U.S. markets closed

NASA: así funciona el impresionante sistema de protección con agua que usa para el lanzamiento de cohetes

LA NACION

A simple vista, el momento del despegue de un cohete rumbo a su misión espacial se caracteriza por el estruendo de sus motores y las enormes y densas nubes blancas que se generan tras del lanzamiento. Este llamativo efecto se produce cuando la energía liberada por los motores propulsores entra en contacto con grandes cantidades de agua, un impresionante sistema que la NASA implementó para reducir el impacto sonoro del despegue y para evitar daños tanto al cohete como a la infraestructura en tierra.

NASA y SpaceX: minuto a minuto, cómo ver en vivo el lanzamiento de la Crew Dragon

El ruido que generan los motores de los cohetes de las misiones espaciales pueden alcanzar los 200 decibeles, un nivel que puede afectar la estructura de la plataforma de lanzamiento y al cohete en sí. Para contener este efecto sonoro se desarrolló el sistema de supresión de sonido (Sound Suppression System), un mecanismo que reduce onda expansiva de energía que genera el despegue de un cohete mediante el uso de 1,7 millones de litros de agua. De esta forma, se reduce el ruido por debajo de los 145 decibeles.

El sistema de supresión se ubica por debajo de los motores y se activa durante la cuenta regresiva del despegue, y a simple vista su funcionamiento se refleja en esas características columnas de vapor que se identifican como "humo blanco". Sin embargo, en 2018 la NASA realizó una de las mayores pruebas del sistema de supresión de sonido en la plataforma de despegue del cohete Space Launch System (SLS).

En esa ocasión se pudo ver un potente chorro de 1,7 millones de litros de agua que alcanzó los 30 metros de altura que servirá para contener el impacto del futuro despegue de SLS, el mayor cohete creado por la NASA para llevar adelante su misión espacial rumbo a Marte. A su vez, este sistema de supresión de sonido con agua se combina con una trinchera que canaliza la salida de toda la energía de los motores, que da lugar a las distintivas formaciones de vapor que se forman durante el despegue de cada misión espacial.

Si las condiciones meteorológicas lo permiten, la formación de las enormes nubes de vapor tras el despegue de un cohete se podrán ver en este sábado 30 de mayo en Cabo Cañaveral con la misión Demo-2, el histórico lanzamiento del programa comercial espacial de la NASA y SpaceX.