U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,934.38
    -29.13 (-0.73%)
     
  • Dow Jones

    33,476.46
    -305.02 (-0.90%)
     
  • Nasdaq

    11,004.62
    -77.39 (-0.70%)
     
  • Russell 2000

    1,796.66
    -21.63 (-1.19%)
     
  • Petróleo

    71.59
    +0.13 (+0.18%)
     
  • Oro

    1,809.40
    +7.90 (+0.44%)
     
  • Plata

    23.68
    +0.43 (+1.87%)
     
  • dólar/euro

    1.0545
    -0.0014 (-0.14%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5670
    +0.0760 (+2.18%)
     
  • dólar/libra

    1.2250
    +0.0012 (+0.10%)
     
  • USD/JPY

    136.5700
    -0.0600 (-0.04%)
     
  • BTC-USD

    17,160.65
    -57.15 (-0.33%)
     
  • CMC Crypto 200

    402.11
    -4.14 (-1.02%)
     
  • FTSE 100

    7,476.63
    +4.46 (+0.06%)
     
  • Nikkei 225

    27,901.01
    +326.58 (+1.18%)
     

Mauricio Macri hizo una dura crítica sobre los paros y las tomas de colegios: “Un país al margen de la ley”

El expresidente, Mauricio Macri
El expresidente, Mauricio Macri

En medio del conflicto gremial por los neumáticos, las tomas de escuelas en la ciudad de Buenos Aires y los enfrentamientos con grupos mapuches en la Patagonia, el expresidente Mauricio Macri publicó una reflexión en sus redes. “Un país al margen de la ley” fue el título que eligió para su carta. El expresidente aclaró que tomó esas palabras de un libro de Carlos Nino “para describir la sensación que tenemos muchos argentinos en los últimos días”.

Macri hizo alusión a los acampes en la 9 de julio, el conflicto gremial que paralizó la industria automotriz, entre otros temas de la agenda social y política. “¿Dónde está la ley? ¿Dónde está el Estado para hacerla cumplir?”, se preguntó el expresidente y agregó: “En un país con esta sensación de descomposición social, donde nadie cumple las reglas y nadie las hace cumplir, es imposible salir adelante”.

En este sentido, el fundador del Pro reprochó a las autoridades nacionales. “Recuperemos el respeto por la ley y el respeto por el otro”, dijo, y enfatizó: “El primero que tiene que hacerlo es el Estado, y éste es uno de los ‘para qué’ nos sentimos convocados a volver a gobernar la Argentina. Sólo restableciendo y confiando en la ley tendremos la autoridad para pedirles a los jóvenes que se queden a apostar por el futuro del país”.

La semana pasada, Macri se refirió al conflicto desatado entre la pyme Lácteos Vidal y trabajadores de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera (Atilra), luego de que la Justicia diera lugar a una medida cautelar del gremio frente al despido de 29 personas que protagonizaron un bloqueo que duró semanas.

En aquella oportunidad, el exmandatario apuntó duramente contra el sindicato y lo acusó de promover “medidas extorsivas”, y expresó su solidaridad con la fábrica de Moctezuma, en Carlos Casares.

“Solidaridad con Lácteos Vidal, PyME víctima de aprietes gremiales que ponen en riesgo los puestos de trabajo de aquellos que sí quieren trabajar. Están haciendo un esfuerzo enorme por no fundirse y cerrar. Los acompaño y apoyo frente a las medidas extorsivas. Ya van a terminar”, había expresado el exmandatario por Twitter en relación al conflicto, desatado meses atrás.

La carta completa

Tomo el título del famoso libro de Carlos Nino para describir la sensación que tenemos muchos argentinos en los últimos días. La 9 de Julio tomada por un acampe, las fábricas de neumáticos paralizadas, seudo mapuches que incendian y usurpan propiedad privada y del Estado, dirigentes gremiales que entran a una planta para golpear a trabajadores y ejecutivos, el creciente poder del narcotráfico en los barrios de Rosario y otras ciudades.

¿Dónde está la ley? ¿Dónde está el Estado para hacerla cumplir? En un país con esta sensación de descomposición social, donde nadie cumple las reglas y nadie se las hace cumplir, es imposible salir adelante. Si no confiamos en la ley, y el propio Estado tampoco lo hace, entonces todo se transforma en la ley de la selva, la ley del más fuerte.

En este contexto, ¿quién va abrir un comercio o poner una fábrica? ¿Quién va a esforzarse por estudiar y capacitarse si al final puede venir cualquiera a tomar su lugar? Por eso valoro al actitud del gobierno porteño de no ceder ante las tomas de escuelas por parte de alumnos (y sus padres), que también desconocen las normas y perjudican a los que quieren enseñar y estudiar.

Paremos con esto. Recuperemos el respeto por la ley y el respeto por el otro. El primero que tiene que hacerlo es el Estado, y éste es uno de los ‘para qué’ nos sentimos convocados a volver a gobernar la Argentina. Sólo restableciendo y confiando en la ley tendremos la autoridad para pedirles a los jóvenes que se queden a apostar por el futuro del país.

No seamos un país al margen de la ley.