Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,123.41
    -75.65 (-1.46%)
     
  • Dow Jones

    37,983.24
    -475.84 (-1.24%)
     
  • Nasdaq

    16,175.09
    -267.10 (-1.62%)
     
  • Russell 2000

    2,003.17
    -39.43 (-1.93%)
     
  • Petróleo

    85.45
    +0.43 (+0.51%)
     
  • Oro

    2,360.20
    -12.50 (-0.53%)
     
  • Plata

    27.97
    -0.28 (-0.99%)
     
  • dólar/euro

    1.0646
    -0.0085 (-0.79%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4990
    -0.0770 (-1.68%)
     
  • dólar/libra

    1.2451
    -0.0104 (-0.83%)
     
  • yen/dólar

    153.2400
    +0.0370 (+0.02%)
     
  • Bitcoin USD

    64,369.56
    -3,091.36 (-4.58%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,995.58
    +71.78 (+0.91%)
     
  • Nikkei 225

    39,523.55
    +80.92 (+0.21%)
     

Viuda de turista inglés a los asesinos: "La vida es nada para ustedes"

El empresario inglés Matthew Gibbard tenía 50 años y había viajado a Buenos Aires junto a su esposa Susan Helen Gibbard, su hijastro Stefan Joshua Zone (30) y su nuera. Lo asesinaron en la puerta del Hotel Faena, en Puerto Madero, apenas llegó desde el aeropuerto internacional de Ezeiza. Su familia dio su testimonio vía Zoom en el juicio contra cuatro imputados y la viuda leyó una carta conmovedora que le escribió a los asesinos.

Todos declararon ante los jueces Silvia Guzzardi, Pablo Vega y Juan Giudice Bravo, del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº 17, y dieron detalles de lo que ocurrió aquel 14 de diciembre de 2019.

Los Gibbard habían arribado al país para pasar las vacaciones de Navidad en un vuelo de British Airways que aterrizó a las 9.20. Según descubrieron los investigadores, los estaban vigilando mientras tomaban una combi que los trasladó a Puerto Madero. Apenas llegaron a hotel, dos motochorros asaltaron al grupo. Gibbard y su hijastro se resistieron, por lo que les dispararon.

s
s

Los Gibbard recién habían arribado al país para pasar las vacaciones

PUBLICIDAD

Además del homicidio, en el juicio buscarán determinar si los sospechosos conformaban también una asociación ilícita con 13 integrantes de una banda de venezolanos que tenía por metodología marcar a sus víctimas en el aeropuerto.

Viuda del turista inglés asesinado: "La vida no vale nada para ustedes"

Según la acusación, aquel día Luis José Lozano León, Ángel Eduardo Lozano Azuaje, Aly José Ramos Ladera y Carlos José López Sánchez marcaron y persiguieron a la familia Gibbard para robarles.

"A los implicados en este hecho se los procesó por los delitos de homicidio agravado ‘criminis causa’; homicidio agravado ‘criminis causa’ -en grado de tentativa- y robo doblemente agravado por el uso de arma de fuego y por su comisión en lugar poblado en banda -en grado de tentativa-", publicó el sitio Fiscales.gob.ar.

La familia de la víctima dio su testimonio este lunes por la plataforma Zoom, desde Inglaterra, y con la ayuda de una traductora. La primera en declarar fue Susan Helen Gibbard (55), quien contó que su hijo y su marido habían bajado a buscar las valijas. Cuando ella estaba en la vereda, "sintió que alguien de atrás intentaba sacarle su bolso".

"Vi que mi esposo corrió y que había gente escondiéndose. Pude ver a Matthew y escuché a Stefan diciendo algo sobre su pierna. Luego vi humo y cómo mi esposo estaba frente a mí, con sangre en su boca", recordó la mujer.

"Me senté sola en la entrada y pasado un tiempo, el cirujano salió y me informó que Matthew había fallecido", detalló sobre el traslado al hospital Argerich.

s
s

Para la viuda del turista, para los asesinos de su marido, "la vida no vale nada"

La mujer respondió las preguntas de la fiscalía sobre lo que sucedió ese día y, al finalizar, pidió leer una carta que había escrito para los asesinos de su marido.

"El impacto de la muerte de mi esposo tiene ramificaciones totalmente dramáticas para nuestra vida, para nuestros hijos, familia y amigos", leyó la mujer. Y descargó: "Creí que íbamos a envejecer juntos: sé que la vida es nada para ustedes y que mi marido fue simplemente un objeto pero su vida fue muy importante para muchos de nosotros".

"Matthew no murió por una enfermedad sino por una acción violenta provocada para conseguir dinero y un reloj. Cuando hablamos de él en pasado es tan doloroso como pensar en que no lo voy a ver más", continuó en su desgarrador relato.

Y cerró: "Todos tienen la opción de ser buenos o malos en la vida y todos ustedes decidieron ir por la maldad ese día" (...) Nos vieron en el aeropuerto, eligieron seguirnos y cometer este terrible delito. Espero que todos vean que las elecciones en la vida tienen consecuencias: nunca entenderán la pesadilla que hemos vivido".

El testimonio del hijastro de la víctima

Luego llegó el turno de Stefan, hijo de Susan. Recordó escuchar los gritos de su madre y ver a a uno de los hombres apuntándole a Matthew. Relató que en ese momento, gritó para que pararan, sintió un pinchazo en su pierna y cayó al suelo.

"Después de un tiempo vino mi esposa, yo estaba tirando en la calle: ella me miraba y me decía que estaba sangrando pero yo no podía entender qué había pasado", reconstruyó. "Pude ver el cuerpo de Matthew acostado: mi mamá estaba llorando y él tosía sangre. Yo quería cerrar los ojos para no ver cómo estaba mi padrastro", agregó.

Por último, la esposa de Stefan, que también presenció el ataque, comentó: "Oí después un disparo y traté de sacar el celular para grabar un video sobre la situación pero solo pude sacar unas fotos". Esos registros están incorporados a la causa.

Quién era el turista británico asesinado

Matthew y su esposa vivían en el idílico pueblito de Lowick, con apenas 300 habitantes, en las cercanías de Kettering, la ciudad más cercana, en el norte de Gran Bretaña.

La empresa de Matthew Gibbard se dedicaba a construir parques residenciales para aquellos que quieran experimentar una nueva vida más allá de los 45 años.