U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,071.70
    -4.87 (-0.12%)
     
  • Dow Jones

    34,429.88
    +34.87 (+0.10%)
     
  • Nasdaq

    11,461.50
    -20.95 (-0.18%)
     
  • Russell 2000

    1,892.84
    +11.16 (+0.59%)
     
  • Petróleo

    80.34
    -0.88 (-1.08%)
     
  • Oro

    1,797.30
    -3.80 (-0.21%)
     
  • Plata

    23.17
    +0.53 (+2.33%)
     
  • dólar/euro

    1.0531
    +0.0002 (+0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5060
    -0.0230 (-0.65%)
     
  • dólar/libra

    1.2296
    +0.0040 (+0.33%)
     
  • yen/dólar

    134.2710
    -1.0350 (-0.76%)
     
  • BTC-USD

    16,960.01
    -37.23 (-0.22%)
     
  • CMC Crypto 200

    404.33
    +2.91 (+0.72%)
     
  • FTSE 100

    7,556.23
    -2.26 (-0.03%)
     
  • Nikkei 225

    27,777.90
    -448.18 (-1.59%)
     

Qué es la paranoia de la productividad y por qué podría afectar al trabajo remoto

Los nuevos datos del Work Trend Index de Microsoft, que encuestó a 20.000 empleados en 11 países, revelan que, a pesar de los primeros signos de un auge de la productividad durante la pandemia (cuando muchos trabajadores cambiaron el trayecto a la oficina por más horas de trabajo desde casa), existe una gran brecha entre cómo los trabajadores y sus empleadores ven la productividad dos años después.

El 87% por ciento de los empleados que respondieron a la encuesta dijeron que son productivos en el trabajo, y -según informó Microsoft a principios de este año, muchas señales de productividad han aumentado-. Esta primavera, el gigante tecnológico descubrió que la cantidad de reuniones por semana entre los usuarios de su plataforma Teams había aumentado en un 153% desde el comienzo de la pandemia. Las reuniones superpuestas aumentaron un 46%. Al menos el 42% de las personas realizan múltiples tareas, envían activamente un correo electrónico o hacen ping a un colega durante una reunión programada.

Sin embargo, hasta el 85% de los líderes en la encuesta dijeron que el trabajo híbrido ha hecho que sea un desafío tener confianza en que los empleados están siendo productivos. Esta "paranoia de la productividad", como la llama Microsoft en su informe, es el resultado de la paradoja de los líderes que temen que se pierda la productividad, incluso cuando las horas trabajadas, el número de reuniones y las métricas que muestran la actividad real han aumentado.

Trabajo remoto

"Terminas con trabajadores que dicen 'Estoy muy bien' y líderes que dicen: 'No estoy seguro de que lo estés», explicó a Forbes el vicepresidente corporativo de Microsoft, Jared Spataro, en una entrevista. "Hay una tensión real que se está desarrollando. Todas las empresas están trabajando en eso".

La investigación se publica a la par que el gigante del software implementa nuevas funciones diseñadas para ayudar a abordar problemas relacionados. La compañía anunció un conjunto de nuevas actualizaciones de productos para Viva, su plataforma de gestión de empleados, que incluirá más integraciones de los "objetivos" de los trabajadores entre Viva y Microsoft Teams, así como una nueva aplicación llamada Viva Pulse para obtener comentarios y sugerencias de los trabajadores. Esta nueva herramienta utiliza inteligencia artificial para hacer coincidir las preguntas de los empleados con las de los expertos de la empresa. Hace dos años, la empresa realizó cambios en las medidas de productividad de sus herramientas en medio de algunas dudas sobre la privacidad.

El informe se publica cuando las cifras macroeconómicas han mostrado fuertes caídas en la productividad, lo que podría alimentar los temores de los empleadores sobre la cantidad de trabajo que realizan sus empleados, especialmente cuando están fuera de la vista. Después de aumentar en medio de la pandemia, la productividad laboral no agrícola de EE UU, que mide los bienes y servicios producidos por hora trabajada, cayó a la tasa más baja en 74 años durante el primer trimestre y también disminuyó en el segundo trimestre.

OFICINA- HOME OFFICE- TRABAJO REMOTO.

Pero muchos han argumentado que las disminuciones de la productividad no son realmente una señal de que los jóvenes trabajadores perezosos "renuncien en silencio" o de trabajadores híbridos que doblan la ropa en casa en lugar de responder el correo electrónico. Más bien, los trabajadores sin experiencia que asumieron nuevos trabajos después de la Gran Renuncia, los trabajadores experimentados que tuvieron que capacitar a tantos nuevos empleados y el agotamiento de quienes trabajaron horas extra durante los primeros años de la pandemia parecen ser lo que realmente está teniendo el mayor impacto en la disminución de la productividad.

El informe de Microsoft dice que las diferencias aparecen en los datos: los gerentes de trabajadores híbridos, por ejemplo, son más propensos a decir que les cuesta confiar en que sus empleados hagan su mejor trabajo que los gerentes en el sitio (49% frente a 36 %).

Spataro dice que cree que la falta de confianza de los gerentes se debe no solo a que no pueden ver a sus trabajadores en entornos híbridos, sino también a las presiones implacables y las altas expectativas que enfrentan los gerentes para el desempeño comercial. Cuando habla con los ejecutivos uno a uno, dice, y les recuerda lo productivos que eran los trabajadores cuando comenzó la pandemia, "dirán algo que realmente me ha llamado la atención. Dirán… Me pregunto si fue solo una especie de aumento de adrenalina de 18 meses a dos años. Todos trabajábamos juntos lo mejor que podíamos. Pero si esto se va a convertir en la nueva normalidad, ¿podemos seguir siendo igual de productivos?".

El Índice de Tendencias Laborales más reciente también encontró que lo que realmente podría hacer que las personas regresen son simplemente sus compañeros de trabajo: el 84% dice que los empleados estarían motivados para volver a la oficina por la promesa de socializar y el 85% por la oportunidad de reconstruir los lazos del equipo. Los encuestados también dijeron que irían a la oficina con más frecuencia si supieran que los miembros de su equipo (73 %) o amigos del trabajo (74 %) estarían allí.