U.S. Markets close in 2 hrs 46 mins

De vendedora de puerta en puerta a empresaria multimillonaria

Hoy los productos de belleza, artículos para el hogar y la línea de joyas de Kendra Scott se venden en cientos de boutiques, en más de 75 tiendas propias y comercios como Neiman Marcus, Bloomingdales y Nordstrom.

Con semejante éxito, resulta casi inimaginable que su negocio haya comenzado en el cuarto de huéspedes y con $500 dólares de su cuenta bancaria. Era el año 2002.
A Kendra siempre le había gustado diseñar joyas para sus amigos, por eso cuando sus doctores le recomendaron hacer reposo durante el embarazo de su primer hijo, y tuvo que darse de baja en el trabajo, enseguida supo qué hacer con tanto tiempo libre.

Cuando dio a luz y con una amplia variedad de joyas hechas con piedras preciosas, iba de puerta en puerta con su hijo en brazos, mostrando y vendiendo las piezas de su primera colección a las boutiques locales.

Enfrentó todo tipo de desafíos y más de una vez renunció a su salario para poder pagar a los demás; pero la recompensa llegó. Kendra logró levantar un sólido negocio sobre tres pilares: la familia, la moda y la filantropía.

El año pasado devolvió más de $4 millones de dólares a causas locales y nacionales, y este año se ha propuesto superar la cifra a $5 millones.
En el 2017, la compañía organizó más de 10,000 eventos en todas sus tiendas, donando más de 75,000 joyas; y el pasado mes de enero anunció la expansión del programa Kendra Cares, a través del que donó $150,000 a hospitales pediátricos, para apoyar programas de vida infantil y la investigación del cáncer en los niños.