Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,667.20
    +35.98 (+0.64%)
     
  • Dow Jones

    40,954.48
    +742.76 (+1.85%)
     
  • Nasdaq

    18,509.34
    +36.77 (+0.20%)
     
  • Russell 2000

    2,263.67
    +76.65 (+3.50%)
     
  • Petróleo

    80.80
    -1.11 (-1.36%)
     
  • Oro

    2,473.90
    +45.00 (+1.85%)
     
  • Plata

    31.50
    +0.57 (+1.84%)
     
  • dólar/euro

    1.0900
    0.0000 (-0.00%)
     
  • Bono a 10 años

    4.1670
    -0.0620 (-1.47%)
     
  • dólar/libra

    1.2972
    +0.0007 (+0.05%)
     
  • yen/dólar

    158.3330
    +0.2340 (+0.15%)
     
  • Bitcoin USD

    64,672.77
    +876.15 (+1.37%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,347.89
    +6.93 (+0.52%)
     
  • FTSE 100

    8,164.90
    -18.06 (-0.22%)
     
  • Nikkei 225

    41,275.08
    +84.40 (+0.20%)
     

Cómo es vivir en el edificio del Plaza, uno de los hoteles más icónicos del mundo

Uno de los apartamentos privados remodelados del Hotel Plaza muestra cómo es vivir en un edificio mítico de Nueva York

Visión general de la fachada del Hotel Plaza de Nueva York. Foto: Getty Image.
Visión general de la fachada del Hotel Plaza de Nueva York. Foto: Getty Image. (Anne Czichos via Getty Images)
  • Precio: 15.9 millones de dólares

  • Lugar: Hotel Plaza de la ciudad de Nueva York, Estados Unidos

  • Tamaño: 372m²

  • Dormitorios: 4

  • Baños: 4

En el año 2005 el Hotel Plaza de Nueva York cerró para acometer una gran renovación en el edificio de estilo renacentista francés diseñado por Henry Janeway Hardenbergh apenas comenzaba el siglo XX. El icónico edificio situado en la esquina de la calle 59 y la 5 Avenida en Manhattan, frente a Central Park, conserva el aire de castillo francés para alojar un hotel, un condo hotel y 180 residencias privadas de distintos tamaños.

¿Cómo es un hotel de lujo reconvertido en apartamentos de lujo?

PUBLICIDAD

Uno de las más grandes, un duplex de 4,000 pies cuadrados (372 metros cuadrados), cuatro dormitorios, vistas parciales al parque en el piso 19, está a la venta por US$15,900,000 y ofrece la oportunidad de comprobarlo.

Para ello hay que entrar en el edificio por la puerta de residentes en la calle 59. Está separada de la del hotel y en el interior un gran hall con mármoles, mosaicos en el suelo, suntuosos arreglos florales y ascensores revestidos de maderas nobles para hacer el viaje del bullicio que se vive en la zona, conocida como Billionaire Row (la avenida de los multimillonarios), a la serenidad de un hogar.

Las manijas doradas vintage de las puertas con las iniciales del hotel, el pasamanos de la escalera y el comedor con aires de la gilded age, recuerdan la historia de un edificio que la remodelación ha convertido en este caso en un apartamento amplio en el que se mezclan modernidad y guiños al pasado fusionados con naturalidad.

Entrada a los apartamentos privados situados en el mítico Hotel Plaza de Nueva York, frente a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven.
Entrada a los apartamentos privados situados en el mítico Hotel Plaza de Nueva York, frente a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven.

La distribución del apartamento no delata un pasado de habitaciones y suites simplemente unidas en un nuevo propósito. Hay una reconfiguración del espacio pensada en el siglo XXI, contemporánea.

La pieza fundamental es un inmenso salón de varios ambientes al que los techos de 12 pies (3,6 metros) y los ventanales que rodean la estancia ayudan a dar una mayor sensación de amplitud.

