Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,431.60
    -2.14 (-0.04%)
     
  • Dow Jones

    38,589.16
    -57.94 (-0.15%)
     
  • Nasdaq

    17,688.88
    +21.32 (+0.12%)
     
  • Russell 2000

    2,006.16
    -32.75 (-1.61%)
     
  • Petróleo

    78.49
    -0.13 (-0.17%)
     
  • Oro

    2,348.40
    +30.40 (+1.31%)
     
  • Plata

    29.62
    +0.55 (+1.91%)
     
  • dólar/euro

    1.0709
    -0.0033 (-0.31%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2130
    -0.0250 (-0.59%)
     
  • dólar/libra

    1.2686
    -0.0074 (-0.58%)
     
  • yen/dólar

    157.3230
    +0.3410 (+0.22%)
     
  • Bitcoin USD

    66,208.48
    -136.42 (-0.21%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,374.79
    -43.09 (-3.04%)
     
  • FTSE 100

    8,146.86
    -16.81 (-0.21%)
     
  • Nikkei 225

    38,814.56
    +94.09 (+0.24%)
     

¿Cuántos años debes ahorrar para comprarte una vivienda en Latinoamérica?

Hasta 33 años en promedio podría tardar un latinoamericano en comprar una vivienda, ahorrando 100% de su salario mínimo mensual. En México, Brasil y Perú, los años de sacrificio aumentan

Lima (Perú) es la localidad latinoamericana donde es más difícil comprar una vivienda.
Lima (Perú) es la localidad latinoamericana donde es más difícil comprar una vivienda. (John Coletti via Getty Images)

Si quieres pasar tu vejez en una vivienda propia es mejor que comiences a preocuparte por eso desde muy joven. Y, la verdad, quizás ya vas con retraso para lograr tu objetivo. Un latinoamericano necesita en promedio 33 años de su vida para comprar un departamento ahorrando 400 dólares mensuales, una meta bastante difícil si adelantamos que la cifra es mayor al salario mínimo en casi toda la región.

Los residentes de Perú, Brasil y México son los que ven más lejana la posibilidad de cumplir su sueño de estrenar una vivienda. En Ciudad de México, por ejemplo, donde el salario mínimo apenas supera los 360 dólares, tendrían que ahorrar la totalidad de este ingreso durante 47,5 años.

PUBLICIDAD

LEER TAMBIÉN: Esta es la ciudad de Latinoamérica donde más horas se pierde en el tráfico (y no está en México)

No se trata de viviendas de lujo. Los cálculos pertenecen a Distintas Latitudes, una plataforma independiente que impulsa el periodismo colaborativo en toda Latinoamérica: analizaron el precio de inmuebles de hasta 100 m2, con un máximo de dos habitaciones y precios por debajo de los 300 mil dólares.

Y si decides solo ahorrar el 25% del salario mínimo, no te alcanzaría la vida para comprarte un departamento: la investigación calcula que a un latinoamericano le tomaría 133 años tener una vivienda propia bajo estas condiciones.

Ni los mejores están bien

Aunque la investigación destaca que en 18 países de la región el derecho a la “vivienda digna” tiene carácter constitucional, esa premisa contrasta con la realidad. Incluso en Uruguay($ 539) y Chile ($ 534) –que tienen el salario mínimo más alto de la muestra analizada– sería necesario ahorrar todo el dinero recibido mensualmente durante más de 27 años.

Montevideo, Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara y Santiago son las localidades latinoamericanas con los departamentos más costosos, según el costo del metro cuadrado: por encima de los 2.499 dólares. Los inmuebles más económicos –de acuerdo con información del Centro de Investigación en Finanzas– están en Quito (Ecuador).

LEER TAMBIÉN: China pierde interés en Brasil y voltea sus ojos hacia estos países de América Latina

Justo por eso los ecuatorianos son los que menos tienen que ahorrar para comprar una vivienda. Aunque tampoco tiran cohetes. La investigación de Distintas Latitudes estima que usando el 100% del salario mínimo anual tardarían 15,6 años en adquirir una vivienda propia.

Sin techo

“Lamentablemente los costos son inalcanzables, con los sueldos de una persona trabajadora media es absolutamente imposible poder afrontar la cuota de un préstamo para una vivienda”, dijo a Distintas Latitudes el director de la Secretaría de Diversidad de Identidad de Montevideo, Sergio Miranda. Advierte que la situación no vislumbra mejorar próximamente.

LEER TAMBIÉN: Las 25 playas emblemáticas que perderá Latinoamérica en los próximos años por la contaminación (y dos están en México)

La investigación recuerda que en toda la región ha aumentado la informalidad laboral, lo que se traduce en mayor inestabilidad en el trabajo, ingresos bajos y variables, así como falta de protección social y la imposibilidad de acceder a créditos o programas habitacionales. La situación golpea con más fuerza a grupos más vulnerables como jóvenes, mujeres y colectivos LGBTI.

“Si no tienes una vivienda no puedes ejercer tu derecho a la identidad, el derecho a la protección familiar, el derecho a la educación. Hay toda una serie de derechos que están muy interconectados con la vivienda”, reflexiona en la investigación Carla Escoffié, especialista en derecho a la vivienda.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Más empleo formal para seguir impulsando la vivienda en Panamá