Anuncios
U.S. markets closed
  • F S&P 500

    5,440.25
    +1.75 (+0.03%)
     
  • F Dow Jones

    38,658.00
    -19.00 (-0.05%)
     
  • F Nasdaq

    19,634.25
    +31.75 (+0.16%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,037.60
    -3.40 (-0.17%)
     
  • Petróleo

    78.17
    -0.45 (-0.57%)
     
  • Oro

    2,320.90
    +2.90 (+0.13%)
     
  • Plata

    29.10
    +0.04 (+0.13%)
     
  • dólar/euro

    1.0746
    +0.0003 (+0.03%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2380
    -0.0570 (-1.33%)
     
  • Volatilidad

    11.94
    -0.10 (-0.83%)
     
  • dólar/libra

    1.2762
    +0.0001 (+0.01%)
     
  • yen/dólar

    157.3160
    +0.3340 (+0.21%)
     
  • Bitcoin USD

    66,962.81
    -797.20 (-1.18%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,420.91
    +7.96 (+0.56%)
     
  • FTSE 100

    8,163.67
    -51.81 (-0.63%)
     
  • Nikkei 225

    38,709.02
    -11.45 (-0.03%)
     

Los usuarios disparan las transacciones de estas dos crypto

Con la esperanza de aprovechar la ola de memecoins y el consiguiente frenesí especulativo, los desarrolladores de las blockchain establecidas Dogecoin y Litecoin lanzaron sus propios estándares de tokens semifungibles. Los estándares de tokens DRC-20 y LRC-20, derivados de los nuevos estándares de tokens ERC-20 de Ethereum y BRC-20 de Bitcoin, estimularon el lanzamiento de nuevas memecoins y colecciones de NFT como Dogewow, Cheems, Litecoin Punks y Degen.

El protocolo Ordinals permitió a los usuarios y desarrolladores crear inscripciones incrustadas en las transacciones de Bitcoin, en forma de tokens no fungibles y semifungibles. Esto provocó una oleada de lanzamiento de nuevos tokens, incitando un frenesí especulativo entre los criptocomerciantes.

Dogecoin, una de las primeras memecoins por derecho propio, y Litecoin se crearon principalmente para ser redes de pago de criptodivisas ultrabaratas. Los entusiastas de Bitcoin descubrieron muy pronto que las comisiones por transacción podían llegar a ser prohibitivamente caras en épocas de mucho uso y que podían ser más adecuadas para pagos de mayor valor.

PUBLICIDAD

Por ejemplo, el valor de transacción diario que fluye en estas redes equivale a unos 1.000 millones de dólares y 400 millones de dólares para Litecoin y Dogecoin respectivamente. El de Bitcoin es de unos 3.400 millones de dólares.

Contexto mas amplio

Desde que las memecoins empezaron a lanzarse en Dogecoin y Litecoin a principios de mayo, el número de transacciones se disparó, alcanzando nuevos máximos históricos en ambas cadenas. Las transacciones diarias de Dogecoin aumentaron un 6.900%, de 20.000 a 1,4 millones, y las de Litecoin un 485%, de 100.000 a 585.000, en los últimos 30 días. Ahora mismo, Bitcoin procesa unas 532.000 transacciones al día, por lo que se están poniendo al día según esa métrica.

Aumenta el número de transacciones de Litecoin y Dogecoin.
Aumenta el número de transacciones de Litecoin y Dogecoin.

Curiosamente, aunque las comisiones medias por transacción aumentaron significativamente para Bitcoin con la introducción de Ordinals, las comisiones por transacción se mantuvieron bajas para las transferencias de Dogecoin y Litecoin, permaneciendo ambas por debajo de un céntimo por transacción. Mientras que las comisiones medias de Bitcoin y Ethereum aumentaron de 2 y 10 dólares a 30 y 20 dólares respectivamente, las de Dogecoin y Litecoin se estabilizaron en torno a medio céntimo por transacción.

El hecho de que las comisiones no hayan aumentado de forma apreciable en ambas redes implica que hay un amplio espacio de bloques para más actividad. Tanto Litecoin como Dogecoin procesan las transacciones a ritmos mucho más rápidos que Bitcoin, lo que aumenta la velocidad de las transacciones en ambas cadenas, pero las comisiones aumentarían si la demanda de uso de la red aumentara drásticamente.

Las comisiones por transacción en Litecoin y Dogecoin se mantienen estables
Las comisiones por transacción en Litecoin y Dogecoin se mantienen estables.

Sin embargo, el lanzamiento de las memecoins DRC-20 y LRC-20 no parece haber afectado positivamente al precio de Dogecoin o Litecoin, ya que ambos cotizan a la baja en el mes -10% y -2,6% respectivamente. Esto se debe probablemente a la debilidad de todo el mercado en mayo, con Bitcoin y Ethereum bajando un 7% y un 2% respectivamente. Los mercados en general se alejaron del riesgo en las últimas semanas debido al plazo pendiente del techo de la deuda, así como a los continuos problemas regulatorios en el espacio.

El auge de las memecoins no está provocando una subida de los precios de los tokens
El auge de las memecoins no está provocando una subida de los precios de los tokens.

Este mes, el número de transacciones diarias en Dogecoin superó por primera vez las transacciones diarias de Bitcoin y Ethereum. Dogecoin alcanzó un máximo de 1,4 millones de transacciones este mes, frente a 1,1 millones en Ethereum y 520.000 en Bitcoin.

