U.S. markets open in 35 minutes
  • F S&P 500

    4,099.25
    +18.00 (+0.44%)
     
  • F Dow Jones

    34,676.00
    +77.00 (+0.22%)
     
  • F Nasdaq

    12,102.75
    +60.50 (+0.50%)
     
  • RTY=F

    1,897.30
    +9.80 (+0.52%)
     
  • Petróleo

    82.23
    +1.68 (+2.09%)
     
  • Oro

    1,803.20
    +43.30 (+2.46%)
     
  • Plata

    22.43
    +0.65 (+2.98%)
     
  • dólar/euro

    1.0490
    +0.0082 (+0.79%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5820
    -0.1210 (-3.27%)
     
  • Volatilidad

    20.47
    -1.42 (-6.49%)
     
  • dólar/libra

    1.2210
    +0.0148 (+1.23%)
     
  • yen/dólar

    136.1630
    -1.9170 (-1.39%)
     
  • BTC-USD

    17,042.50
    +224.22 (+1.33%)
     
  • CMC Crypto 200

    403.55
    +2.85 (+0.71%)
     
  • FTSE 100

    7,583.65
    +10.60 (+0.14%)
     
  • Nikkei 225

    28,226.08
    +257.09 (+0.92%)
     

Los vacunados con CoronaVac ganan inmunidad con dosis de refuerzo de ARNm

Barcelona (España), 6 oct (EFE).- Un estudio refleja que las personas a las que administraron dos dosis de la vacuna CoronaVac contra el coronavirus, que se inyectó en algunos países latinoamericanos, tienen una protección superior contra la variante ómicron si se les inocula como refuerzo una de ARNm, en lugar de la misma que ya recibieron.

Así lo recoge un estudio observacional realizado en Brasil y codirigido por Fiocruz y el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación "La Caixa" y que se ha publicado en la revista Nature Communications.

La investigación tiene importantes implicaciones para orientar las estrategias de refuerzo en países donde la mayoría de la población recibió inmunización a través de vacunas a base de virus inactivados.

Dentro de este tipo de vacunas se encuentra CoronaVac, de la farmacéutica china Sinovac, que además de administrarse en el gigante asiático también se distribuyó en Brasil y Chile.

La mayoría de los estudios sobre eficacia vacunal se han centrado en las vacunas adenovirales (como las de AstraZeneca y Janssen) y de ARNm (Pfizer y Moderna), pese a la amplia utilización de vacunas con virus inactivados, puesto que suponen la mitad de las dosis globalmente administradas hasta enero de 2022, sobre todo en países de ingresos bajos y medios.

"Conocer la eficacia de la dosis de refuerzo en poblaciones vacunadas con virus inactivado es fundamental para orientar las futuras estrategias de vacunación en estos países", ha explicado Otavio Ranzani, investigador de ISGlobal y primer autor del estudio.

Ranzani y el resto de investigadores del estudio evaluaron la eficacia en adultos brasileños del refuerzo de la vacunación inicial de virus inactivado (CoronaVac) con un pinchazo extra de ARNm (Pfizer).

El análisis, que incluyó casi 1,4 millones de casos, se realizó entre diciembre de 2021 y abril de 2022, una época en la que predominaba la ómicron BA.1, y se comparó con un periodo en el que dominaba delta.

Los resultados arrojaron que la vacunación primaria con dos dosis de la vacuna CoronaVac ofreció una protección casi nula contra la enfermedad sintomática por ómicron y un 40-50 % de protección contra la enfermedad grave, que parece que disminuye a los cuatro meses.

El refuerzo con una vacuna de ARNm aportó mayor protección contra la enfermedad sintomática y grave, 56,8% y 86% respectivamente, y parece durar más de cuatro meses.

"Nuestros resultados tienen implicaciones inmediatas para las estrategias de administración de refuerzos en el contexto de la variante ómicron", ha defendido Ranzani sobre el estudio, que refleja que una combinación de tipos de vacuna ofrece un aumento considerable de la inmunidad, incluso en personas mayores.

La vacunación contra la Covid-19 ha demostrado ser muy eficaz para proteger contra la enfermedad grave y la muerte, aunque la eficacia de la vacunación primaria se vio disminuida con la llegada de nuevas variantes, especialmente la ómicron, lo que justificó la necesidad de administrar una dosis de refuerzo.

(c) Agencia EFE