U.S. markets close in 2 hours 32 minutes
  • S&P 500

    3,931.94
    -66.90 (-1.67%)
     
  • Dow Jones

    33,511.23
    -435.87 (-1.28%)
     
  • Nasdaq

    11,010.38
    -229.55 (-2.04%)
     
  • Russell 2000

    1,810.66
    -29.57 (-1.61%)
     
  • Petróleo

    73.71
    -3.22 (-4.19%)
     
  • Oro

    1,783.20
    +1.90 (+0.11%)
     
  • Plata

    22.35
    -0.06 (-0.28%)
     
  • dólar/euro

    1.0469
    -0.0029 (-0.27%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5610
    -0.0380 (-1.06%)
     
  • dólar/libra

    1.2158
    -0.0035 (-0.29%)
     
  • yen/dólar

    136.9590
    +0.2740 (+0.20%)
     
  • BTC-USD

    16,965.16
    -144.20 (-0.84%)
     
  • CMC Crypto 200

    399.69
    -2.12 (-0.53%)
     
  • FTSE 100

    7,521.39
    -46.15 (-0.61%)
     
  • Nikkei 225

    27,885.87
    +65.47 (+0.24%)
     

En la Venezuela socialista de Maduro, el partido comunista se queja de medidas neoliberales

Imagen de archivo del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante una reunión con Alejandro Domínguez, presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol CONMEBOL, en el Palacio de Miraflores, en Caracas

CARACAS, 4 oct (Reuters) - El histórico Partido Comunista de Venezuela se ha vuelto contra el gobierno, acusando al presidente Nicolás Maduro de imponer políticas económicas "neoliberales" con bajos salarios para los trabajadores, lo que podría generar una mayor oposición de la izquierda del país, según analistas.

El creciente cisma entre el Partido Comunista de Venezuela (PCV) y el oficialismo podría preocupar al gobierno antes de las elecciones de 2024, los primeros comicios en los que podría se ver una participación de la oposición en más de una década, de acuerdo a analistas.

Los militantes comunistas "aunque no sean importantes cuantitativamente, pueden terminar siendo importantes (...) en elecciones donde los números se ponen cerrados", dijo Carmen Beatriz Fernández, de la consultora local DataStrategia, al señalar que en lo cualitativo el Partido Comunista tiene la capacidad de erosionar en la base de votantes duros que siguieron al fallecido presidente Hugo Chávez.

"Si hay alguna fuerza que pueda quitarle votos duros a Maduro es precisamente el Partido Comunista" debido a que tiene el mismo discurso antineoliberal que manejaba Chávez, agregó.

Los fundadores del pequeño pero histórico PCV se encontraban entre los que lucharon contra la dictadura de la década de 1950 y luego se unieron al proceso democrático.

La organización respaldó el ascenso al poder de Chávez en 1999, y se separó discretamente de la coalición oficialista en 2020 después de una disputa sobre las políticas económicas de Maduro. En los últimos meses, ha aumentado sus críticas públicas, exigiendo mejores salarios y pensiones, entre otros.

El cuestionamiento del PCV a la reforma económica de Maduro "es lo que prende las alarmas del alto gobierno" que rechaza a ese partido para evitar que esas críticas se contagien en otros sectores del oficialismo, dijo John Magdaleno, politólogo y profesor en la Universidad central de Venezuela (UCV).

"Eso es en verdad el centro de la disputa: la influencia que pueda tener dentro de las filas del chavismo la crítica del Partido Comunista", agregó.

Las críticas han provocado la ira del segundo al mando del partido oficialista, Diosdado Cabello, y del canciller Carlos Faria, hijo de un difunto líder del PCV. Ambos han acusado a sus antiguos aliados de ser contrarrevolucionarios.

En su sede de Caracas, el líder del PCV, Oscar Figuera, dijo a Reuters que apenas se le permite hablar en el parlamento y que sus discursos no se transmiten en los medios estatales, como ocurre con otros legisladores.

El legislador teme que los tribunales venezolanos derroquen al liderazgo del partido y lo reemplacen con aliados de Maduro, como sucedió con tres agrupaciones opositoras antes de la votación de 2020.

Aunque la oposición de Venezuela está dividida entre facciones, lo que representa un riesgo mínimo para el gobierno según los analistas, el partido gobernante de Maduro ha perdido más de un millón de votos desde 2013. Agregan que el oficialismo no puede permitirse una división dentro de sus filas.

El mandatario "teme, quizá más que a la oposición, a una revuelta dentro de su gobierno", dijo Enderson Sequera, director de la consultora Politiks, de Venezuela.

El PCV ha criticado el plan económico del gobierno de los últimos años que incluye una dolarización de facto, tras relajar los controles a la economía, y el recorte de gasto público que ha afectado los salarios, particularmente en el sector público, donde los trabajadores ganan un mínimo de 16 dólares al mes en un país que aún tiene la inflación más alta de América Latina.

"En Venezuela no ha existido el socialismo", dijo Figuera. "Con un discurso socialista (...) cada día aplica un plan neoliberal", agregó.

(Reporte de Vivian Sequera. Editado por Mayela Armas y Javier Leira)