U.S. markets open in 5 hours 18 minutes
  • F S&P 500

    4,061.50
    -14.00 (-0.34%)
     
  • F Dow Jones

    34,357.00
    -102.00 (-0.30%)
     
  • F Nasdaq

    11,982.25
    -28.00 (-0.23%)
     
  • RTY=F

    1,888.00
    -6.40 (-0.34%)
     
  • Petróleo

    80.97
    +0.99 (+1.24%)
     
  • Oro

    1,809.70
    +0.10 (+0.01%)
     
  • Plata

    23.19
    -0.06 (-0.26%)
     
  • dólar/euro

    1.0560
    +0.0029 (+0.27%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5060
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    20.20
    +0.36 (+1.81%)
     
  • dólar/libra

    1.2280
    -0.0016 (-0.13%)
     
  • yen/dólar

    135.2450
    +0.9740 (+0.73%)
     
  • BTC-USD

    17,347.96
    +323.83 (+1.90%)
     
  • CMC Crypto 200

    411.63
    +10.21 (+2.54%)
     
  • FTSE 100

    7,568.72
    +12.49 (+0.17%)
     
  • Nikkei 225

    27,820.40
    +42.50 (+0.15%)
     

Cambio climático para preescolares: un programa de televisión explora un terreno ignoto

Francis Gaskin, de 4 años, viendo "Octonautas: Misión en la Tierra", serie derivada de un programa de la BBC de larga duración disponible en Netflix y que aborda el cambio climático de manera explícita, con su madre, Stephanie, en Houston, el 23 de septiembre de 2022. (Brandon Thibodeaux/The New York Times).
Francis Gaskin, de 4 años, viendo "Octonautas: Misión en la Tierra", serie derivada de un programa de la BBC de larga duración disponible en Netflix y que aborda el cambio climático de manera explícita, con su madre, Stephanie, en Houston, el 23 de septiembre de 2022. (Brandon Thibodeaux/The New York Times).

Francis Gaskin, de 4 años, quien vive con su familia en Houston, tiene un episodio favorito de su nueva caricatura favorita de Netflix: cuando el dosel de la selva amazónica se seca por el exceso de calor, los frenéticos monos aulladores deben trasladarse a los reinos inferiores de la selva y generan caos entre los demás habitantes de esta. “Tuvieron que buscar un nuevo hogar”, explicó Francis durante una entrevista en video.

“Me di cuenta de algo más”, añadió el niño. “Las ranas iban a poner sus huevos en el agua, pero no había agua en el arroyo porque no había llovido”.

“A veces la Tierra se calienta”, dijo Francis.

Su programa favorito es “Octonautas: Misión en la Tierra”, la serie derivada de un programa de la BBC de larga data y uno de los primeros programas de televisión dirigidos a niños muy pequeños que aborda el cambio climático de manera explícita. El programa busca alcanzar un equilibrio sutil: mostrarles a los niños de 3 y 4 años que su mundo está cambiando, sin asustarlos con las consecuencias.

Los climatólogos aseguran que sus representaciones son en gran parte exactas, con una sola omisión sorprendente. El programa no dice nada sobre las causas del calentamiento de la Tierra: la quema de petróleo, gas y carbón.

En cambio, “Octonautas” se centra en los héroes aventureros. Un par de gatos piratas viajan por el mundo para rescatar animales de islas que están desapareciendo a causa del aumento en el nivel del mar. Un macaco hidrólogo reparte agua a una manada de elefantes en la costa de Namibia cuando la creciente sequía agota su agua potable.

Mientras el deshielo del permafrost de Siberia le impide a una científica canina llevar a cabo su investigación, esta observa: “Las temperaturas han aumentado en todo el mundo. Es posible que ya no haga frío suficiente para que el suelo siga congelado”, sin explicar la relación con los gases de efecto invernadero procedentes de los combustibles fósiles.

Francis Gaskin, de 4 años, juega con las figuras de "Octonautas: Misión en la Tierra", serie derivada de un programa de la BBC de larga duración disponible en Netflix y que aborda el cambio climático de manera explícita, en su casa de Houston, el 23 de septiembre de 2022. (Brandon Thibodeaux/The New York Times).
Francis Gaskin, de 4 años, juega con las figuras de "Octonautas: Misión en la Tierra", serie derivada de un programa de la BBC de larga duración disponible en Netflix y que aborda el cambio climático de manera explícita, en su casa de Houston, el 23 de septiembre de 2022. (Brandon Thibodeaux/The New York Times).

De cierta manera, la serie forma parte de una larga tradición de programas infantiles que usan personajes animales para dar lecciones acerca del mundo natural.

Aun así, “Octonautas” pisa un terreno inexplorado.

“No conozco ningún otro programa sobre el cambio climático para este grupo etario”, afirmó Polly Conway, redactora en jefe de televisión de Common Sense Media, que revisa más de 900 programas de televisión para niños.

Algunos programas para niños en edad preescolar, como “¡Vamos, Luna!”, “Dora, la exploradora” y “Doctora Juguetes”, han emitido episodios aislados sobre el calentamiento global, pero pocos programas abordan los efectos del cambio climático en varios episodios. PBS, que durante décadas ha estado al centro de la televisión educativa para niños, tiene poca programación de educación preescolar que retrate el cambio climático.

