U.S. Markets close in 29 mins

Fiebre, ¿debemos preocuparnos?

La fiebre es un incremento de la temperatura de nuestro cuerpo. Este aumento de temperatura es un signo de que algo anormal está ocurriendo en nuestro cuerpo. Lo más probable, una enfermedad. El hipotálamo es el responsable de este aumento de la temperatura.

Depende del incremento de temperatura, pero los adultos no notan tanto este aumento a no ser que sea muy alta, sin embargo en niños y bebés, un pequeño aumento ya debería ser señal de alarma. En general, consideramos que se sufre fiebre cuando subimos de los valores normales 36-37 ºC.

2. QUÉ SIGNIFICA TENER FIEBRE

La fiebre o este aumento de temperatura es una protección de nuestro organismo a combatir algunas enfermedades. De hecho es una reacción natural de sistema inmune para combatir una infección, en caso que la haya. Es un efecto de combate frente a los virus.

Cuando se sufre fiebre, se empieza teniendo sensación de frío. Suele aumentar más la fiebre por la tarde, sobre las 6 de la tarde. Y hay varios factores que implican a que suba antes, más o menos, como puede ser la comida, ejercicio o el descanso.

-Alergias: cómo prevenirlas, remedios naturales y medicina alternativa para combatirlas

3. SÍNTOMAS DE LA FIEBRE

Dependiendo de la intensidad de la fiebre y de las personas se puede padecer alguno o varios de los síntomas que detallo:

  • Notamos frío, escalofríos y temblores

  • Falta de hambre

  • Apatía y sensación de cansancio

  • Tanto mucho sueño como totalmente al contrario, falta de sueño

  • Hipersensibilidad, irritabilidad y confusión

  • Palpitaciones y taquicardia

  • Nerviosismo y aturdimiento

  • Mucha sed

  • Sudores excesivos

  • Dolor de cabeza y dolor muscular

  • Cuando la fiebre es muy elevada, se pueden llegar a las convulsiones y hasta delirio

4. ¿CÓMO DEBEMOS TOMAR LA TEMPERATURA?

Tal y como he explicado antes, dependiendo de dónde tomemos la temperatura será diferente, solo depende el termómetro que estemos usando. Si la ponemos en la axila, lo ideal es ponerlo en la axila y cruzar los brazos y si es un bebé o niño, mejor mantenerlo en brazos, cogido para que no se mueva. Debe estar 5 minutos si no lleva avisador el termómetro.

Si lo usamos de forma rectal, se puede poner un poquito de vaselina, introducirlo en el ano cuidadosamente, la parte interna del sensor durante al menos 3 minutos, los bebes deben estar vigilados continuamente y sujetos en nuestros brazos si hemos puesto el termómetro allí, ya que al moverse podría hacerse daño. También se puede poner en la boca, manteniéndolo durante 5 minutos, si son niños igualmente tenerlos controlados.

5. ¿POR QUÉ PODEMOS PADECER FIEBRE?

La mayoría de veces es por infección, sin embargo hay otras causas por las que se puede padecer fiebre y cuando nuestro organismo reacciona a alguna situación anormal, aunque puede haber muchas más causas de las que explico aquí e, incluso, más de una causa.

  • Infecciones de garganta, anginas (suele cursar con fiebres elevadas), gripe y resfriados, neumonía, varicela, y otras enfermedades infecciosas, tanto víricas como bacterianas, y la septicemia

  • Artritis reumatoide

  • Quemaduras, y hasta quemaduras solares

  • Altas temperaturas exteriores o, incluso, cuando se hace un ejercicio muy extenuante -por agotamiento-, golpes de calor, aunque sea por demasiados abrigos

  • Drogas y abuso del alcohol, la abstinencia también puede provocar fiebre

  • Fármacos, como los anticolinérgicos, hipertermia maligna por anestesia

  • Vacunas

  • Hipertiroidismo

  • Hemorragia

  • Tumores

  • Golpes o traumas

6. VALORES DE TEMPERATURA NORMALES

Se considera tener fiebre cuando aumenta por encima de los valores normales de nuestro organismo. Tenemos que tener en cuenta que se puede tomar la temperatura, en la axila, boca, en el ano o el oído, dependiendo de donde la hayamos tomado puede variar ligeramente. Por ejemplo en la boca es donde es más elevada, y más todavía en el ano.

Lo más importante es siempre tomarla de la misma manera, al menos mientras esta dure. Para tomar la temperatura debemos tener en cuenta el termómetro que usemos, si son los electrónicos suelen tener avisador, sin embargo si estos no lo tienen se debe esperar 5 minutos con el termómetro puesto.

  • Fiebre: consideramos que padecemos fiebre, cuando los valores están por encima de los normales.

  • Febrícula: consideramos que es una elevación muy pequeña, por debajo de 38ºC.

  • Hiperpirexia: cuando la fiebre es ya muy elevada, por encima de 41ºC.

  • Hipertermia: cuando se tiene alta temperatura pero con síntomas diferentes a la fiebre, por ejemplo no varía con las horas del día o no reacciona con los antipiréticos, es como si tuviéramos la temperatura corporal elevada pero no padecemos fiebre.

7. TIPOS DE FIEBRE

Según el tipo de fiebre, el médico puede darle una idea del motivo por el que se padece la fiebre y ser un parámetro más del diagnóstico.

