U.S. Markets close in 43 mins

Esta pila monstruosa de Duracell dura y dura y dura y dura y dura… hasta casi el infinito

Sentimos ponernos exagerados en el titular, pero es que Duracell ha creado la pila más longeva que se recuerda. Al menos, para el mundo de la electrónica de consumo.

¿Qué es lo que haces cuando en tu casa se va la luz? Es muy probable que busques en un cajón una linterna, o que actives la de tu móvil o si la cosa va para largo, que enciendas velas. Todas estas soluciones pueden servirte para unas horas, pero, ¿qué pasa si tu localidad sufre un tremendo temporal y las líneas eléctricas se caen por completo?

En esas ocasiones tan catastróficas, solo queda ponerse a rezar y esperar que llegue la ayuda externa, ya sea en forma de rescate o de técnicos que reparen la electricidad. Pero también hay una forma de no depender de los demás. Se llama 660Wh Powersource y es una creación de Duracell.


La compañía del conejito que nunca se agota ha presentado en la feria CES de Las Vegas, la más importante de electrónica de consumo del mundo, este aparato que es capaz de almacenar una gran cantidad de energía que luego puede traducirse en electricidad.

Esta ‘bestia’ está dotada de 4 enchufes para poder conectar otros tantos aparatos (o más si colocamos una regleta de por medio) y hacer que, por ejemplo, un frigorífico funcione durante semanas o un móvil se cargue durante meses.

La pila de Duracell tarda 10 horas en cargarse por completo y como es una batería a la viaja usanza (como la de los coches) no conviene dejarla olvidada en el trastero y usarla de manera habitual para que no pierda su capacidad.

El aparato cuenta con una circuitería especial que impide que deje de funcionar en caso de que alguno de sus enchufes se estropee, algo que podría ocurrir perfectamente en caso de inundación o cualquier otra circunstancia fatídica.

Pero la 660Wh Powersource no solo está recomendada para casos catastróficos. También es una compañera ideal para excursiones a bosques o lugares perdidos de la mano de dios, para que nunca nos quedemos sin electricidad. ¿Su precio? 500 dólares (unos 460 euros). Ese es el precio a pagar por vivir tranquilo en caso de que ocurra lo peor.

Duracell presenta la pila más duradera en el CES de Las Vegas (AP)