U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,145.19
    -6.75 (-0.16%)
     
  • Dow Jones

    32,803.47
    +76.67 (+0.23%)
     
  • Nasdaq

    12,657.55
    -63.04 (-0.50%)
     
  • Russell 2000

    1,921.82
    +15.36 (+0.81%)
     
  • Petróleo

    88.53
    -0.48 (-0.54%)
     
  • Oro

    1,792.40
    +1.20 (+0.07%)
     
  • Plata

    19.86
    +0.02 (+0.09%)
     
  • dólar/euro

    1.0181
    -0.0069 (-0.67%)
     
  • Bono a 10 años

    2.8400
    +0.1640 (+6.13%)
     
  • dólar/libra

    1.2069
    -0.0089 (-0.73%)
     
  • yen/dólar

    135.0350
    +2.0190 (+1.52%)
     
  • BTC-USD

    23,307.81
    +112.44 (+0.48%)
     
  • CMC Crypto 200

    533.20
    -2.02 (-0.38%)
     
  • FTSE 100

    7,439.74
    -8.32 (-0.11%)
     
  • Nikkei 225

    28,175.87
    +243.67 (+0.87%)
     

Yrma Lydya y Hernández Alcocer, el asesinato que destapa la peor cara del poder en México

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Foto de Jesús
Foto de Jesús "N" difundida por la Fiscalía de la CDMX en Twitter.

Fue asesinada en el restaurante Suntory, en la Ciudad de México, la joven cantante Yrma Lydya, quien recibió tres disparos de arma de fuego. El presunto responsable fue su esposo, el abogado Jesús Hernández Alcocer, detenido en el lugar de los hechos junto con su chofer y puesto a disposición de las autoridades.

El acontecimiento ha sido mediáticamente atractivo por el perfil de las personas directamente involucradas: una artista con relaciones en medios y actividades profesionales en proceso y un abogado con fama de tener en su haber relaciones políticas y judiciales de alto nivel, que le permitían “resolver positivamente” los asuntos que se le presentaban.

Aunque no existen reglas, la pareja era singular por la diferencia de edad, ella de 21 años, él de 79. Se habrían reunido en ese restaurante para discutir los términos de su separación.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México investiga el caso, tipificado desde ahora como feminicidio. En su indagatoria “sugiere que Jesús Hernández Alcocer, esposo de la cantante, planeó el crimen y no fue algo circunstancial.” Citó a su esposa para conseguir un acuerdo sobre su separación. Yrma Lydya pidió que fuera en un lugar público.

La fiscal de la CDMX, Ernestina Godoy, asegura que el feminicidio de Yrma Lydya no quedará impune. De alguna manera la afirmación de la fiscal se encuentra bajo sospecha por el flujo de información divulgada en los medios sobre el espectro de relaciones de Jesús Hernández Alcocer, que estarían abriendo la puerta de la impunidad que lo pondría en libertad.

Entre las relaciones de alto nivel de Hernández Alcocer están el finado obispo Onésimo Cepeda, a quien habría defendido cuando fue acusado de fraude por la empresa Arthinia Internacional, por haber fingido un préstamo de 130 millones de dólares en efectivo.

En el sexenio de Felipe Calderón Hernández Alcocer se desempeñó como proveedor de la Secretaría de Seguridad, gracias a su cercanía con Genaro García Luna, hoy sujeto a juicio en los Estados Unidos.

Entre las actuales relaciones de Hernández Alcocer, de las que presume para resolver casos a su favor, se cuentan de manera destacada Alejandro Gertz Manero, Fiscal General de la República, con quien mantiene amistad desde hace 30 años; y una relación cercana con Juan Ramos, fiscal de Control Competencial, por cuyas citas cobraba 4 millones de pesos, según reporta el columnista Raymundo Riva Palacio en El Financiero.

En el medio político, es amigo de Audomaro Martínez, director del Centro Nacional de Inteligencia, así como de algunos oficiales de alta jerarquía en la Secretaría de la Defensa Nacional.

En el Tribunal Superior de Justicia de la CDMX el juez calificó como legal la detención de Hernández Alcocer, quien se declaró inocente del cargo que se le imputa y solicitó que, por su edad, 79 años, y algunas enfermedades, crónico degenerativas le fuera concedido seguir el proceso en su domicilio particular, petición que le fue negada por el juez por riesgo de fuga.

Al juez le dijo que no mató a su esposa “que fueron “personas extrañas” que pretendían extorsionar a la joven”.

Inmediatamente después de acontecido el crimen empezaron a ocurrir hechos que podrían poner en libertad al presunto asesino. Según informaron los medios, el arma homicida desapareció de la escena del crimen y fue encontrada tres días después, pero “el arma que entregaron al Ministerio Público no había sido disparada”. No se conoce si le hicieron la prueba de radizonato de sodio a Hernández Alcocer, para establecer científicamente que habría disparado un arma de fuego.

Según algunos especialistas, el delito de feminicidio que le imputa la FGJCDMX a Hernández Alcocer es adecuado, otros difieren y argumentan que la agresión no fue por ser mujer, sino por ser cónyuge, lo que anula la tesis de género. “Si la defensa escogiera esta estrategia, podría argumentar que a Hernández Alcocer lo juzgaron por un delito equivocado, por lo que tiene que sobreseerse el caso y no volverlo a acusar del mismo delito. Si son persuasivos, el juez podría determinar su libertad.” (El Financiero, 29 de junio de 2022)

Individuos como Jesús Hernández Alcocer suelen ser ocupados por aquellos personajes de alto perfil político, empresarial y demás, para ocultar su “mala conducta”. Son los que operan en los “sótanos del poder” y para hacerlo son cubiertos con el “velo” de la impunidad que protege los ilícitos de los poderosos. Para hacerlo existen diversos caminos, entre los que se encuentra la interpretación de la ley, que según conviene, es tergiversada por los abogados para beneficio de su causa.

Es seguro que lo sabe el “presunto asesino”. Se sabe vinculado y protegido por el poder. Se sabe impune y conoce como darle “vuelta” a la ley. Es experto en “atormentar a la Constitución.” Si todo lo planeó, es probable que sabe cómo llegar a la conclusión que lo ponga en la calle. Nunca ocultó sus poderosas conexiones y su aprehensión ha destapado un sin fin de historias sobre sus tácticas de intimidación hacia sus contrapartes legales, como si supiera que no importa lo que haga, en México es de los intocables.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Ovnis en Tijuana y San Diego desatan dudas y ya nadie cree la versión oficial

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.