Anuncios
U.S. markets open in 9 hours 22 minutes
  • F S&P 500

    5,334.25
    +7.00 (+0.13%)
     
  • F Dow Jones

    40,172.00
    +35.00 (+0.09%)
     
  • F Nasdaq

    18,669.75
    +34.50 (+0.19%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,108.00
    +2.50 (+0.12%)
     
  • Petróleo

    80.08
    +0.02 (+0.02%)
     
  • Oro

    2,441.20
    +23.80 (+0.98%)
     
  • Plata

    32.55
    +1.29 (+4.13%)
     
  • dólar/euro

    1.0883
    +0.0011 (+0.10%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4200
    +0.0430 (+0.98%)
     
  • Volatilidad

    11.99
    -0.43 (-3.46%)
     
  • dólar/libra

    1.2707
    +0.0001 (+0.01%)
     
  • yen/dólar

    155.6970
    +0.0780 (+0.05%)
     
  • Bitcoin USD

    66,691.94
    -398.68 (-0.59%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,361.71
    -12.13 (-0.88%)
     
  • FTSE 100

    8,420.26
    -18.39 (-0.22%)
     
  • Nikkei 225

    39,148.37
    +360.99 (+0.93%)
     

VIDEO | Insólito: una mujer llevó a su tío muerto a un banco para intentar cobrar un préstamo

No podía salir bien, no había manera de que salga bien, pero igual una mujer lo intentó y, claramente, fracasó en su jugada de llevar a una persona muerta, en este caso su tío, a un banco para tratar de cobrar un préstamo.

Todo ocurrió en un barrio de la populosa Río de Janeiro, en Bangú y la mujer que trató de hacer una jugada increíble, fue detenida, según publicó O´Globo.

El tío muerto y el banco

Érika de Souza Vieira Nunes es la mujer se presentó en el banco con su tío Paulo Roberto Braga en silla de ruedas para terminar la solicitud de un préstamo por 17.000 reales (alrededor de $2.800.000 o u$s3200).

PUBLICIDAD

Solo necesitaba la firma manual del hombre, pero claro, eso era imposible, porque el hombre estaba muerto.

El video del horror

A pesar de que el hombre no se veía en las mejores condiciones, increíblemente el trámite por el préstamo casi que se inició normalmente.

Cuando se le preguntaba sobre el estado de la persona, a quien calificaba como su tío de 68 años, ella respondía que era "algo normal" en él y que no había nada de qué preocuparse.

En medio de esa situación alguien sospechó y llamó a la policía y ahí se confirmó el insólito fraude que se pretendía cometer.