U.S. markets open in 2 hours 13 minutes
  • F S&P 500

    4,137.25
    +19.25 (+0.47%)
     
  • F Dow Jones

    33,773.00
    +149.00 (+0.44%)
     
  • F Nasdaq

    13,889.25
    +90.50 (+0.66%)
     
  • RTY=F

    2,267.50
    +22.50 (+1.00%)
     
  • Petróleo

    62.99
    -0.16 (-0.25%)
     
  • Oro

    1,747.00
    +10.70 (+0.62%)
     
  • Plata

    25.61
    +0.09 (+0.34%)
     
  • dólar/euro

    1.1972
    -0.0011 (-0.10%)
     
  • Bono a 10 años

    1.6380
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    16.85
    +0.20 (+1.20%)
     
  • dólar/libra

    1.3772
    -0.0009 (-0.06%)
     
  • yen/dólar

    108.8280
    -0.0990 (-0.09%)
     
  • BTC-USD

    62,292.00
    -1,711.79 (-2.67%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,357.65
    -18.13 (-1.32%)
     
  • FTSE 100

    6,972.52
    +32.94 (+0.47%)
     
  • Nikkei 225

    29,642.69
    +21.70 (+0.07%)
     

Comercio. Preocupado por los dólares, el Gobierno refuerza el control de las importaciones de las empresas

Francisco Jueguen
·5  min de lectura

En diciembre y enero, con escasez de dólares en el país y una administración férrea del comercio, el Gobierno comenzó a reclamar a las empresas privadas -como en 2020- una proyección anual de sus importaciones. La aprobación de esa pauta depende no sólo del estado de las reservas internacionales del Banco Central (BCRA) sino de la producción, exportación e inversión que esas firmas se comprometan a realizar este año.

Tras encuentros individuales de funcionarios del Ministerio de Desarrollo Productivo con las empresas -algunos por Zoom- comenzaron a llegar en las últimas horas las aprobaciones de los pedidos presentados a través de llamados telefónicos. Sin embargo, esos mismos contactos se realizaron también para instar a las firmas que todavía no habían llenado el formulario obligatorio exigido oficialmente desde el año pasado en la página de la AFIP.

Según un relevamiento que hizo LA NACION, el Gobierno ya tuvo contactos con las automotrices, los supermercados y varias empresas industriales, sobre todo de bienes durables. En su mayoría, las firmas aseguraron que el Ministerio de Desarrollo Productivo suele terminar otorgando montos menores a los pedidos por las empresas para importar. Ciertamente, varios actores privados comenzaron a fines del año pasado a adelantar compras al exterior ante el temor a una mayor devaluación del peso en medio de la brecha cambiaria.

Otras empresas se quejaron también por la creciente cantidad de SIMI (permisos para importar) observadas. "Esto es por los dólares, pero también es proteccionismo. Muchos tienen sus productos en puerto hace tiempo y no salen porque compiten con un producto local. Lo esencial no está faltando", afirmó un empresario. Sin embargo, otros se resignaron a tener menos dólares que los reclamados, siempre que exista una pauta más previsible.

"Nos pidieron el formulario en diciembre. Lo presentamos a mediados de ese mes y en esta semana nos llamaron de Desarrollo Productivo para aprobar la pauta. Quise preguntar por qué tenemos insumos y materias primas con SIMI observadas y me pidieron volver a presentar esos permisos en la página de la AFIP o pedir audiencia. Cada día cuesta más entender el criterio con el que aprueban", contaron a este medio en una empresa de consumo masivo.

"Hicimos la presentación del plan de comercio exterior 2021, luego un Zoom con un funcionario y después hubo un llamado para comunicar la pauta del año", explicó el proceso un industrial vinculado a la línea blanca. "El formulario lo pidieron en diciembre. .En estos días están reclamando a los que no lo cargaron", contó otro empresario de ese rubro. El proceso seguirá en los próximos días ya que algunos grandes importadores, como los ensambladores de electrónica de Tierra del Fuego, todavía no habían hecho su presentación anual.

En la Cámara de Importadores (CIRA) afirmaron que se hace muy difícil, pese a la obligación oficial, hacer una proyección anual en el actual contexto de incertidumbre. Por otro lado, recalcaron que el Gobierno no cumplió con la pauta que les prometió a las empresas en 2020.

Las terminales automotrices también renovaron en los últimos días sus esquemas de importación para 2021. En el Gobierno niegan que sean cupos. Esa es una palabra prohibida en el marco del acuerdo bilateral del sector con Brasil, el mayor mercado argentino. La mayoría recibió menos dólares que los reclamados, pero en el sector valoraron no sólo el diálogo cercano sino la previsibilidad que les otorga tener una pauta anual de importaciones, que será revisada trimestralmente, según contaron en las empresas a LA NACION.

A diferencia de lo que pasó el año pasado, cuando se otorgó un monto global para importar que luego sería redistribuido entre las firmas, esta vez el secretario de Industria, Ariel Schale, trabajó en un esquema empresa por empresa en base a las exportaciones, la producción y las inversiones prometidas por el sector automotor. En relación con los compromisos de ventas de autos al exterior se programaron las compras por terminal con el objetivo de equilibrar la balanza de dólares. Hechos esos cálculos, el Gobierno autoriza un "desvío" por empresa para importaciones (no hay distinciones allí entre autos e insumos para ensamblar localmente).

El mercado local de autos está compuesto generalmente en dos tercios por vehículos importados, pese a que en Desarrollo Productivo festejaron en estos días la composición de enero en un 50%-50%. "Un mes no te dice nada, menos enero, que siempre está muy distorsionado. Además, se sumó que las pick-ups hechas localmente no cayeron en ventas por el movimiento del campo y la minería como sí se desplomó el mercado general compuesto por autos chicos de Brasil", contó un hombre del sector. Por otro lado, la limitación para importar puso a las terminales locales a promocionar con mayor énfasis los modelos que se hacen en el país. Es la única forma de mejorar las ventas. "Muchos corremos el peligro de hacer el lanzamiento de un auto nuevo importado y que después no llegue", dijo un ejecutivo de una automotriz.

El Gobierno viene trabajando con las automotrices en la localización de piezas del sector automotor y autopartista y la mayor integración nacional. Pese a una mejora de esos guarismos, un veterano del sector no cree que la balanza pueda ser totalmente equilibrada (en la Argentina se hacen autos medianos, y los más vendidos suelen ser los pequeños) y se alegra básicamente de que haya producción nacional que disminuya el déficit.

"Nosotros tenemos que enfocarnos en exportar más y para eso necesitamos ser más competitivos", reclamaron en una empresa, en la que creen que este año una leve reactivación de Brasil y la eliminación de las retenciones incrementales mejorarán esos números.