Anuncios
U.S. markets open in 1 hour 54 minutes
  • F S&P 500

    5,436.25
    -1.25 (-0.02%)
     
  • F Dow Jones

    38,557.00
    -48.00 (-0.12%)
     
  • F Nasdaq

    19,719.25
    +33.75 (+0.17%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,004.30
    -3.70 (-0.18%)
     
  • Petróleo

    78.57
    +0.12 (+0.15%)
     
  • Oro

    2,336.30
    -12.80 (-0.54%)
     
  • Plata

    29.35
    -0.12 (-0.41%)
     
  • dólar/euro

    1.0716
    +0.0007 (+0.06%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2130
    -0.0250 (-0.59%)
     
  • Volatilidad

    13.14
    +0.48 (+3.79%)
     
  • dólar/libra

    1.2670
    -0.0016 (-0.12%)
     
  • yen/dólar

    157.7530
    +0.4300 (+0.27%)
     
  • Bitcoin USD

    65,861.94
    -685.11 (-1.03%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,371.31
    -16.85 (-1.21%)
     
  • FTSE 100

    8,145.58
    -1.28 (-0.02%)
     
  • Nikkei 225

    38,102.44
    -712.12 (-1.83%)
     

Deuda indexada: el preocupante dato que "esconden" las licitaciones del Tesoro

Mayo quedó aprobado en términos de licitaciones para el Tesoro, logrando un roll over del 147% si se lo examina en términos mensuales, afrontando vencimientos por $1,06 billón mientras que consiguió $1,57 billón. Incluso, logró extender plazos a los cuales colocaba deuda. En lo que va del año el financiamiento neto conseguido es de $1,25 billón, lo que significa un roll over del 132%.

La cuestión central de ello es que no fue gratis. Dentro de los números e instrumentos se "esconde" un dato preocupante en las licitaciones y, sobre todo, pensando en el futuro de la deuda en pesos.

Roll over y más plazos, ¿a qué costo?

Lo cierto es que si bien se pudo surfear holgadamente los vencimientos que le tocó afrontar al Tesoro en materia de deuda, ello fue principalmente motivado a costa de indexar mayor cantidad de pesos.

PUBLICIDAD

¿Qué significa que mayor cantidad de deuda está indexada? Que ajusta por otra variable, ya sea dólar, inflación e incluso ambas. Por ende, una deuda que es en pesos, virtualmente (aunque no técnicamente) deja de serlo y pasa a ser deuda en otra variable pagadera en pesos.

Esto es fundamental a la hora de analizar el perfil de deuda en pesos, ya que si bien no es en moneda extranjera, puede provocar serios inconvenientes ante algún evento disruptivo (ya sea inflaciones a un nuevo nivel o bien salto discreto del tipo de cambio).

 

En el gráfico adjunto se ve de manera notoria cómo fue aumentando el porcentaje de deuda colocada indexada con el correr de las licitaciones. Este tipo de colocación llegó a ser del 99% en el caso de la última licitación de mayo, dejando de ofrecer deuda a tasa fija (excepto por las Lelites, las cuales representaron solo el 1% del monto adjudicado).

Es por ello que le permitió al Tesoro, además, lograr mejores plazos de colocación de deuda. El ofrecer instrumentos con tasas fijas sin ajuste le estaba generando escollos para lograr un roll over de plazos que le dé un alivio significativo de cara al "Plan Llegar" en curso. Por ende, significaba solo "patear la pelota" pero solo unos pocos meses y pagando tasas cada vez mayores.

El costo de la indexación

El problema de la misma, tal como se mencionó, es que virtualmente deja de ser deuda estrictamente en pesos, sino que pasa a ser deuda en "inflación", "dólar" o ambas. Eso sí, pagadera en pesos.

De allí deviene la preocupación frente a estos datos de que, de darse algún tipo de evento disruptivo, ya sea escalada inflacionaria o bien salto discreto del tipo de cambio (en el caso de los bonos duales ajustan por cualquiera de ambos variables, la que resultara mayor) la sustentabilidad de la deuda comienza a ser un problema gravitante y cómo hacer frente a esos compromisos. La vía de escape más "sencilla" sería vía emisión, pero antes que arreglar el problema, lo agravaría.

Además, si uno analizara que también el Banco Central (según estimaciones) ha financiado al Tesoro de manera indirecta vía compras de títulos en el secundario por $1,2 billón, por ende prácticamente todo lo conseguido en términos de financiamiento neto en lo que va del año fue provisto por parte del Banco Central.

Esto es clave el momento de determinar que, si bien los "rolleos" de deuda fueron exitosos la financiación fue otorgada indirectamente por la autoridad monetaria y que además se procedió a emitir pesos para que los mismos vayan a deuda indexada, lo cual vuelve aún más gravosa la situación. Es decir, emitió pesos que ahora ya no son "pesos" sino otra variable.

Con su intervención en el mercado de bonos, el BCRA ha incurrido en una emisión indirecta para asistir al Tesoro, argumenta Vitelli
Con su intervención en el mercado de bonos, el BCRA ha incurrido en una emisión indirecta para asistir al Tesoro, argumenta Vitelli

Con su intervención en el mercado de bonos, el BCRA ha incurrido en una emisión indirecta para asistir al Tesoro, argumenta Vitelli

Escenario a futuro

Los vencimientos que prevé el calendario de la deuda en junio ascienden a $ 1,1 billón, los cuales se entiende que, en su mayoría, se encuentra en manos privadas, de los cuales un 32% es tasa fija, el resto indexado.

Incluso, se está hablando sobre un posible canje, antes de las licitaciones de junio, de los vencimientos de deuda del Tesoro, principalmente de los meses de julio y agosto, con vencimientos por $4,4 billones y $2,3 billones, respectivamente, y en su mayoría, indexada.

De dicha deuda, el principal tenedor de dicha deuda es el sector público. Por ende, es probable que el canje de dichos títulos se realice sin mayores sobresaltos. Por ahora la situación parece manejable, aunque a costa de dejar un escenario cuesta arriba a los vencimientos que deberá afrontar la gestión entrante.

La clave será seguir de cerca las licitaciones, con cuáles instrumentos el Tesoro apostará al roll over y/o canje frente a una mayor indexación en ascenso. La deuda en pesos está comenzando a dejar de ser en "pesos".