Gráfico de transacciones de Bitcoin, Ethereum, Litecoin y Dogecoin
Gráfico de transacciones de Bitcoin, Ethereum, Litecoin y Dogecoin.

Perspectivas e implicaciones

La actividad especulativa es inseparable de las nuevas innovaciones, ya que los inversores y comerciantes se amontonan en las nuevas narrativas antes de que la tecnología pueda madurar. En su forma actual, estas memecoins tienen utilidad cero y los comerciantes se amontonan sólo para venderlas al siguiente mejor postor. Merece la pena señalar que el desarrollador seudónimo detrás de la norma BRC-20 original dijo él mismo que los tokens no deberían tener ningún valor.

Sin embargo, puede que no siempre sea así. Las inscripciones podrían resultar un poderoso mecanismo para consagrar imágenes, documentos y archivos intemporales que requieren la inmutabilidad, seguridad y perpetuidad de las cadenas de bloques resistentes. También existe la posibilidad de que se desarrolle más infraestructura en torno a estos nuevos tokens en las redes, lo que podría facilitar su tenencia, las transacciones y proporcionar más utilidad, pero eso aún está lejos.

Suponiendo que Bitcoin siga siendo la red principal por capitalización de mercado y uso, las comisiones aumentarán sustancialmente en la capa base de Bitcoin, y con el tiempo, el libre mercado considerará que sólo los artefactos digitales de mayor valor se incluirán en su limitado espacio de bloques. Esto puede relegar las inscripciones de menor valor a otras redes como Litecoin o Dogecoin o a soluciones de capa dos basadas en Bitcoin.

Siempre existe el temor de que la misma dinámica pueda afectar a Litecoin y Dogecoin. El tamaño medio de los bloques aumentó sustancialmente para ambas redes desde el lanzamiento de Ordinals, incrementándose un 230% y un 2.800% para Litecoin y Dogecoin respectivamente. Esto implica que están fluyendo más datos y actividad de usuarios a través de las redes. Pero, una vez más, el impacto en las comisiones por transacción de ambas redes ha sido insignificante.

Es importante señalar que Litecoin tiene otro gran hito en el horizonte cuando ejecute su tercer evento de reducción a la mitad a principios de agosto. La reducción a la mitad reducirá la recompensa por bloque de Litecoin de 12,5 LTC a 6,25 LTC por bloque, bajando su tasa de inflación anual del 3,6% al 2,3%. Dado que Litecoin es una tangente de Bitcoin, importó gran parte de su política monetaria, como la reducción de nuevos activos emitidos a los mineros cada cuatro años.

Históricamente, la reducción a la mitad demostró ser un catalizador alcista para criptomonedas como Litecoin y Bitcoin. Los dos últimos eventos de reducción a la mitad de Litecoin ocurrieron en 2015 y 2019, y el precio aumentó un 1.700% y un 86% dos años después de cada evento, respectivamente. Aunque no son tan grandes como las subidas respectivas del Bitcoin del 915% y el 233%, siguen siendo significativas.

Puntos de decisión

Los tokens LRC-20 y DRC-20 son trivialmente fáciles de acuñar con la ayuda de carteras como DPAL para los DRC-20. Sin embargo, como estándares de reciente creación, estos tokens tienen una infraestructura de mercado y una liquidez limitadas. La falta de exploradores de bloques y mercados dedicados dificulta el seguimiento de los tokens o su comercio en bolsas de confianza.

Al igual que ocurre con las memecoins en Bitcoin y Ethereum, los tokens DRC-20 y LRC-20 carecen de utilidad y tienen poca liquidez, lo que significa que serán muy volátiles y a los operadores les puede resultar difícil entrar o salir de sus posiciones. Al tratarse de redes con capitalizaciones de mercado y bases de usuarios más pequeñas, la volatilidad y la falta de liquidez pueden verse magnificadas.

Los operadores que quieran beneficiarse de las memecoins harían bien en considerar el tamaño de la comunidad y los efectos de red de una memecoin concreta, así como la base de usuarios de la cadena de bloques subyacente. ¿Cómo de activos y comprometidos están sus usuarios y simpatizantes y cómo de grande y diversa es la base de usuarios? Desprovistas de utilidad significativa, las memecoins son puramente un fenómeno social.

Si Ordinals siguen evolucionando, añadiendo nuevos casos de uso más allá de las memecoins y fomentando una mayor demanda, Litecoin y Dogecoin se beneficiarán de una mayor adopción. En este escenario, estas redes pueden resultar una inversión rentable a largo plazo.

Sin embargo, es importante recordar que estas redes y tokens existen desde hace años y siguen estando al margen de la adopción generalizada, incluso para las criptomonedas. Incluso Dogecoin, que tiene la ventaja de contar con Elon Musk como destacado defensor, bajó un 70% desde que el CEO de Tesla habló de ella en Saturday Night Live. Litecoin se hizo un hueco en los pagos más baratos, pero tendrá que seguir evolucionando para defenderse de competidores como la Red Lightning de Bitcoin, que ofrece una propuesta de valor similar. Es importante comprender la propuesta de valor de cada red al margen de los memecoins antes de realizar una inversión.

 

*Con información de Forbes US sobre crypto.