U.S. Markets closed

Cómo es el trabajo de las niñeras que ganan 200.000 dólares

El de las niñeras especializadas y con alta formación se está convirtiendo en un sector profesional cada vez más cotizado en Estados Unidos. Foto: Getty Images.

Aunque por lo general el oficio de niñera no es uno de los mejor pagados, un selecto grupo de las personas que lo ejercen puede llegar a ganar un salario de seis cifras con beneficios.

"Últimamente, más que nunca, las personas quieren a alguien que sea experto en tecnología y niñeras que puedan pasar a ser un asistente de familia", dijo a CNN Keith Greenhouse, director ejecutivo de la compañía de personal Pavillion Agency. "Hemos visto muchas solicitudes para hablantes de mandarín y de francés en el papel de niñera".

Una maestra de preescolar en Estados Unidos gana entre 13 y 15 dólares por hora, o alrededor de 30.000 al año como promedio, según la Oficina de Estadísticas Laborales. Las niñeras expertas obtienen el doble, de 25 a 40 dólares por hora, para llegar a entre 150.000 y 180.000 dólares anuales en Nueva York y Los Angeles. Algunas especialistas en cuidados de recién nacidos en Los Ángeles pueden incluso ganar 70 dólares por hora.

En Educated Nannies, una agencia de personal en Los Ángeles, las niñeras deben tener títulos universitarios y las familias parecen estar más interesadas en candidatas con antecedentes en desarrollo infantil.

"Muchas de nuestras familias no quieren tiempo de pantalla para los niños", dice Ryan Jordan, fundador de Educated Nannies. "Así que ese es el momento en que la niñera necesita incorporar el plan de estudios preescolar y las aventuras".

En el área de la bahía de San Francisco, una niñera especializada puede tener un salario de más 220.000 dólares anuales, según Anita Rogers, presidenta y fundadora de British American Household Staffing.

Los horarios de este tipo de niñeras son exigentes: turnos de hasta 10 horas, seis días por semana, y usualmente tienen que viajar con la familia.

La tarea de las niñeras es más compleja ahora que antes. Foto: Getty Images.

Heidi Joline ha trabajado como niñera durante casi 20 años. Aprobó el Examen de la Asociación Internacional de Niñeras, ha tomado cursos de Yale sobre crianza de niños y cursos de Stanford sobre salud en todo el espectro de género. Ha estudiado psicología infantil, cuidado de recién nacidos y resiliencia después de un trauma. La Asociación Internacional de Niñeras la nombró Niñera del Año 2019. Sus altas calificaciones, sin dudas, ameritan un elevado salario.

Trabaja con una familia en Los Ángeles y gana al menos 30 dólares por hora con un pago adicional por horas extras, noches o viajes, lo que le permite acumular más de 100.000 dólares al año.

Muchas más que una niñera

Joline prepara un plan de estudios todos los meses para el niño en edad preescolar que cuida. Por ejemplo, el tema de este mes son los errores, y ella ha creado una lista de canciones, historias y actividades, además de enseñarle palabras en español, francés y mandarín.

"Lo que hicimos con nuestros hijos hace cinco años no es lo que estamos haciendo ahora con respecto a la nutrición, la socialización, la educación y el bienestar general. Hay que mantenerse al día para ayudar a informar a los padres", dice.

A medida que el niño pasa más tiempo en la escuela, Joline está pasando a ser asistente familiar, lo cual incluye la compra de comestibles, cocinar, recoger la ropa lavada en seco, manejar al personal de limpieza y hasta la comida y citas de veterinario de la mascota familiar.

Solo para bebés

Marly Higgins Driskell pertenece a otro sector altamente especializado, el de las niñeras que cuidan de bebés. Para algunas familias acomodadas, un nuevo bebé puede involucrar no solo a una niñera o dos, sino también a una asesora de lactancia y una especialista en cuidados de recién nacidos.

Después de 23 años como niñera tradicional, Driskell estudió y se convirtió en "Especialista en cuidado de recién nacidos certificado y acreditado", y experta en trillizos, cuádruples e incluso quíntuples.

Su papel es más bien el de una consultora. Trabaja con las familias durante tres o cuatro meses inmediatamente después del nacimiento de los bebés, con énfasis en los horarios de sueño y usando métodos suaves con ellos. Driskell dice que después de un par de meses, a menudo tiene bebés que duermen de 10 a 12 horas durante la noche sin alimentación. Sus tarifas comienzan a partir de 35 dólares por hora, y en ocasiones trabaja hasta 80 horas por semana.

Con un salario de seis cifras se puede dar el lujo de tener su propio asistente personal para la correspondencia, un asistente de redes sociales y un ama de llaves para limpiar su casa.

Artículos relacionados que te pueden interesar: