Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,464.62
    -8.55 (-0.16%)
     
  • Dow Jones

    39,150.33
    +15.57 (+0.04%)
     
  • Nasdaq

    17,689.36
    -32.23 (-0.18%)
     
  • Russell 2000

    2,022.03
    +4.64 (+0.23%)
     
  • Petróleo

    80.59
    -0.70 (-0.86%)
     
  • Oro

    2,334.70
    -34.30 (-1.45%)
     
  • Plata

    29.58
    -1.24 (-4.03%)
     
  • dólar/euro

    1.0697
    -0.0009 (-0.09%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2570
    +0.0030 (+0.07%)
     
  • dólar/libra

    1.2645
    -0.0015 (-0.12%)
     
  • yen/dólar

    159.7670
    +0.8530 (+0.54%)
     
  • Bitcoin USD

    64,386.65
    -241.39 (-0.37%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,329.28
    -31.04 (-2.28%)
     
  • FTSE 100

    8,237.72
    -34.74 (-0.42%)
     
  • Nikkei 225

    38,596.47
    -36.55 (-0.09%)
     

Lula tendrá cita con Zelenski a pesar de animosidad pasada

(Bloomberg) -- Tras una decepcionante videollamada y un incómodo desaire en la cumbre del Grupo de los Siete, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, y su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, tendrán por fin una cita.

Lo más leído de Bloomberg

La reunión de ambos mandatarios, prevista para el miércoles, es uno de los encuentros más esperados de la Asamblea General de la ONU que se celebra esta semana en Nueva York, en la que el presidente ucraniano buscará obtener el apoyo de un prominente líder que hasta ahora se ha negado a elegir bando en la guerra.

PUBLICIDAD

La reunión es una nueva oportunidad después de que Zelenski y Lula no pudieran encontrar tiempo para un apretón de manos en medio de la acritud en mayo, cuando ambos fueron invitados a una cumbre del G7 de países ricos en Japón. En aquella ocasión, la aparición sorpresa de Zelenski puso nerviosa a la delegación brasileña, que temía que se hubiera tendido una trampa a Lula. Brasil argumentó que Zelenski compartía parte de la culpa por la guerra. Una videoconferencia entre ellos en marzo no arrojó resultados.

Sin embargo, ahora ambos parecen tener algo que ganar a pesar de su animosidad pasada.

Zelenski , de 45 años, está buscando elevar el apoyo para el esfuerzo de 18 meses contra la invasión rusa, y obtener incluso el apoyo tácito de Lula sería un gran éxito dado el lugar del líder brasileño como uno de los líderes más destacados del Sur Global.

También busca persuadir tanto a los aliados como a los escépticos de que la contraofensiva de su Ejército tendrá éxito al final, a pesar de que hasta ahora solo se han producido avances graduales. Después de Nueva York, se dirigirá a Washington para exponer su caso ante la Casa Blanca y el Congreso de Biden, donde algunos republicanos han comenzado a vacilar.

Lula, de 77 años, está ansioso por afirmar a Brasil como una fuerza poderosa en el escenario mundial. Sumar una reunión con Zelenski a una agenda que ya incluye un cara a cara con el presidente Joe Biden posiciona al brasileño como el defensor más franco del mundo en desarrollo en Nueva York, especialmente después de que Narendra Modi de la India y el chino Xi Jinping decidieron quedarse en casa.

El presidente brasileño, que también se enorgullece de tener una fuerte relación con el ruso Vladímir Putin, aborda la reunión con espíritu constructivo, según su principal asesor de Asuntos Exteriores.

“Escucharemos lo que Zelenski tenga que decir”, dijo Celso Amorim a los periodistas en Nueva York el lunes. “No podemos anticipar lo que dirá Lula”.

La reunión de esta semana fue nuevamente solicitada por Ucrania, según dos funcionarios del Gobierno brasileño familiarizados con el asunto. Se prevé que tenga lugar a las 16 horas del miércoles en el hotel de Lula, agregaron los funcionarios, que solicitaron el anonimato para brindar detalles de una negociación privada. Un funcionario ucraniano confirmó la reunión, sin dar detalles.

Control de daños

La reunión dará a Lula la oportunidad de afinar su posición respecto de la invasión rusa de Ucrania, vista por muchos aliados occidentales como errática y demasiado conciliadora con Putin.

En un discurso en la inauguración de la Asamblea General de la ONU, nuevamente evitó elegir bando en la guerra, criticando a los involucrados en el conflicto sin nombrar a Estados Unidos o Rusia.

“El Consejo de Seguridad de la ONU ha ido perdiendo progresivamente su credibilidad”, afirmó. “Esta fragilidad es el resultado específico de acciones de sus miembros permanentes que libran guerras no autorizadas destinadas a la expansión territorial o el cambio de régimen”.

Lula ha estado en modo de control de daños desde que hizo comentarios sobre la guerra que irritaron a los líderes en Washington y Bruselas, incluidas solicitudes de que los líderes occidentales no lograron impedir la invasión de Rusia. El mandatario ha querido demostrar que todavía puede ser un árbitro neutral en el conflicto y está tratando de garantizar que la crisis entre Rusia y-Ucrania no afecte su presidencia G20.

Sin embargo, la tarea no será fácil. A principios de septiembre, Lula dijo que Putin sería libre de viajar a Brasil para la cumbre G20 del próximo año en Río de Janeiro, a pesar de una orden de arresto de la Corte Penal Internacional por presuntos crímenes de guerra. Más tarde, Lula dio marcha atrás y dijo que la decisión dependería de los tribunales brasileños.

“Reunirse con Zelenski es parte de este proceso de deshacer la percepción de que había estado adoptando la línea rusa”, dijo Christopher Garman, director gerente de la consultora de riesgo político Eurasia Group. “Hubo una curva de aprendizaje en el palacio presidencial sobre cómo debería posicionarse Lula en la crisis”.

El acto de equilibrio de Lula, si se ejecuta bien, será crucial para consolidar un cambio en su agenda de política exterior que gradualmente se ha centrado más en la lucha contra la pobreza, el medio ambiente y la representación de las naciones en desarrollo en los foros globales.

Más tarde el martes por la mañana, el ex líder sindical del metal pronunciará el primer discurso de la semana en la ONU, un escenario que planea utilizar para intensificar sus llamados a un nuevo modelo de gobernanza global que dé a las naciones de mercados emergentes una mayor voz en los asuntos internacionales.

El papel de Brasil como país que abre la cumbre es una cuestión de tradición. También ha puesto a Lula en el centro de atención que buscaba desde que completó un sorprendente trayecto que lo llevó de ser uno de los líderes más populares del mundo entre 2003 y finales de 2010 a prisión por acusaciones de corrupción antes de regresar a la presidencia este año.

Desde que asumió el cargo en enero, Lula ha visitado 20 países, desde grandes potencias como EE.UU. y China hasta sus pares Argentina y Sudáfrica, haciendo campaña a favor de reformas en instituciones como la ONU y el Fondo Monetario Internacional.

“El actual modelo de gobernanza global perpetúa las asimetrías, aumenta la inestabilidad y reduce las oportunidades para los países en desarrollo”, dijo Lula en Bruselas en julio pasado, durante una cumbre de países latinoamericanos y la Unión Europea. “Deben abordarse las preocupaciones legítimas de los países en desarrollo y debemos estar adecuadamente representados en los órganos de toma de decisiones”.

Traducido por Paola Torre.

Nota Original:Lula Has a Date With Zelenskiy in NYC Despite Past Acrimony (1)

--Con la colaboración de Andrew Rosati y Bryan Travis Waldron.

©2023 Bloomberg L.P.