Apartamento privado en el mítico Hotel Plaza de Nueva York, frente a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven
Apartamento privado en el mítico Hotel Plaza de Nueva York, frente a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven (Carey Horowitz/ Brown Harris Steven)
Apartamento privado en el mítico Hotel Plaza de Nueva York, frente a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven
Apartamento privado en el mítico Hotel Plaza de Nueva York, frente a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven (Carey Horowitz/ Brown Harris Steven)
Apartamento privado en el mítico Hotel Plaza de Nueva York, frente a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven
Apartamento privado en el mítico Hotel Plaza de Nueva York, frente a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven (Carey Horowitz/ Brown Harris Steven)

Una columna inamovible apoya una zona de bar y algunos de los techos semi abuhardillados en varias de las habitaciones añaden personalidad a un apartamento en lo más alto del edificio. Desde una de las ventanas, además de Central Park, se puede ver las tejas verdes.

Pequeña biblioteca y Tv Room del apartamento privado en el mítico Hotel Plaza de Nueva York, frente a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven
Pequeña biblioteca y Tv Room del apartamento privado en el mítico. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven (Carey Horowitz/ Brown Harris Steven)
Dinning Room o comedor. Apartamento privado en el mítico Hotel Plaza de Nueva York, frente a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven
Dinning Room o comedor. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven (Carey Horowitz/ Brown Harris Steven)
Apartamento privado en el mítico Hotel Plaza de Nueva York, frente a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven
Apartamento privado en el mítico Hotel Plaza de Nueva York, frente a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven (Carey Horowitz/ Brown Harris Steven)
Apartamento privado en el mítico Hotel Plaza de Nueva York, frente a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven
Apartamento privado en el mítico Hotel Plaza de Nueva York, frente a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven (Carey Horowitz/ Brown Harris Steven)
Cocina. Apartamento privado en el mítico Hotel Plaza de Nueva York, frente a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven
Cocina. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven (Carey Horowitz/ Brown Harris Steven)
Vistas desde una de las habitaciones. Apartamento privado en el mítico Hotel Plaza de Nueva York, frente a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven
Vistas desde una de las habitaciones. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven (Carey Horowitz/ Brown Harris Steven)

Las habitaciones son amplias. Dos de ellas están en el primer piso. La principal que ocupa todo el ala de la casa si se incluye pasillo, grandes armarios y el baño. Los otros dos dormitorios están en el segundo piso que conserva los techos altos.

Una de las habitaciones mantiene la decoración de Eloise, la niña protagonista de los cuentos escritos en los años cincuenta por Kay Thompson y que vivía en la parte más alta del hotel Plaza.

Uno de los dormitorios. Apartamento privado en el mítico Hotel Plaza de Nueva York, frente a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven
Uno de los dormitorios. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven (Carey Horowitz/ Brown Harris Steven)
Habitación que mantiene la decoración de Eloise, la niña protagonista de los cuentos escritos en los años cincuenta por Kay Thompson y que vivía en la parte más alta del hotel Plaza. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven
Habitación que mantiene la decoración de Eloise, la niña protagonista de los cuentos escritos en los años cincuenta por Kay Thompson y que vivía en la parte más alta del hotel Plaza. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven (Carey Horowitz/ Brown Harris Steven)
Otra de las habitaciones con unas vistas espectaculares a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven
Otra de las habitaciones con unas vistas espectaculares a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven (Carey Horowitz/ Brown Harris Steven)
Uno de los baños, también con vistas a Manhattan. Apartamento privado en el mítico Hotel Plaza de Nueva York, frente a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven
Uno de los baños, también con vistas a Manhattan. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven (Carey Horowitz/ Brown Harris Steven)
Apartamento privado en el mítico Hotel Plaza de Nueva York, frente a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven
Otro baño. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven (Carey Horowitz/ Brown Harris Steven)

Ventanas y balcones rodean un apartamento que ni siquiera cuando se abren dan idea de la localización de un edificio que se encuentra en una de las áreas más preciadas de Manhattan.

Los residentes de estos apartamentos pueden acceder al hotel, separado por una puerta de cristal, y contar con los servicios de este 24 horas al día para limpieza, servicios de comidas y de conserjería.

Las seguidoras de Eloise, puede seguir disfrutando del hotel como la protagonista del cuento.

Desde algunas de las ventanas del apartamento se pueden apreciar las famosas tejas verdes del edificio, además de unas vistas únicas a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven
Desde algunas de las ventanas del apartamento se pueden apreciar las famosas tejas verdes del edificio, además de unas vistas únicas a Central Park. Crédito: Carey Horowitz/ Brown Harris Steven (Carey Horowitz/ Brown Harris Steven)