Anuncios
U.S. markets closed
  • F S&P 500

    5,604.50
    -6.25 (-0.11%)
     
  • F Dow Jones

    40,677.00
    -16.00 (-0.04%)
     
  • F Nasdaq

    19,952.00
    -49.00 (-0.24%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,239.60
    +0.90 (+0.04%)
     
  • Petróleo

    79.95
    +0.17 (+0.21%)
     
  • Oro

    2,398.70
    +4.00 (+0.17%)
     
  • Plata

    29.24
    -0.08 (-0.28%)
     
  • dólar/euro

    1.0891
    -0.0002 (-0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2600
    +0.0210 (+0.50%)
     
  • Volatilidad

    14.91
    -1.61 (-9.75%)
     
  • dólar/libra

    1.2927
    -0.0007 (-0.05%)
     
  • yen/dólar

    156.6970
    -0.2290 (-0.15%)
     
  • Bitcoin USD

    67,693.51
    -725.05 (-1.06%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,388.12
    -17.21 (-1.23%)
     
  • FTSE 100

    8,198.78
    +43.06 (+0.53%)
     
  • Nikkei 225

    39,911.83
    +312.83 (+0.79%)
     

El duro golpe a la economía de Estados Unidos... que puede que no importe mucho

Los observadores ven pocos efectos inmediatos de la segunda rebaja en la historia de la calificación crediticia de EE. UU

'Probablemente será desestimado': Los observadores ven pocos efectos inmediatos de la segunda rebaja en la historia de la calificación crediticia de EE. UU. Foto: Getty Images.
'Probablemente será desestimado': Los observadores ven pocos efectos inmediatos de la segunda rebaja en la historia de la calificación crediticia de EE. UU. Foto: Getty Images. (Sadik Demiroz via Getty Images)

Fitch rebajó el martes la calificación crediticia máxima del gobierno de Estados Unidos de AAA a AA+ y provocó una amplia respuesta en Washington y en la comunidad de inversionistas.

Parece más fuerte el impacto en las bolsas. Con fuertes caídas en Asia y Europa, mientras que en Estados Unidos, Wall Street también cae, aunque de forma menos acusada:

Pero entre la ira hacia la agencia de calificación por su metodología y un predecible juego de culpas partidista que se desencadenó, había pocas expectativas inmediatas de que la rebaja cambiara el panorama en Washington.

Los legisladores se dirigen actualmente hacia un cierre del gobierno este otoño, lo que podría ser otra muestra de disfunción en Washington, mientras que los esfuerzos paralelos para evitar la próxima lucha por el límite de la deuda en 2025 avanzan a paso de tortuga.

PUBLICIDAD

"Este anuncio es mucho más probable que sea ignorado que tenga un impacto disruptivo duradero en la economía y los mercados de Estados Unidos", señaló Mohamed A. El-Erian, asesor económico jefe de Allianz y presidente del Queens' College, de la Universidad de Cambridge.

De hecho, la administración Biden desestimó inmediatamente el movimiento, con la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, calificándolo de "arbitrario y basado en datos desactualizados". Sin embargo, la agencia de calificación señaló desafíos fiscales a largo plazo al realizar su cambio, desafíos que Washington deberá abordar en los próximos años.

Michael Strain, el Director de Estudios de Política Económica en el American Enterprise Institute, señaló que puede haber mucho de qué discutir sobre el momento de Fitch, pero la medida aún apunta a problemas subyacentes, como una trayectoria fiscal insostenible y un sistema político estadounidense que "no parece estar a la altura del desafío que enfrenta".

En su propio comunicado, Fitch dijo que "ha habido un deterioro constante en los estándares de gobernabilidad en los últimos 20 años, incluyendo asuntos fiscales y de deuda".

Una segunda rebaja

Con esta decisión, ahora dos de las tres principales agencias calificadoras de crédito, Fitch y S&P Global Ratings, han rebajado la calificación crediticia de Estados Unidos.

La acción de Fitch se produjo dos meses después de un acuerdo sobre el techo de la deuda en mayo que evitó un incumplimiento del gobierno, pero solo después de que los legisladores llevaran nuevamente al país al borde del precipicio. De manera similar, S&P rebajó la calificación crediticia de Estados Unidos en 2011 después de un enfrentamiento sobre el límite de la deuda ese año.

La tercera agencia de calificación, Moody's, calificó por última vez los bonos del Tesoro de EE. UU. como AAA con perspectiva estable. Es poco probable que siga pronto la decisión de Fitch.

Mark Zandi, el economista jefe de Moody's Analytics, dijo en un artículo el martes que consideraba que la decisión de Fitch estaba "fuera de lugar" y criticó la calificación en diversos aspectos. Zandi no supervisa las decisiones de calificación en Moody's Investors Service. Ambas forman parte de Moody's Corporation, pero operan de manera independiente.

