Anuncios
U.S. markets closed
  • F S&P 500

    5,673.75
    +9.00 (+0.16%)
     
  • F Dow Jones

    40,371.00
    +70.00 (+0.17%)
     
  • F Nasdaq

    20,568.75
    +44.75 (+0.22%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,181.10
    +14.10 (+0.65%)
     
  • Petróleo

    82.31
    +0.10 (+0.12%)
     
  • Oro

    2,414.30
    -6.40 (-0.26%)
     
  • Plata

    31.11
    -0.05 (-0.15%)
     
  • dólar/euro

    1.0893
    -0.0017 (-0.15%)
     
  • Bono a 10 años

    4.1890
    -0.0040 (-0.10%)
     
  • Volatilidad

    12.46
    -0.46 (-3.56%)
     
  • dólar/libra

    1.2970
    -0.0020 (-0.16%)
     
  • yen/dólar

    158.0230
    +0.1750 (+0.11%)
     
  • Bitcoin USD

    62,490.84
    +3,128.34 (+5.27%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,297.14
    +98.57 (+8.22%)
     
  • FTSE 100

    8,252.91
    +29.57 (+0.36%)
     
  • Nikkei 225

    41,190.68
    -1,033.32 (-2.45%)
     

Cómo conseguir pasajes baratos a Fernando de Noronha y en qué momento del año conviene viajar

Fernando de Noronha es una isla muy famosa por sus playas, y uno de los destinos más buscados de Brasil debido a la belleza de sus aguas y la gran tranquilidad. Se encuentra a 300 kilómetros de la costa, lo que la sitúa en una zona realmente remota del océano Atlántico.

Debido a su ubicación, la única forma eficiente en tiempo de visitar el lugar es en avión, ya que existen vuelos regulares hasta allí. Si bien se puede llegar en embarcación privada por el mar, no hay conexiones marítimas regulares entre la costa brasileña y Fernando de Noronha.

Revisemos en qué momento del año nos conviene visitar este destino y cómo buscar los precios más económicos en pasajes, al igual que nos hemos referido a otros destinos como Cancún y Puerto Vallarta.

¿En qué momento del año visitar Fernando de Noronha?

Fernando de Noronha se destaca por tener una amplitud térmica acotada; hay muy pocas variaciones a lo largo del año y la temperatura es muy similar a lo largo del año. El mes más cálido es enero, con mínimas promedio de 26 grados y máximas de 30 grados. Y el más "frío" es agosto, con mínimas de 23 grados y máximas de 27 grados. Como verán, el tema temperatura no es la variable más relevante a la hora de definir en qué momento visitar la isla.

PUBLICIDAD

Pero en cuanto a las lluvias, allí sí hay diferencias muy notorias. Enero es el mes más lluvioso del año, con más de 300 mm de precipitaciones promedio. Mientras que octubre tiene apenas 1 mm de promedio para todo el mes. La temporada seca de la isla va de junio a noviembre, cuando realmente llueve poco.

Fernando de Noronha se encuentra a 300 kilómetros de la costa

Si bien la isla se encuentra en una zona bastante remota del océano Atlántico, está ubicada al sur del llamado "cinturón de huracanes", que está más al cercano al Mar Caribe. Por lo tanto, en general la isla es un destino seguro en este punto.

Debido a su posición geográfica cercana al Ecuador, la cantidad de horas de luz a lo largo del año no varía de manera significativa, y está en alrededor de 12 horas al día.

A la hora de seleccionar en qué momento conviene visitar Fernando de Noronha, vamos a encontrar que noviembre es una excelente opción. Se encuentra fuera de la temporada alta en la zona, que va de agosto a octubre. Tiene un promedio de precipitaciones entre los más bajos del año, con apenas 10 mm. Y la temperatura va de los 25 grados promedio de mínima a los 29 grados de máxima. Se trata de una gran combinación: muchas horas de luz, sol casi garantizado, temperaturas ligeramente más bajas en el promedio y ya no en temporada alta. Este último punto es muy importante en cuanto a la hotelería, que es bastante más cara aquí que en el resto de Brasil. Vamos a tomar como referencia un viaje de una semana, entre el 6 y el 13 de noviembre.

¿Qué opciones hay en vuelos hacia Fernando de Noronha?

Hay que tener en cuenta que Fernando de Noronha es una isla bastante remota y llegar hasta allá ya implica todo un desafío. Se trata, además, de un destino con playas espectaculares, pero que tiene algunos requerimientos extra que lo convierten en un lugar caro en relación con otras alternativas en Brasil.

En primer término, hay que pagar una tasa diaria por conservación ambiental, que arranca en 14 dólares por día y sube si van a quedarse más tiempo. Hay además límites en la cantidad de visitantes: se permiten alrededor de 500 turistas al día para garantizar la sustentabilidad ambiental del lugar. Por ello siempre es importante reservar los vuelos con mucha anticipación. Segundo, hay que sumar una tasa ecológica de 20 dólares que habilita a visitar las zonas de las islas que son parte de un parque nacional.

Se trata de una isla remota y llegar hasta allá ya implica todo un desafío

No es obligatorio tener aplicada la vacuna contra la fiebre amarilla, pero se recomienda. La isla tiene una presencia muy importante de mosquitos; pueden usar repelentes pero sólo aquellos que sean respetuosos con el medio ambiente.

Desde Buenos Aires no sólo no hay vuelos directos: no hay manera de llegar sin al menos dos escalas. Por lo general, hay que pasar primero por San Pablo y Recife para llegar finalmente a la isla. Pero los precios son bastante razonables para un viaje tan largo. En una combinación de vuelos de Aerolíneas Argentinas -Buenos Aires a San Pablo- y luego la compañía brasileña Azul -de San Pablo a Recife y de Recife a Fernando de Noronha- el valor de viaje es de algo menos de 650 mil pesos con impuestos y percepciones incluidas. Esto incluye una valija de hasta 23 kilos en bodega más equipaje mano y mochila. Eso sí, la duración del viaje total es de entre 16 a 20 horas, depende la escala en cada aeropuerto.

Otra opción es gestionar los vuelos de manera separada. Si compran tickets completos verán que siempre van a combinar con vuelos de la compañía Azul, pero desde el aeropuerto de Recife hay vuelos hacia Fernando de Noronha con LATAM. De todas maneras, como verán, no hay tantas opciones disponibles en cuanto a vuelos. Esto se debe al límite en cantidad de visitantes, que habilita pocas conexiones diarias.

Tengan en cuenta que a lo largo del año, y de acuerdo a las necesidades de reproducción de la fauna local, como por ejemplo las tortugas, algunas playas de la isla pueden estar cerradas o tener horarios limitados.