Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,615.35
    +30.81 (+0.55%)
     
  • Dow Jones

    40,000.90
    +247.15 (+0.62%)
     
  • Nasdaq

    18,398.45
    +115.04 (+0.63%)
     
  • Russell 2000

    2,148.27
    +23.23 (+1.09%)
     
  • Petróleo

    82.18
    -0.44 (-0.53%)
     
  • Oro

    2,416.00
    -5.90 (-0.24%)
     
  • Plata

    31.02
    -0.65 (-2.04%)
     
  • dólar/euro

    1.0910
    +0.0040 (+0.37%)
     
  • Bono a 10 años

    4.1890
    -0.0040 (-0.10%)
     
  • dólar/libra

    1.2990
    +0.0075 (+0.58%)
     
  • yen/dólar

    157.8480
    -1.0360 (-0.65%)
     
  • Bitcoin USD

    58,717.28
    +1,432.05 (+2.50%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,226.33
    +27.76 (+2.32%)
     
  • FTSE 100

    8,252.91
    +29.57 (+0.36%)
     
  • Nikkei 225

    41,190.68
    -1,033.34 (-2.45%)
     

McDonald’s abandonado en una isla remota revela lo ridículamente barato que era en los 90

Imágenes del menú de un McDonald’s abandonado en 1994 en una isla remota de Alaska resurgieron esta semana en un recordatorio papable y doloroso de cómo la crisis inflacionaria ha trastocado el precio de los productos históricamente asequibles para cualquier bolsillo.

Hoy el combo completo de una Big Mac puede rozar los US$ 20 en algunas locaciones de Estados Unidos, pero en 1994 la cosa era muy diferente. Así lo mostró en su canal de YouTube el videógrafo Chris Luckhardt, conocido por sus colaboraciones con la Casa Blanca, Netflix, Ford, GQ o ABC News.

Los precios de los restaurantes de McDonald's no tienen nada que ver con los de hace unos años. Foto: Getty Images.
Los precios de los restaurantes de McDonald's no tienen nada que ver con los de hace unos años. Foto: Getty Images. (bezov via Getty Images)

El hallazgo de Luckhardt se dio durante su última visita a Adak, Alaska, una isla volcánica de 700 kilómetros cuadrados a medio camino entre Seattle y Tokio. Aunque el censo de 2010 registró una población de 326 habitantes, datos más recientes de la Fundación Nacional para las Humanidades indican que ahora solo quedan unas 80 personas “viviendo entre las ruinas de una época más próspera”.

PUBLICIDAD

Adak fue una base estratégica del ejército durante la Segunda Guerra Mundial, y más tarde se convirtió en una estación de vigilancia naval, aérea y submarina de la Guerra Fría. Unos 6.000 militares y sus familias vivían allí en coloridos dúplex, perfectamente alineados, con escuelas, un hospital, pistas de esquí y patinaje y, por supuesto, un McDonald’s. La base quedó desierta en los 90 y se perdieron unos US$3.000 millones en activos militares.

Una de las estructuras que mejor se conserva es el McDonald’s. Imágenes tomadas por Luckhardt muestran un menú intacto que anunciaba la venta de “papas fritas del tamaño de un dinosaurio”, en alusión a la película “Jurassic Park” de 1993, y los Happy Meals con juguetes de “Bobby’s World”, una serie animada que se emitió entre 1990 y 1998.

Un combo Big Mac, de US$ 4.59 en 1994 a US$ 18 en 2024

Según los precios que figuran en el menú de Adak, una Big Mac costaba US$ 2.45, y el combo completo unos US$ 4.59, mientras que los McNuggets de seis piezas tenían un precio de US$ 2.35, el Happy Meal costaba US$ 3.36 y un McMuffin de huevo estaba a US$ 1.95. Ahora, una comida Big Mac, que incluye una hamburguesa, papas fritas y una bebida, ha aumentado a US$ 18 en algunos lugares.

Debido a que la mayoría de los restaurantes McDonald’s en Estados Unidos son de propiedad independiente, los precios varían según la ubicación.

Un restaurante cerca de la I-95 en Darién, Connecticut, se volvió viral por esa razón el año pasado. El McDonald’s de Darién, una de las ciudades más ricas del país en el exclusivo condado de Fairfield, cobra US$ 19 por un cuarto de libra con queso y tocino o un cuarto de libra Deluxe, que incluyen papas fritas medianas y un refresco mediano.

Otros precios sorprendentes en el menú incluyen US$ 18 por un sándwich McCrispy, US$18.29 por unos Chicken McNuggets de 10 piezas y US$16.59 por un sándwich Filet-O-Fish. Una hamburguesa con queso, que normalmente se encuentra en el menú de US$1, cuesta en Darién US$ 17 para dos.

En la plataforma de pedido y entrega de alimentos Grubhub, los artículos son aún más caros, con el combo Big Mac a US$ 21.59 y un cuarto de libra con queso a US$ 22.79. Según el New York Post, el Big Mac más barato por estos días se puede encontrar en Stigler, Oklahoma, por US$ 3.49, un aumento de US$ 1.04 con respecto al menú de 1994.

McDonald’s pierde clientes de bajos ingresos

Después de las quejas virales de usuarios en TikTok y registrar una reducción significativa de clientes de bajos ingresos, McDonald’s anunció que se enfocaría en hacer que sus alimentos sean más asequibles en el futuro. En un comunicado, la compañía dijo que notó que los clientes que ganaban US$ 45.000 o menos han descubierto que “comer en casa se ha vuelto más asequible”.

“Ese consumidor está presionado”, dijo el CEO de McDonald’s, Chris Kempczinski, a principios de febrero. “Desde el punto de vista de la industria, en realidad vimos ese segmento disminuir en el trimestre más reciente, particularmente creo que porque comer en casa se ha vuelto más asequible”.

Según la Oficina de Estadísticas Laborales, los precios de los alimentos elaborados en casa aumentaron solo un 1.3% en 2023, mientras que el precio de los alimentos fuera de casa aumentó un 5.2%. Kempczinski dijo que, en los próximos meses, la compañía planea centrarse en la “asequibilidad” y en fijar “precios absolutos” en lugar de acuerdos temporales.

“El campo de batalla ciertamente es el consumidor de bajos ingresos. Y creo que lo que veremos a medida que nos adentramos en 2024 probablemente sea más atención a lo que yo describiría como asequibilidad”, agregó.

También te puede interesar | EN VIDEO: McDonald's eliminará sus máquinas de refrescos