U.S. Markets closed

Los agentes de fronteras en los aeropuertos británicos están llamados a la huelga en Navidad

Londres, 7 dic (EFE).- Un millar de empleados de la Fuerza de Fronteras del Reino Unido que se ocupan del control de aduanas e inmigración en los aeropuertos británicos están llamados a una huelga de ocho días durante el periodo navideño en protesta por sus salarios y condiciones laborales, ha anunciado este miércoles su sindicato.

El secretario general del Sindicato de servicios públicos y comerciales (PCS, en inglés), Mark Serwotka, ha precisado que los paros tendrán lugar entre el 23 y el 31 de diciembre (menos el día 27) en los aeropuertos londinenses de Heathrow y Gatwick, el de Manchester (norte de Inglaterra), Birmingham (centro) y en el galés de Cardiff.

Este mismo sindicato ha anunciado tambien huelgas entre sus afiliados que trabajan en el ministerio de Trabajo y Pensiones, la Agencia de Carreteras y los examinadores de conducción.

Esto se suma a otros paros programados en las próximas semanas en el Reino Unido, especialmente entre trabajadores de los servicios públicos, como profesores, enfermeros y empleados de ferrocarriles.

Frente a esta oleada de descontento, el primer ministro, el conservador Rishi Sunak, ha prometido hoy "leyes más duras" próximamente para reducir el impacto de estas medidas de fuerza.

Al anunciar la huelga del personal de fronteras, Serwotka advirtió este miércoles de que ésta tendrá un impacto en el control de pasaportes en los aeropuertos, lo que puede llevar a retrasos y otras dificultades en los viajes.

El dirigente sindical mantiene que el Gobierno no está receptivo en las negociaciones para un aumento salarial y contra los despidos y avisó de que aumentarán los paros si no se llega a un acuerdo.

"Como tantos trabajadores, nuestros afiliados han de combatir la crisis del costo de la vida. Están desesperados. Se les dice que no hay dinero para ellos, mientras ven a los ministros otorgar contratos gubernamentales por valor de miles de millones de libras a sus amigos", declaró en una rueda de prensa.

Un portavoz de Heathrow dijo que su prioridad es "asegurarse de que los pasajeros pueden cruzar la frontera de forma rápida y segura" y reveló que trabaja con el ministerio del Interior, al que pertenece la Fuerza de fronteras, en planes de contingencia para contener los efectos de la huelga.

Interior ha reconocido que en los días de paro los controles migratorios "pueden llevar más tiempo", mientras que Heathrow recomienda a los viajeros que "comprueben con las aerolíneas el estatus de sus vuelos".

Un portavoz de Gatwick apuntó que se espera que los vuelos procedan con normalidad desde ese aeropuerto al sur de Londres, que también trabaja con el Gobierno en un plan para minimizar el impacto de la huelga.

(c) Agencia EFE