La secretaria del Tesoro de EE. UU., Janet Yellen, pronuncia un discurso durante una reunión del Consejo de Supervisión de Estabilidad Financiera en el Tesoro de EE. UU. el 28 de julio de 2023 en Washington, DC (Foto de Kevin Dietsch/Getty Images)
La secretaria del Tesoro de EE. UU., Janet Yellen, pronuncia un discurso durante una reunión del Consejo de Supervisión de Estabilidad Financiera en el Tesoro de EE. UU. el 28 de julio de 2023 en Washington, DC (Foto de Kevin Dietsch/Getty Images) (Kevin Dietsch via Getty Images)

La medida provocó una enérgica respuesta de la Casa Blanca y otros observadores que señalaron que el propio modelo de calificación cuantitativa de Fitch para la salud fiscal de Estados Unidos ha mejorado desde que Biden asumió el cargo.

"Desafía la realidad rebajar a Estados Unidos en un momento en que el presidente Biden ha logrado la recuperación más sólida de cualquier economía importante en el mundo", dijo la Secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

"Estoy muy desconcertado por muchos aspectos de este anuncio, así como por el momento", agregó El-Erian, "sospecho que no seré el único".

Otros observadores criticaron la metodología de la agencia calificadora. El exdirector del Consejo Económico Nacional, Jason Furman, dijo que "es difícil entender por qué se está produciendo la rebaja ahora". El economista liberal Paul Krugman calificó la medida de "ampliamente y correctamente ridiculizada".

Una medida que podría amplificar los esfuerzos para poner fin a futuras luchas sobre el techo de la deuda

Fitch citó la lucha sobre el techo de la deuda de esta primavera como motivo para la rebaja, diciendo que "los repetidos enfrentamientos políticos sobre el límite de la deuda y las soluciones de último minuto han erosionado la confianza en la gestión fiscal".

Maya MacGuineas, presidenta del Comité para un Presupuesto Federal Responsable, elogió el acuerdo sobre el techo de la deuda de mayo como un paso en la dirección correcta para poner en orden la casa fiscal de la nación, pero agregó que desde entonces "ya hay señales de retroceso".

En los últimos meses, algunos legisladores han avanzado planes para evitar la próxima lucha sobre el techo de la deuda, y el mes pasado la Casa Blanca anunció un grupo de trabajo sobre el límite de la deuda dirigido por la directora del Consejo Económico Nacional, Lael Brainard, para estudiar el problema.

Oficinas de la agencia de calificación crediticia Fitch Ratings. Foto: Getty Images.
Oficinas de la agencia de calificación crediticia Fitch Ratings. Foto: Getty Images. (Yau Ming Low via Getty Images)

Biden ha dicho anteriormente que la idea de invocar la Enmienda 14 - que establece que "la validez de la deuda pública de Estados Unidos... no será cuestionada" - podría ser un enfoque legítimo pero legalmente peligroso en el futuro.

Los legisladores también han presentado planes sobre este tema, con el Representante Brendan F. Boyle (D-Penn.) diciendo el martes que "necesitamos abordar la causa raíz de esta rebaja" mientras promueve su plan para reducir las tensiones en futuros enfrentamientos sobre el techo de la deuda.

Si bien no está claro si Washington avanzará en alguno de estos esfuerzos sobre el techo de la deuda en los próximos meses, lo que es mucho más probable es un estancamiento fiscal este otoño. Los legisladores dejaron Washington la semana pasada para su receso de verano con poco progreso en los esfuerzos para evitar un cierre del gobierno en menos de dos meses.

Cuando regresen al Capitolio en septiembre, solo tendrán alrededor de tres semanas hasta la fecha límite del 30 de septiembre para aprobar un presupuesto federal y evitar un cierre. Los cierres del gobierno históricamente han tenido menos impacto económico que las luchas sobre el techo de la deuda, pero probablemente será otra muestra de la disfunción de Washington en temas fiscales.

Mientras tanto, muchos legisladores se sumieron inmediatamente en la política partidista después de la medida. El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer (D-NY), dijo que "los republicanos deben aprender de sus errores", mientras que el presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, Jason Smith (R-Mo.), culpó a Biden, diciendo que fue el presidente quien "empujó la calificación crediticia de Estados Unidos hacia el abismo".

El presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, no respondió inmediatamente a la rebaja, sino que se centró en utilizar el tercer acto de acusación contra el expresidente Trump del martes para atacar a Biden, diciendo que "los republicanos de la Cámara de Representantes continuarán revelando la verdad sobre Biden Inc. y el sistema de justicia de dos niveles".

Artículo escrito originalmente en inglés por Ben Werschkul, corresponsal de Washington para Yahoo Finance.