U.S. Markets close in 3 hrs 22 mins

Lo último en el mundo de las cervezas: las bebidas de marihuana

Así lucen las latas de las nuevas bebidas lanzadas por la compañía cervecera Lagunitas, hechas con marihuana. Foto: Lagunitas.

Millennials es un calificativo que comprende a todos los jóvenes nacidos entre 1980 y 2000. Se caracterizan por ser personas totalmente digitales, hiperconectadas y con altos valores sociales y éticos. Pero, ¿qué tiene que ver esta generación con los cambios que están ocurriendo en la industria cervecera?

 La también llamada Generación Y parece estar “destrozando” industrias que llevan décadas bastante consolidadas y cambiando varias esferas de la vida cotidiana. Un ejemplo es el caso de McDonald’s, que en los últimos seis años ha reducido su popularidad un 13% y su clientela ‘moderna’ elige cada vez más establecimientos donde ofrezcan comida más sana.

Al mismo tiempo, los millennials han reducido considerablemente su consumo de cerveza. Aquellos que consumen alcohol prefieren el vino y las bebidas fuertes. Esto ha provocado un retroceso  en el mercado cervecero americano.

[También de interés: “Por qué la cerveza sin alcohol sí lleva alcohol (aunque sea 0,0)”].

Heineken compró el 100% de las acciones de la compañía californiana Lagunitas en 2017. Foto: Scott Olson/Getty Images

En Europa, un estudio hecho por Heineken y Canvas 8 asegura que el 75% de los ‘millennials’ dice limitar la cantidad de alcohol que beben cuando salen de noche. Por otro lado, de acuerdo al informe de Cerveceros de España, nos llevamos el título de ser el país europeo donde más cerveza sin alcohol se consume.

Todos estos cambios en el consumo de cerveza han llevado a la industria a innovar para no quedarse obsoletos. La empresa Heineken (HEIA.AS, con su marca californiana Lagunitas, está apostando por un nuevo tipo de bebida que promete impulsar el mercado: la HI-Fi Hops. Se trata de un tipo de agua con gas inspirada en la cerveza. No tiene alcohol pero cuenta con un ingrediente singular: marihuana.

Actualmente este producto solo está disponible en algunas tiendas especializadas de marihuana en California, Estados Unidos, donde el cannabis es legal.  La “cerveza” o agua con gas lupulada, como la propia compañía la denomina, viene en dos variedades: una versión que contiene puramente THC (10mg por lata), el elemento que provoca los efectos psicotrópicos propios de la planta, y la variedad híbrida de 5mg de THC con 5mg de CBD por lata. CBD es el componente no psicoactivo del cannabis, responsable de muchos efectos terapéuticos. Está diseñada para tener efectos tenues y relajantes y su principio, indicado para atenuar dolores fuertes.

La lata de esta bebida cuesta 8 dólares y, aunque el precio no es nada barato, goza de una gran demanda. La gran diferencia con la cerveza tradicional es que no puede tomarse en cualquier bar, ya que las leyes del estado de California no lo permiten.

Otro beneficio que posee es el envase. Está fabricada en latas especiales que requieren un pequeño truco para beberlas: se abre una pestaña en la parte superior y luego se desliza para abrir. Eso hace que sea posible guardarla y volver a consumirla más tarde.

La demanda de productos de marihuana está creciendo rápidamente en estados o países donde su consumo es legal, aunque solo en determinados ámbitos. Esta es una oportunidad que vio Heineken. Con los problemas que está atravesando la industria cervecera, la comercialización de esta “cerveza” de marihuana puede ayudar en parte superar la mala racha.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Fabricante de la cerveza Corona apuesta 4.000 millones al futuro del cannabis

El nuevo truco de las compañías cerveceras para que bebamos más

 

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias