Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,308.13
    +4.86 (+0.09%)
     
  • Dow Jones

    39,806.77
    -196.82 (-0.49%)
     
  • Nasdaq

    16,794.88
    +108.91 (+0.65%)
     
  • Russell 2000

    2,102.50
    +6.78 (+0.32%)
     
  • Petróleo

    79.65
    -0.41 (-0.51%)
     
  • Oro

    2,430.30
    +12.90 (+0.53%)
     
  • Plata

    32.06
    +0.80 (+2.55%)
     
  • dólar/euro

    1.0860
    -0.0012 (-0.11%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4370
    +0.0170 (+0.38%)
     
  • dólar/libra

    1.2707
    +0.0002 (+0.01%)
     
  • yen/dólar

    156.1380
    +0.5190 (+0.33%)
     
  • Bitcoin USD

    69,170.10
    +2,985.23 (+4.51%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,467.01
    +112.60 (+8.30%)
     
  • FTSE 100

    8,424.20
    +3.94 (+0.05%)
     
  • Nikkei 225

    39,069.68
    +282.30 (+0.73%)
     

La economía argentina, atravesada por el ajuste, cae 3,6 % en el primer bimestre

Buenos Aires, 23 abr (EFE).- La actividad económica de Argentina acumuló una caída del 3,6 % en el primer bimestre del año, con buena parte de los sectores golpeados por la drástica caída de la demanda de bienes y servicios, en medio de una elevada inflación y un severo ajuste fiscal.

Según informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el estimador de la actividad económica, un indicador que sirve como anticipo provisional para medir la variación trimestral del producto interior bruto (PIB), registró en febrero pasado una contracción del 0,2 % con respecto a enero último.

La bajada muestra algo de moderación con respecto al derrumbe del 2,8 % que se dio en el último mes de 2023 y la caída del 0,8 % anotada en enero pasado, pero, aun así, confirma el deterioro de la actividad económica de Argentina, que desde septiembre del año pasado exhibe indicadores mensuales negativos.

El informe oficial revela, además, que en febrero la actividad económica cayó un 3,2 % respecto a igual mes de 2023, encadenando así cuatro meses de bajadas interanuales.

PUBLICIDAD

De acuerdo al Indec, en el primer bimestre del año la actividad económica argentina acumuló un caída del 3,6 %.

Según el informe oficial, de las 16 divisiones incluidas en la medición, ocho sectores productivos anotaron caídas interanuales en febrero pasado, destacando algunos con fuerte peso, como la construcción (-19,1 %), los servicios financieros (-12,1 %), la Industria manufacturera (-8,4 %a) y el comercio (-5,5 %).

Se libran de las caídas la minería, con una mejora del 11,7 %; la pesca, que saltó 31,6 %; y la agricultura, que avanzó 5,5 %, pero desde una base de comparación muy afectada negativamente por la severa sequía que padeció Argentina el año pasado.

En el primer bimestre del año, los diversos sectores económicos de Argentina operaron en un escenario de elevada inflación (276,2 % interanual en febrero) y fuerte caída de la demanda por el desplome del consumo, en medio del drástico ajuste fiscal puesto en marcha por el presidente argentino, Javier Milei, quien asumió el Gobierno en diciembre de 2023.

"La caída abrupta de los ingresos reales incidió directamente sobre el consumo", apuntó en un informe la consultora LCG.

De acuerdo a datos de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios, en el primer trimestre del año el consumo acumuló una bajada del 3,1 %.

Los economistas privados que mensualmente consulta el Banco Central argentino para su informe de expectativas proyectan que en 2024 la economía argentina se contraerá un 3,5 %.

"Para los próximos meses esperamos que la tendencia actual se mantenga y hacia mitad de año podríamos comenzar a ver alguna mejora en los sectores deprimidos, si es que el ordenamiento macroeconómico que está intentando aplicar el Gobierno tiene éxito y comienza a recomponerse el ingreso de las familias y el consumo", señaló la consultora Orlando Ferreres & Asociados.

En igual línea, LCG tampoco espera una "recuperación acelerada" pues no hay factores para impulsar un fenómeno tal.

Más bien, señala la consultora, "en un escenario de estabilización, con inflación convergiendo a niveles más bajos, podemos esperar que la recuperación muy marginal de los salarios pueda permitir torcer la trayectoria negativa, es decir dejar de caer".

"Enfocado en la convergencia de las cuentas, el sector público seguirá sin ser un motor de crecimiento. Y la incidencia de la inversión, de concretarse, vendría después, con el avance más consolidado de las reformas que propone el Gobierno, una recuperación del consumo o un tipo de cambio más depreciado", añadió LCG.

Natalia Kidd

(c) Agencia EFE