecían tener el mismo remitente, ya que en el reverso de ambos estaba escrita la misma dirección de correo electrónico. Serrano dijo que los paquetes procedían de Ucrania y esto fue lo que alarmó a la empresa de armas, que llamó a la policía.

La empresa armamentística es Instalaza, fabricante del lanzacohetes C90 que España dona a Ucrania.

REFUERZO DE SEGURIDAD

Tras el primer incidente, el ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba, ordenó a todas las embajadas de Kiev en el extranjero que reforzaran "urgentemente" la seguridad e instó a España a que se encargara de investigar el ataque, según un portavoz del ministerio.

El Gobierno ucraniano no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios sobre el segundo incidente.

El embajador Pohoreltsev dijo más tarde a TVE que estaba trabajando como siempre en la embajada "sin ningún miedo".

"Tenemos instrucciones del ministerio en Ucrania de que dada la situación tenemos que estar preparados para cualquier tipo de incidente (...) cualquier tipo de actividades rusas fuera del país", dijo.

Rusia invadió Ucrania hace nueve meses en lo que denomina una "operación militar especial" que Kiev y Occidente describen como una apropiación de tierras no provocada y de carácter imperialista.

La Audiencia Nacional ha abierto una investigación sobre el atentado como posible caso de terrorismo, según una fuente judicial.

La policía realizó una explosión contenida en la fábrica y el incidente no reportó daños, según el mismo medio.

El sobre que se envió a Zaragoza era de 10 x 15 cm y una radiografía mostró la carga explosiva con un hilo metálico listo para activarse cuando se abriera el sobre, dijo Serrano.

Correos, la empresa postal estatal española, dijo a Reuters que está cooperando con la investigación.

La zona residencial que rodea la embajada en el noroeste de Madrid fue acordonada y una unidad de desactivación de bombas fue desplegada en el lugar, así como el área alrededor de la fábrica de Zaragoza.

(Información de Belén Carreño, Jesús Aguado, David Latona, Emma Pinedo e Inti Landauro en Madrid, Tom Balmforth en Kiev; redacción de Charlie Devereux;; Editado en español por Tomás Cobos y Flora Gómez)