U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,080.11
    +122.48 (+3.09%)
     
  • Dow Jones

    34,589.77
    +737.24 (+2.18%)
     
  • Nasdaq

    11,468.00
    +484.22 (+4.41%)
     
  • Russell 2000

    1,886.58
    +50.03 (+2.72%)
     
  • Petróleo

    80.48
    +2.28 (+2.92%)
     
  • Oro

    1,783.10
    +19.40 (+1.10%)
     
  • Plata

    22.39
    +0.95 (+4.43%)
     
  • dólar/euro

    1.0411
    +0.0076 (+0.74%)
     
  • Bono a 10 años

    3.7030
    -0.0450 (-1.20%)
     
  • dólar/libra

    1.2057
    +0.0107 (+0.89%)
     
  • yen/dólar

    138.0320
    -0.6020 (-0.43%)
     
  • BTC-USD

    17,063.15
    +585.67 (+3.55%)
     
  • CMC Crypto 200

    405.84
    +5.14 (+1.28%)
     
  • FTSE 100

    7,573.05
    +61.05 (+0.81%)
     
  • Nikkei 225

    27,968.99
    -58.85 (-0.21%)
     

Esta empresa ofrece $78.000 al año para que pruebes golosinas sentado en tu sofá

¿Quién dice que un trabajo corporativo no deja tiempo para vivir la “dolce vita”? Eso es exactamente lo que propone una empresa de golosinas -no italiana como el famoso Fellini, sino canadiense- que paga $78.000 al año por ser catador de dulces.

Una chica trabajando en la computadora con varios platos de snacks
Una chica trabajando en la computadora con varios platos de snacks

Candy Funhouse, un minorista online de confitería, desde barras de chocolate hasta gomitas y regaliz, abrió una vacante de “Oficial jefe de dulces” para “dirigir las reuniones de la junta, ser el principal degustador de sabores... y todo lo divertido”, dice el anuncio de la compañía en LinkedIn.

Si los $100.000 dólares canadienses al año ($78.000) no convencen al candidato, la flexibilidad del cargo quizás sí: la persona seleccionada para el puesto podrá hacer todo el trabajo desde la comodidad de su propia casa. De hecho, no es totalmente necesario ser residente en Canadá.

Además de profesionales con residencia legal en Toronto, la empresa también aceptará solicitudes de residentes estadounidenses que estén dispuestos a trabajar desde Newark, Nueva Jersey.

El puesto, primero de su tipo en Candy Funhouse, estará dedicado a liderar una nueva estrategia de marketing y ventas que incluye aprobar todos los dulces del inventario y decidir si otorgar o no cada golosina el “Sello de aprobación oficial de CCO (Chief Candy Officer)”.

Se aceptan “niños expertos en golosinas”

Un dato curioso es que, al parecer, las personas pueden aplicar para este trabajo en nombre de sus hijos, siempre y cuando estos sean mayores de 5 años. Y, en efecto, la compañía se compara a sí misma con la famosa historia de “Charlie y la fábrica de chocolate” y anima a “experimentar la dulce vida como Willy Wonka con la tienda online de golosinas más grande del mundo”.

“¿Te apasionan los dulces, la cultura pop y la diversión? ¡Gana 6 cifras por liderar a nuestros Candyólogos! El trabajo está abierto para mayores de 5 años, ¡incluso puedes presentar una solicitud en nombre de su hijo!”, dice otro anuncio de Candy Funhouse en Instagram.

El anuncio, que expira el 31 de agosto, fue publicado en LinkedIn en julio y ya cuenta con miles de candidatos, según el director ejecutivo de Candy Funhouse, Jamal Hejazi, quien se confiesa “sorprendido” por la cantidad de solicitudes creativas que ha recibido.

Las aplicaciones han llegado incluso en formato de graciosos videos donde participan familias enteras, que se ofrecen a compartir las tareas de degustación y, por supuesto, el salario, contó Hejazi, citado por CNN.

Los “Willy Wonka” detrás de Candy Funhouse

“Imagina tus mejores recuerdos en torno a los dulces y tener eso todos los días en el trabajo”, dijo Hejazi.

Candy Funhouse, con sede en las afueras de Toronto, está dirigida por cuatro hermanos de entre 20 y 30 años que crecieron en el área y cuyos padres eran dueños de tiendas de donuts y un restaurante local.

“Mi hermano Mo, un fanático, la fundó en 2018 y mi madre era su empleada número 2”, explicó Hejazi, y agregó que él y una hermana y un hermano menores se unieron a la firma más tarde.

La familia espera diferenciar a su empresa de otros competidores online y físicos de gran éxito, como Mars, Hershey y Amazon, con una combinación amplia y variopinta de productos (3.500 variedades), sin pedidos mínimos, con envíos a Estados Unidos y Canadá, y un fuerte impulso en las redes sociales.

“¡Sumérgete en el lenguaje de amor más dulce de todos, las golosinas! ¡En Candy Funhouse, nos unimos a los amantes de los dulces más dulces de toda la tierra de los dulces! ¡Amamos a nuestros clientes, pero sobre todo, amamos los dulces!”, dice su página web.

Las ventas de Candy Funhouse el año pasado, impulsadas sustancialmente por la pandemia, fueron de “poco menos de $15 millones”. “No estoy bromeando”, dijo Hejazi, que junto a su familia conserva una participación del 90% en la propiedad de la empresa.

No hay dudas de que Candy Funhouse ha sabido posicionarse en las redes más seguidas por los jóvenes. Actualmente, tiene 340.000 seguidores en Instagram y otros casi 3 millones en TikTok, incluida una de las famosas Kardashian, dijo Hejazi, aunque se negó a especificar cuál.

Con tres meses de antelación, la compañía canadiense ya está calentando sus motores para dominar Halloween, su mayor periodo de ventas y momento que su competencia, Hersheys, no podrá aprovechar totalmente. El imperio de los chocolates, como muchos fabricantes de bienes de consumo, ha tenido dificultades para satisfacer la creciente demanda por los problemas en la cadena de suministro.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

El café: el consumo que no para de crecer