U.S. markets close in 2 hours 59 minutes
  • S&P 500

    4,371.71
    +13.98 (+0.32%)
     
  • Dow Jones

    34,103.19
    +132.72 (+0.39%)
     
  • Nasdaq

    14,784.06
    +70.16 (+0.48%)
     
  • Russell 2000

    2,189.93
    +7.73 (+0.35%)
     
  • Petróleo

    70.45
    +0.16 (+0.23%)
     
  • Oro

    1,777.20
    +13.40 (+0.76%)
     
  • Plata

    22.62
    +0.42 (+1.90%)
     
  • dólar/euro

    1.1733
    +0.0006 (+0.05%)
     
  • Bono a 10 años

    1.3210
    +0.0120 (+0.92%)
     
  • dólar/libra

    1.3662
    +0.0003 (+0.02%)
     
  • yen/dólar

    109.2470
    -0.1730 (-0.16%)
     
  • BTC-USD

    42,445.67
    -1,426.40 (-3.25%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,057.84
    -6.00 (-0.56%)
     
  • FTSE 100

    6,980.98
    +77.07 (+1.12%)
     
  • Nikkei 225

    29,839.71
    -660.34 (-2.17%)
     

Herramientas de mapeo digital pueden mostrar suburbios del mundo

·5  min de lectura

(Bloomberg) -- Cuando Alejandro Velásquez utilizó hace poco un sitio web de búsqueda de empleos, el sistema le pidió que localizara su casa en un mapa digital, pero no pudo hacerlo, porque su casa no aparecía en él. Velásquez vive en La Vega, un suburbio en Caracas, la ciudad más grande de Venezuela. Agregó la dirección de un familiar, pero todas las opciones de trabajo estaban lejos de casa. Su vecindario, al igual que miles de barrios marginales del tercer mundo, apenas está representado en los mapas.

A menudo, estas áreas se representan en los sistemas de información oficiales de los Gobiernos municipales en la forma de polígonos vacíos denominados “zonas informales” o “áreas de desarrollo”. Más de 1.000 millones de personas viven en estas áreas de las ciudades del mundo, según las Naciones Unidas, y su número ha ido creciendo a medida que continúan las tendencias de urbanización. Pero graves lagunas de información mantienen oculta una gran parte de este panorama: a diferencia de las áreas formales, es posible que las calles, servicios y edificaciones de los barrios marginales no estén mapeados en plataformas como Google Maps.

“Las personas que viven en estas comunidades se quedan atrás porque el lugar donde viven no está representado en mapas digitales”, dice Nikolai Elneser, urbanista y analista de datos que escuchó la historia de Velásquez mientras realizaba trabajo social con una ONG en La Vega y decidió crear un proyecto de mapeo del barrio con estudiantes de la Universidad Simón Bolívar de Caracas. Él y los miembros de la comunidad. En un mundo que depende cada vez más de internet para proporcionar bienes y servicios, “no aparecer en estas plataformas significa no tener acceso a muchos de los beneficios de la vida y el desarrollo urbanos”, dice.

Según el grupo de derechos humanos Provea, alrededor de 180.000 personas viven en La Vega, una zona que sufre de constante escasez de agua y que se ha visto fuertemente afectada por el brote de covid-19 en Venezuela. El distrito se ha hecho famoso por enfrentamientos entre pandillas y fuerzas de seguridad estatales, quienes también han sido recientemente acusados de cometer masacres contra civiles en la zona.

Trabajando con guías locales, Elneser y su equipo pasaron semanas recorriendo todas las calles y callejones del distrito de San Miguel, en La Vega, rastreando sus caminos con smartphones. El proyecto, que los estudiantes llamaron informalmente Mapeo San Miguel, agregó 8 kilómetros y 34 proveedores de servicios y negocios locales a OpenStreetMap, una plataforma de mapas de código abierto en línea que puede ser editada por usuarios, como Wikipedia. El grupo también tomó notas en sus caminatas, registrando el material y la calidad de las calles, así como la manera en que los vecinos usaban los caminos y cómo fueron bautizadas las calles.

“Muchas organizaciones humanitarias y de desarrollo basan su trabajo en la información que está disponible en estas plataformas”, dice Elneser. “Los lugares que no están en los mapas, no reciben el apoyo que podrían necesitar. Incluso las ambulancias y los bomberos podrían tardar más en llegar al destino”.

En un esfuerzo por llenar vacíos de información, Humanitarian OpenStreetMap Team (HOT), una ONG internacional dedicada al mapeo abierto con fines humanitarios y de desarrollo, ha lanzado y ayudado a docenas de proyectos similares en todo el mundo a través de datos de mapas subidos a OpenStreetMap. Uno de sus proyectos es Missing Maps, una colaboración de 17 ONG lideradas por HOT junto con Médicos Sin Fronteras, la Cruz Roja Americana y la Cruz Roja Británica. HOT también desarrolló Tasking Manager, una herramienta que divide proyectos de mapeo más grande en tareas más pequeñas que pueden ser completadas por varios colaboradores con un objetivo común. “El mapeo que estamos haciendo está realmente orientado hacia el impacto humanitario, el desarrollo y las causas sociales”, dice Gihan Hassanein, gerenta sénior de comunicaciones de HOT.

Mapear asentamientos informales también puede tender puentes entre las ONG y los sectores público y privado. En Perú, por ejemplo, la startup de tecnología urbana i.mappin recopila datos de barrios marginales en Lima y otras partes del país para empoderar a los habitantes y alentar a empresas y organizaciones gubernamentales a desarrollar proyectos en la zona. Al crear vínculos con las comunidades locales a través de ONG caritativas, i.mappin ha logrado mapear los vastos suburbios asentados en cerros en las afueras de Lima, llenando vacíos de información y ayudando a proveedores de servicios públicos locales con la planificación de proyectos de agua y saneamiento.

La arquitecta Estefanie Quispe Salas, quien cofundó i.mappin junto a Alessandra Rodríguez, dice que estudiar el centro de Lima no es lo mismo que estudiar un suburbio.

Para celebrar el bicentenario de la Independencia del Perú este año, i.mappin lanzó una iniciativa llamada 200 Proyectos para el Perú, un “banco de propuestas” digital inspirado en un esfuerzo similar liderado por Sergio Fajardo, exalcalde de Medellín, Colombia. El banco permite a investigadores, académicos y estudiantes subir a la red proyectos sociales y de infraestructura para asentamientos informales a los que empresas privadas e instituciones gubernamentales pueden dar vida. Hasta el momento se han aportado 172 ideas. Estas podrían ser cruciales en un país donde al menos medio millón de hogares no tiene acceso a electricidad. La esperanza, dice Quispe Salas, es que el esfuerzo pueda construir un vínculo transformador entre las personas más pobres de la región y las instituciones públicas que a menudo pueden ignorarlas. “Queremos unir fuerzas con el Ministerio y decir: ‘Podemos hacerlo’”.

Nota Original:Open-Source Mapping Tools Can Shine a Light on the World’s Slums (2)

More stories like this are available on bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2021 Bloomberg L.P.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.