Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,967.23
    -43.89 (-0.88%)
     
  • Dow Jones

    37,986.40
    +211.02 (+0.56%)
     
  • Nasdaq

    15,282.01
    -319.49 (-2.05%)
     
  • Russell 2000

    1,947.66
    +4.70 (+0.24%)
     
  • Petróleo

    83.24
    +0.51 (+0.62%)
     
  • Oro

    2,406.70
    +8.70 (+0.36%)
     
  • Plata

    28.75
    +0.37 (+1.29%)
     
  • dólar/euro

    1.0661
    +0.0015 (+0.14%)
     
  • Bono a 10 años

    4.6150
    -0.0320 (-0.69%)
     
  • dólar/libra

    1.2370
    -0.0068 (-0.55%)
     
  • yen/dólar

    154.5620
    -0.0380 (-0.02%)
     
  • Bitcoin USD

    64,042.32
    +2,052.60 (+3.31%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,371.97
    +59.34 (+4.52%)
     
  • FTSE 100

    7,895.85
    +18.80 (+0.24%)
     
  • Nikkei 225

    37,068.35
    -1,011.35 (-2.66%)
     

Inflación ya licuó el salto del dólar: el tipo de cambio real equivale al de 2019 y expertos alertan estos riesgos

El precio del dólar oficial, cercano a los $850, está empezando a generar algunos cuestionamientos de los analistas respecto a la pérdida de competitividad que está teniendo para la economía, en parte, causado por una inflación mensual que se ubica en torno al 20%. Por ende, se alerta de algunos problemas que puede sufrir la actividad, se prevé una mayor devaluación y se anticipan varios desafíos que se le presentan al Gobierno.

De hecho, hace unos días el ministro de Economía Luis "Toto" Caputo sostuvo que era erróneo comparar el tipo de cambio real (TCR) que sostiene con sus políticas con el de la gestión anterior de Alberto Fernández. Sin embargo, los expertos advierten algunas alarmas que empiezan a encenderse.

"Se puede ver que con el crawling peg (devaluación lenta) del 2% mensual que defiende Caputo, el nivel de apreciación cambiaria ya ubica al tipo de cambio real en el rango de la gestión de Macri antes de las PASO 2019", dicen los analistas de Aurum.

En ese momento, sostienen estos consultores, las condiciones macroeconómicas "eran mucho mejores que las actuales" ya que la inflación mayorista era casi 0% mensual, la inflación minorista era menor al 4% mensual, el stock de reservas netas era "muy elevado" y el riesgo país había comenzado julio de 2019 en 800 puntos básicos, mientras hoy es de 1.700.

PUBLICIDAD

A ello se le suma un superávit comercial, que "pudo mantenerse positivo incluso con la recuperación de las importaciones".

"En consecuencia, nos parece cuanto menos temerario seguir manteniendo la estrategia de un actual crawl peg (devaluación) muy bajo, que va a crear un creciente riesgo de nuevos desequilibrios", advierten desde Aurum.

El ministro de Economía Luis
El ministro de Economía Luis

El ministro de Economía Luis "Toto" Caputo defiende la devaluación mensual del 2%, pero economistas alertan que habrá un nuevo salto.

Incluso, alertan que el impacto de la devaluación de agosto de 2019 tanto en la inflación minorista como en la mayorista, "no es comparable con el brusco impacto del reacomodamiento de precios", luego de la devaluación de diciembre de Caputo.

Por eso, afirman que el atraso cambiario podría generar una "necesidad de un nuevo salto discreto" del tipo de cambio que "podría obligar a un nuevo y significativo reajuste de precios relativos".

Precio del dólar y amenazas a la tranquilidad cambiaria

Ante este escenario de atraso en el precio del dólar, se le agrega el condimento de distintas variables que se encuentran en franca tensión, como la alta inflación, la escasez de divisas, el déficit fiscal y la acumulación de deuda contraída para financiar diferentes compromisos.

"El Banco Central viene marcando un ritmo de compra de dólares inusitado para las reservas, pero hay razones para creer que el ritmo actual no se mantendrá por mucho tiempo. Uno es que el tipo de cambio real continúa apreciándose y se encuentra por debajo de lo que el FMI estima como el nivel de equilibrio", indican desde Consultatio.

A ello agregan que la escasez de dólares seguirá porque "los flujos de pagos de importaciones aún no se vieron normalizados, el superávit comercial de este año será considerable, pero no tan fuerte como se preveía; y el calendario de vencimientos en dólares, al cual se enfrentará la economía en 2024, marca un punto de partida complejo". 

Frente a este contexto, desde Consultatio creen que "el actual régimen cambiario tiene vida corta, pero el levantamiento del cepo en el corto plazo luce poco probable y nos inclinamos hacia una aceleración del ritmo de crawling (devaluación)".

El precio del dólar oficial, para los economistas, se encuentra en niveles similares a las PASO de 2019
El precio del dólar oficial, para los economistas, se encuentra en niveles similares a las PASO de 2019

El precio del dólar oficial, para los economistas, se encuentra atrasado en niveles similares a las PASO de 2019, hecho que enciende algunas alertas.

Dólar atrasado, impacto en actividad e inflación

A la falta de dólares por los distintos aspectos mencionados, se le suma una actividad que muestra señales preocupantes y un escenario de tensión política entre el Gobierno y los gobernadores que complica más la llegada de divisas.

"Este clima de tensión difícilmente sea apropiado para garantizar la llegada de inversiones a las que el ministro Caputo hizo referencia en entrevistas, sobre todo inversiones del lado real de la economía", resaltan desde la consultora LCG.

Y grafican esta situación al detallar que, en el 2023, la actividad cerró con una retracción del 1,6% promedio, pero con una caída del 4,5% anual en diciembre, donde incluso en la comparación mensual se desplomó 3,1% (desestacionalizado), lo que "deja un arrastre negativo" de 3,5 puntos porcentuales para 2024.

"Parece difícil que, en medio de un intento de cambiar precios relativos y sanear las cuentas públicas dejando una importante caída en los ingresos reales de buena parte de la población, el consumo pueda ejercer alguna tracción sobre la actividad. Así, la carga de la amortiguación estará en el sector externo", completan desde LCG.

Entonces, del lado de las exportaciones, sostienen que ayudará la recuperación de la cosecha post sequía. Mientras tanto, del lado de las importaciones, indican que la recesión "hará su parte". Pero, para ambos casos, subrayan que "será necesario garantizar un tipo de cambio real competitivo".

En consecuencia, desde LCG consideran que 2024 "se encamina a cerrar como otro año con recesión, aun cuando pueda vislumbrarse cierta recuperación de la actividad hacia finales de año, si el Gobierno resultase exitoso en estabilizar la economía".

En resumidas cuentas, el precio del dólar será determinante para que no se desequilibren otras variables clave para la economía, en medio de un entorno donde no le sobra nada al Gobierno.-