  • Continua: tiene siempre los mismos grados, no varía más de 1 grado y aunque la tomemos a cualquier hora, siempre estará igual. Desaparece con medicación.

  • Remitente: cuando fluctúa más de 1 grado durante el día sin medicación.

  • Intermitente: cuando después de 24 horas puede desaparecer la fiebre y aparecer de nuevo pasado más o menos un día.

  • Recurrente: es cuando varía más de un día, por ejemplo aparece y después desaparece al cabo de unos días y puede volver a aparecer. Suele ocurrir en personas débiles con el sistema inmunitario debilitado.

  • Ondulante: cuando no hay un patrón exacto de fiebre, se conjugan varios tipos de fiebre, tanto el tiempo de aparición como las variaciones de temperatura según otros parámetros como la hora del día.

-Tipos de intolerancias alimentarias y cómo evitarlas

8. ¿CÓMO DEBEMOS ACTUAR?

La fiebre, en general, no debe ser una alarma si no es muy elevada o es poco persistente, en ese caso se debe procurar controlar la temperatura corporal a menudo, e intentar mantenerla baja. Teniendo en cuenta que por la mañana siempre suele ser más baja pero, a medida que pasan las horas, la fiebre suele subir.

Debemos acudir al médico cuando:

En niños y bebés debemos tener una especial atención, y avisar al médico siempre que tengamos dudas, pero en general:

  • En bebés menores de 3 meses: si la temperatura rectal es de 38ºC o más alta, los bebes recién nacidos si también les baja la temperatura por debajo de lo normal.

  • En bebés de 3 a 6 meses: si la temperatura rectal es de más de 38.9 ºC, llora mucho, está inquieto o incluso duerme demasiado.

  • En bebés de 6 a 24 meses: si la temperatura rectal es más alta de 38,9ºC, de más de un día y si además tiene diarreas, vómitos o síntomas de resfriado importante.

Los niños si, además de fiebre, esta es muy alta y padecen algún otro síntoma como:

  • Vómitos

  • Dolor de cabeza o de estómago

  • Si es posible que haya padecido un golpe de calor (altas temperaturas en el coche, por ejemplo)

  • La fiebre dura más de tres días

  • Si parece distraído y con somnolencia

  • Sobre todo es importantísimo acudir rápidamente a urgencias si se padecen convulsiones

En adultos: cuando la temperatura es muy elevada, más de 39ºC, la fiebre es de más de tres días y aparecen mas síntomas como:

  • Importante dolor de cabeza

  • Hipersensibilidad a la luz

  • Mucho dolor de garganta

  • Confusión mental, dolor de cervicales al movimiento

  • Vómitos

  • Dificultad de respirar o dolor pectoral

  • Dolor abdominal, sobre todo al orinar

  • Dolor muscular importante e incluso dificultades sensoriales

  • Convulsiones

9. FÁRMACOS PARA LA FIEBRE

En la farmacia nos pueden dar sin receta médica algunos fármacos para controlar la fiebre, aunque si la fiebre persiste más de tres días, sobre todo en niños, es preferible no dar el fármaco y acudir rápidamente al médico. Anotar las variaciones de temperatura y los productos administrados junto con las horas ya que, como he dicho antes, este es un parámetro más del diagnóstico del médico.

Paracetamol e ibuprofeno:

Ambos fármacos se deben tomar en general cada 8 horas, si la fiebre es muy elevada como algunas veces ocurre en problemas como anginas, se suele alternar cada 4 horas uno y otro fármaco. Se puede aumentar la toma a cada 6 horas, siempre por recomendación del farmacéutico.

Aspirina:

Este fármaco está contraindicado en niños, y en adultos con especial sensibilidad a la aspirina, que padecen úlcera duodenal o problemas gástricos. Tampoco lo pueden tomar personas que se mediquen con anticoagulantes o tengan problemas de coagulación, embarazadas, o personas con problemas hepáticos y renales. No se deben tomar antibióticos para bajar la fiebre, ya que no están indicados para ello sino para curar la infección y deben estar prescritos por el médico. Los bebés de menos de un mes no se deben tratar en casa, se debe acudir al hospital o avisar urgentemente al médico.

10. REMEDIOS NATURALES PARA ALIVIAR LA FIEBRE

Existen en internet miles de remedios que nos ayudan a bajar la fiebre, sin embargo, a parte de estas recomendaciones cuando se padece fiebre se deberían seguir unas pautas como:

  • Beber abundantemente, puede ser agua, zumos o caldo. Las bebidas de rehidratación como los sueros isotónicos también son muy efectivas.

  • Descansar, evitar la actividad que provocará aumento de temperatura.

  • Mantenerse fresco, no vestir con ropa muy abrigada, estar fresco, la habitación ventilada y fresca, en la cama poca ropa de abrigo.

  • Baños o paños frescos, aunque es una medida algo desagradable, es lo ideal para mantener la temperatura corporal baja. Los podemos poner en la frente o espalda y cambiarlos a menudo.

  • Infusiones naturales de algunas hierbas pueden ayudar a disminuir la fiebre, aunque debemos tener en cuenta que se deberían tomar frías y no calientes. Las plantas que podemos usar, la albahaca, la menta y la echinacea, son algunas de las más sencillas de encontrar y son efectivas.

  • Helados, como los polos

  • Prevenir las infecciones de las otras personas que viven en la casa lavándose a menudo las manos, se pueden usar mascarillas, pañuelos de papel desechables, no compartir vasos o cubiertos.