U.S. Markets close in 42 mins

Mónaco, el segundo país más pequeño del mundo, crecerá robándole terreno al mar

Uno de cada tres residentes en el Principado de Mónaco es millonario. Esto tal vez explica que “La Roca”, como se le conoce al territorio enclavado en la Riviera francesa, quiera seguir creciendo, más allá de los límites naturales que, en este caso, le pone el Mar Mediterráneo. Nada, la eterna obsesión del ser humano por ganarle terreno al mar.

Pues ahora el segundo país más pequeño del planeta (detrás de El Vaticano), pero donde más ricos hay por cada metro cuadrado, planea continuar una expansión hacia el sur que dio inicio en el lejano 1880, unos pocos años después de que el impuesto a la renta fuera abolido.

Imagen general del Principado de Mónaco. REUTERS/Eric Gaillard

La razón de mayor peso tiene que ver con el espacio y con una suerte de “hacinamiento” del que se quejan los monegascos.

Baste tener en cuenta que el 70% de la población del Principado nació en el extranjero y que apenas 10.000 personas son nacidos en una extensión de tierra de menos de una milla cuadrada de tierra (2.02 kilómetros cuadrados), como recuerda un reporte de CNN, un territorio más pequeño que el Parque Central de Nueva York.

Además, unas 40.000 personas cruzan a diario las fronteras de Francia e Italia para trabajar y contribuir a la relajada vida de las grandes fortunas del país.

En fin, que los 38.000 reales residentes de Mónaco se sienten “apretados” en su territorio, por lo que le dan el visto bueno a un proyecto de 2.300 millones de dólares que busca crear una infraestructura para expandirse al sur, construyendo otros nuevos 15 acres de tierra donde antes solo hubo agua salada y fondo marino.

La nueva zona sería capaz de alojar hasta a 1.000 residentes en apartamentos y villas de lujo, que estarán secundados por espacios públicos adicionales, como un parque de colinas y jardines, un paseo marítimo y un pequeño puerto deportivo.

Mientras el gobierno de Mónaco supervisa el proyecto, serán los financistas privados quienes enfrenten los costos de construcción y los beneficios de la venta de bienes inmuebles.

“Los ingresos para el grupo privado a través de la venta de apartamentos y casas serán de más de 3.500 millones de euros (4.100 millones de dólares)”, asegura Jean-Luc Nguyen, director del proyecto de extensión urbana del gobierno.

Un sitio muy, pero muy caro

A partir de este punto, con un millón de dólares usted podrá adquirir apenas 183 pies cuadrados (17 metros cuadrados) de propiedad principal, de acuerdo con el Informe de riqueza Knight Frank, de 2017, en comparación con 280 pies cuadrados (26 metros cuadrados) en Nueva York o los 323 pies cuadrados (30 metros cuadrados) en Londres.

El nuevo distrito, conocido como Portier Cove, tendrá un perfil marcadamente ecológico, y pretenderá encajar perfectamente en el paisaje costero.

“Queríamos darle una forma curva para que no sea un obstáculo para las corrientes marinas que oxigenan el mar”, dice Denis Valode, de Valode & Pistre, que es parte de un equipo de arquitectos que han concebido esta ampliación.

Ante el reto de no dañar la vida marina, los involucrados insisten en su “objetivo altamente ambicioso de sostenibilidad y protección ambiental”. Para ello, antes de empezar las obras, las especies de plantas protegidas que habitan en esa área se reubicaron en reservas marinas cercanas, y se instalaron pantallas submarinas especiales para aislar el sitio y así minimizar el impacto sobre el medio ambiente.

Proyecto en Mónaco en el que se pretende ganar unos metros al mar. Crédito de la imagen: DR: Valode & Pistre

Según Bouygues Travaux Publics, la empresa francesa que lidera la construcción, la calidad del agua está siendo rigurosamente monitoreada por un equipo de expertos científicos independientes.

Para compensar la inevitable pérdida de hábitats naturales, Bouygues planea instalar una amplia variedad de hábitats artificiales en corredores ecológicos verticales y horizontales.

Según Nguyen, esto es lo que diferencia el distrito ecológico de Mónaco de otros proyectos de extensión en el extranjero.

Obra de ingeniería

Actualmente, Bouygues está dragando limo del área para dejar al descubierto el fondo marino rocoso. La cimentación se llenará con rocas de cantera para soportar un dique de contención compuesto por 18 cámaras o cajones llenos de hormigón. Cada uno de ellos mide 85 pies (26 metros) de alto y pesa aproximadamente 10.000 toneladas.

Una vez que este cinturón protector esté asegurado en su lugar, se agregará el relleno final de arena marina, extraído del norte de Sicilia.

Para concluir el acabado, se instalará un paisaje mediterráneo de pinos altos y alguna otra vegetación nativa para “dar la sensación de que los edificios están inmersos en un entorno natural”.

Sobre los edificios, se instalará un sistema de paneles solares y bombas que emplean el agua del mar, como modo saludable de calentar y refrigerar edificios, garantizando de manera ecológica un 40% de las necesidades de energía del distrito.

Cada apartamento tendrá una superficie de más de 4.300 pies cuadrados (400 metros cuadrados), mientras que las viviendas individuales medirán aproximadamente 11.000 pies cuadrados (1.000 metros cuadrados).

La plataforma y el trabajo de infraestructura deben estar completos para el año 2020 y todo el distrito estará abierto para el año 2025.

Artículos relacionados que podrían interesarte:

Estas son las 10 ciudades más caras para vivir

El precio de los alquileres en las 15 ciudades más influyentes del mundo