“Estamos convencidos de que no queremos que los niños se sientan abrumados y deprimidos”, comentó Sara DeWitt, vicepresidenta y directora general de PBS Kids. DeWitt dijo que, tradicionalmente, PBS ha creado sus programas infantiles educativos en torno a los planes de estudio existentes, pero no hay un consenso sobre la mejor manera de enseñarles a los más pequeños sobre las tormentas más potentes, los incendios forestales, el aumento en el nivel del mar, el calor extremo y la sequía que marcarán sus vidas.

“Nadie sabe todavía a qué edad los niños pueden entender el cambio climático”, aseveró Gary Evans, psicólogo ambiental y del desarrollo de la Universidad Cornell, que está haciendo un estudio con participantes desde el jardín de niños hasta el tercer grado de primaria para averiguar qué saben sobre el cambio climático y cómo los hace sentir. “Cualquiera que te diga que sabe cuál es la mejor manera de hablarles a los niños pequeños sobre el cambio climático lo está haciendo sin la orientación de los datos”.

Los climatólogos aseguran que eso debe cambiar. Los niños nacidos en la última década, a quienes en ocasiones se les llama la “generación Alfa”, serán los primeros en vivir toda su vida en un planeta que ha sido alterado de manera irremediable por el calentamiento global causado por los humanos.

Los niños están soportando una carga especial del cambio climático. Un estudio de 2014, encargado por UNICEF, reveló que los niños representan el 80 por ciento de los fallecimientos atribuidos al cambio climático en los países en desarrollo.

La serie original “Octonautas”, que se estrenó en 2010 en la BBC, presenta una tripulación de ocho aventureros marinos sobrenaturales y adorables, entre los que se encuentran el capitán Polo Polar, un oso polar leal, Kwazii, un temerario gato pirata, y Pepe, el pingüino, un médico amable. Juntos, viajan por los mares en un submarino con forma de pulpo, buscando y rescatando criaturas marinas en peligro, algo que pretende evocar un entorno de Jacques Cousteau mezclado con “Viaje a las estrellas”, pero ejecutado con extrema ternura, señaló el productor ejecutivo del programa, Kurt Mueller.

Desde el principio, Mueller y su equipo de Silvergate Media, la empresa que produce el programa, consultaron a los científicos de los Laboratorios Marinos de Moss Landing, en la Universidad Estatal de San José, en California, para garantizar la precisión científica de cada episodio (aparte de los animales parlantes que pilotan submarinos y beben chocolate caliente).

En 2019, Mueller consultó con Netflix la posibilidad de ampliar la serie. “Octonautas: Misión en la Tierra”, que estrenó su primera temporada en septiembre de 2021, duplica el elenco de personajes y los lleva a tierra para rescatar animales y plantas. La idea inicial, según Mueller, era simplemente ampliar el mundo en el que los octonautas encuentran aventuras.

Lacey Stanton, otra productora ejecutiva, afirmó que, a medida que el equipo desarrolla nuevas líneas argumentales, “resulta que muchas de las situaciones en las que se encuentran las criaturas en la actualidad son consecuencia del cambio climático y el calentamiento global”.

“Tomamos muchas de nuestras ideas para las historias directamente de las noticias, y los científicos las revisan”, dijo Stanton.

Para la serie nueva, Mueller y Stanton consultaron a Susannah Sandrin, profesora de Ciencias Medioambientales de la Universidad de Arizona, y a Natascha Crandall, consultora de medios educativos, para asegurarse de que los episodios tuvieran una solidez científica y fueran apropiados a nivel emocional para los niños en edad preescolar.

Netflix ha emitido el programa en 19 idiomas y en 190 países. Aunque la empresa no quiso dar cifras, los ejecutivos señalaron que su audiencia estaba entre los 10 programas infantiles más vistos en 44 países, entre ellos Estados Unidos, el Reino Unido, Australia, Francia, España, Corea del Sur, Colombia y los Emiratos Árabes Unidos.

La madre de Francis, Stephanie Gaskin, dijo que estaba agradecida con el programa por exponer un tema difícil que, de otro modo, no habría tratado con su hijo.

Su familia vive en una región de Texas que ha vivido los impactos de un clima cambiante. “Con Harvey, la inundación del Día de los Caídos y la gran helada, hemos visto cosas que nunca habían ocurrido en la zona”, relató, refiriéndose a un huracán de 2017, una inundación de 2015 y una tormenta invernal de 2021.

Gaskin, una exmaestra de primer grado que espera volver a las aulas cuando sus hijos sean mayores, dijo que la serie le había dado ideas sobre cómo abordar el cambio climático con los estudiantes más pequeños.

“Gran parte de los hechos científicos dan en el clavo”, señaló Heather Goldstone, portavoz en jefe del Centro de Investigación Climática Woodwell, en referencia al episodio en el que el zorro rojo se adentra en el territorio del zorro ártico. “Ya estamos viendo ese cambio: la nueva interacción entre especies, animales y plantas, que no han interactuado a lo largo de la historia”.

No obstante, Goldstone y varios climatólogos, a quienes se les pidió que vieran los episodios del programa, se mostraron críticos de lo que denominaron soluciones "temporales" y del hecho de que el programa nunca mencione que la actividad humana es la causante de la crisis.

Aun así, Goldstone consideró que el programa es un primer esfuerzo valiente para afrontar un reto nuevo. “La única manera de mejorar es hacer pruebas y experimentar”, dijo. “Tenemos que mejorar al hablar con otros adultos sobre el cambio climático y tenemos que hacer lo mismo al hablar con los niños sobre el tema”.

“Hay que felicitar a todos los que lo intentan”, concluyó.

© 2022 The New York Times Company