U.S. markets open in 5 hours 38 minutes
  • F S&P 500

    4,559.50
    -11.75 (-0.26%)
     
  • F Dow Jones

    35,190.00
    -69.00 (-0.20%)
     
  • F Nasdaq

    15,149.75
    -56.25 (-0.37%)
     
  • RTY=F

    2,083.00
    -9.10 (-0.43%)
     
  • Petróleo

    85.97
    +0.54 (+0.63%)
     
  • Oro

    1,813.80
    +1.40 (+0.08%)
     
  • Plata

    23.65
    +0.16 (+0.67%)
     
  • dólar/euro

    1.1338
    +0.0008 (+0.07%)
     
  • Bono a 10 años

    1.8650
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    22.98
    +3.79 (+19.75%)
     
  • dólar/libra

    1.3596
    -0.0002 (-0.01%)
     
  • yen/dólar

    114.4000
    -0.1850 (-0.16%)
     
  • BTC-USD

    41,327.99
    -541.24 (-1.29%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,161.64
    +152.26 (+15.08%)
     
  • FTSE 100

    7,555.12
    -8.43 (-0.11%)
     
  • Nikkei 225

    27,467.23
    -790.02 (-2.80%)
     

Volvió el Pigu: Andrés Romero desafía al líder y busca su primer Abierto

·4  min de lectura
Andrés Romero tuvo una gran tercera vuelta en Nordelta y quiere ganar el Abierto por primera vez
PGA TOUR

Y de pronto, Nordelta Golf Club pareció una cancha de fútbol a los gritos, con tribunas llenas. Andrés Romero es uno de los pocos golfistas argentinos capaces de despertar pasión entre el público local; un jugador entrañable y que no tiene detractores ni enemigos, un talento que en sus comienzos irrumpió con fuerza en el PGA Tour y que el tiempo le fue carcomiendo su enorme proyección en el profesionalismo por diversos errores de gestión.

El tucumano busca ahora redención y revancha en el 115º VISA Open: su fenomenal tercera vuelta de 65 golpes (-7) y un total de 207 (-9) lo colocaron en la lucha fuerte a 18 hoyos del final. El sábado jugó decidido a apurar al francés Jeremy Gandon, que sintió el peso de la punta tras dos vueltas iniciales a todo vapor y que llevaba siete golpes de ventaja hasta el atardecer del viernes. Ahora, la diferencia que tiene el galo se estrechó a solo un golpe y deberá lidiar con un lobo hambriento como el Pigu Romero, desaparecido de los principales circuitos en los últimos años y con ánimos renovados.

“Quedé en un lugar del tablero que si me lo decían el lunes, lo agarraba con toda seguridad. Siento que dependerá de mí, de mi juego y de la tranquilidad que pueda demostrar este domingo. La idea es que no salga a comerme la cancha, como suelo hacer, sino que debo estar calmo y dejar que las cosas pasen”, comentó el tucumano, consciente de que la ansiedad en los 18 hoyos finales será su peor consejera.

Los espectadores lo vivaron durante su recorrido de siete birdies y sin errores. Y explotaron luego de un largo putt final para birdie calibrado con la caída justa, una recompensa merecida para una vuelta que caminó en zapatillas para sentirse más cómodo. Sucede que llegó al Abierto con un esguince en el tobillo izquierdo y, por apoyar mal, terminó sacándose ampollas en el pie derecho. Sin embargo, no piensa frenarse por molestias físicas y quiere saldar una deuda de muchos años con el torneo más emblemático de nuestro país. “Me acuerdo cuando el venezolano Jhonattan Vegas ganó en el Jockey Club en 2010. Hice + 5 en los primeros 9 hoyos y desaproveché la oportunidad de levantar la copa. Pero ahora es otro año, otro campo y otros jugadores”, se entusiasmó el ganador en el PGA Tour en 2008 y formado desde caddie en Yerba Buena.

El certamen que otorgará hoy un pasaje al Abierto Británico tendrá todavía más clima con la oportunidad de Jorge Fernández-Valdés, autor de una vuelta de 67 (-5) y 9 bajo el par total, a un golpe de la cima al igual que Romero. “No arranqué sólido, pero pegué buenos tiros para salvarme y eso me ayudó mucho. Mantuve la paciencia y la estrategia y terminó siendo un muy buen día”, señaló el cordobés, que en el Abierto de 2011 disputado en Pilar Golf Club, todavía siendo amateur, llegó a integrar el grupo final. En aquella ocasión terminó ganando Maxi Godoy. “Busco un desquite”, admitió el jugador de 29 años, tres veces ganador en el PGA Tour Latinoamérica.

Lejos de consolidarse en la punta y de allanar el camino hacia el título, Gandon vivió una pesadilla, en una cancha que cada vez se volvió más ventosa. Había jugado los dos primeros días cargando su bolsa de palos al hombro, pero en la tercera vuelta recurrió al caddie Roland Massimino. Su compañero de la universidad no pudo ayudarlo: arrancó con un bogey y cerró su jornada con un dolorosísimo doble bogey, para firmar 75 (+3) y totalizar 206 (-10). En el medio del trayecto, un sinnúmero de altibajos le astillaron esa confianza a toda prueba que lo agigantó hasta la mitad del torneo.

El Abierto no podía reclamar un mejor escenario para palpitar el desenlace de hoy: el envión de Romero y Fernández-Valdés subió la temperatura al máximo, en una definición que traería pronóstico de lluvia. Pasaron siete años sin un campeón argentino (Emiliano Grillo, en Martindale 2014) y dos favoritos de la gente están dispuestos a quebrar la marca.

La última salida del Abierto será a las 12, con Jeremy Gandon, Andrés Romero y el surcoreano Rak Cho. ESPN Star+ televisará en vivo desde las 16.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.