U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,080.11
    +122.48 (+3.09%)
     
  • Dow Jones

    34,589.77
    +737.24 (+2.18%)
     
  • Nasdaq

    11,468.00
    +484.22 (+4.41%)
     
  • Russell 2000

    1,886.58
    +50.03 (+2.72%)
     
  • Petróleo

    80.54
    -0.01 (-0.01%)
     
  • Oro

    1,788.20
    +28.30 (+1.61%)
     
  • Plata

    22.56
    +0.77 (+3.55%)
     
  • dólar/euro

    1.0430
    +0.0022 (+0.21%)
     
  • Bono a 10 años

    3.7030
    -0.0450 (-1.20%)
     
  • dólar/libra

    1.2078
    +0.0016 (+0.13%)
     
  • yen/dólar

    137.3710
    -0.7090 (-0.51%)
     
  • BTC-USD

    17,168.55
    +716.69 (+4.36%)
     
  • CMC Crypto 200

    406.06
    +5.37 (+1.34%)
     
  • FTSE 100

    7,573.05
    +61.05 (+0.81%)
     
  • Nikkei 225

    27,968.99
    0.00 (0.00%)
     

El balance de Los Pumas en el Rugby Championship 2022 después de una despedida errática ante Sudáfrica

Los Pumas vs Australia Rugby Championship
Los Pumas vs Australia Rugby Championship - Créditos: @Prensa UAR

A 13 minutos del final, con dos jugadores más, los Pumas se pusieron en situación de ganar ante Sudáfrica. Impensado por cómo había sido el desarrollo de un primer tiempo plagado de penales. No es la descripción del partido de la semana pasada ante los Springboks, sino lo que ocurrió este último sábado ante el mismo rival, sólo que en Durban. Otra vez, el desenlace fue el mismo: malas decisiones sobre el cierre y la victoria que se escurre de las manos. Errores repetidos que ponen un signo de interrogación al crecimiento que tuvo el seleccionado argentino en este Rugby Championship 2022, aunque no empaña la buena campaña general.

Ayer, los Pumas enfrentaron a un equipo que salió a jugar con toda la vehemencia de que es capaz el campeón del mundo, con el empuje de 50.000 espectadores que colmaron el Kings Park Stadium, una inmensa cancha con aires de Bombonera, en busca del título (necesitaban ganar por 39). Físicamente, los argentinos estuvieron a la altura del desafío, una gran virtud que no debe soslayarse cuando enfrente está el equipo con el pack más poderoso del mundo. Por ese motivo estuvieron en partido hasta los últimos 10 minutos. Sin embargo, en el intento por doblegar la fiereza del rival terminaron pasándose de revoluciones, cometieron una cifra inaudita de penales (22) y tomaron decisiones equivocadas en los momentos cruciales, lo que derivó en derrota.

Esta errática despedida, que se suma a la goleada sufrida en Hamilton ante All Blacks y a una derrota muy similar en la cancha de Independiente también ante Springboks, no alcanza a ponerle números rojos a la campaña de los Pumas. En términos globales, se trató de un Rugby Championship positivo para el equipo argentino, que deja muchas cosas por corregir, pero que en definitiva representa un paso hacia el frente camino a Francia 2023 y confirma la recuperación que esbozó en la serie ante Escocia. Los Pumas se pusieron en posición de ganarle a cualquiera. El próximo desafío es sostener ese rendimiento por más tiempo.

Los Pumas pelearon el campeonato hasta la última fecha, algo que nunca habían hecho. Consiguieron dos victorias por segunda vez en su historia (2018). Les ganaron por primera vez a Nueva Zelanda en su tierra. Sumaron 9 puntos, el máximo en los 11 años que llevan aparejados con las potencias del sur. Números que avalan el crecimiento de un equipo que un año atrás terminó sin unidades y sin dar la talla en ninguno de los seis partidos. Tras un inicio de ciclo positivo en julio, jugaron con confianza, lograron imponer su juego por momentos y sólo en la goleada que les propinaron los All Blacks en Hamilton no tuvieron chances de ganar el partido.

Siya Kolisi anota el try para Sudáfrica en el partido ante Argentina, en el Kings Park Stadium de Durban
Siya Kolisi anota el try para Sudáfrica en el partido ante Argentina, en el Kings Park Stadium de Durban - Créditos: @Themba Hadebe

Del otro lado, cabe decir que la concentración durante los 80 minutos que mostraron en las victorias ante Australia en San Juan y Nueva Zelanda en Christchurch no se repitió en el resto de los partidos. Allí estuvo su mayor déficit, incluso por sobre algunas cuestiones técnico-tácticas que requieren maduración. En el debut ante Australia en Mendoza, controlaron el partido por 60 minutos y se cayeron en los últimos 20 en una seguidilla de penales que terminó costando un encuentro que parecía ganado. En Avellaneda y en Durban la historia fue casi idéntica: un primer tiempo plagado de infracciones y amonestaciones, una buena reacción en la segunda mitad, la sensación de que se podía dar vuelta y un cierre de partido donde volvió a caer en decisiones desafortunadas.

Este sábado que pasó, los Pumas cometieron 14 penales en la primera mitad (22 en total), sufrieron cuatro amarillas y aún así estuvieron en partido hasta los últimos 10 minutos. Abajo por tres gracias a un try antológico de Juan Martín González (el cuarto suyo en el certamen), una mala salida del campo de Imhoff que derivó en una secuencia que sale de memoria: scrum, penal, line-out y un try-penal al no poder detener el maul. Moroni volvió a acercar a tiro de penal cuando jugaban con dos más, pero un tackle al cuello de Alemanno terminó en… line-out, maul, try-penal.

La charla previa de Los Pumas antes del último duelo ante Springboks
La charla previa de Los Pumas antes del último duelo ante Springboks - Créditos: @Themba Hadebe

Lo mejor, como en todo el certamen, como en todo este ciclo, fue la actitud que mostró el equipo, aun en momentos de adversidad. Un activo que no es para menospreciar y que incluso parecía cajoneado los últimos años. En cuestiones técnicas, también hubo mejoras: el line-out fue el mejor del certamen en porcentaje de obtención, el scrum en general está más sólido más allá de que ayer hubo un par de penales en situaciones clave (puede ocurrir ante el mejor del mundo en la materia), la defensa tiene la capacidad de convertirse en un arma, el juego con el pie se hace con sentido y varias veces fue factor de desequilibrio, hay una mayor tendencia a jugar con las manos; todavía se puede mejorar en todos esos aspectos (especialmente en defensa). En el debe queda la defensa del maul y la definición en los últimos metros.

Lo más preocupante, no obstante, pasa por el costado mental. Así como la actitud es el punto más alto, las desconcentraciones y la indisciplina denotan falta de maduración. Tarea para la gira por Europa en noviembre.