U.S. Markets closed

¿Qué hizo mal el piloto para que los pasajeros evacuaran por las salidas de emergencia?

Al menos 32 pasajeros trataron de abandonar el avión por la salida de emergencia. (Getty Images).

En noviembre de 2017 se produjo un hecho inaudito que no había transcendido hasta el momento. Varios pasajeros de un vuelo de la aerolínea, Aer Lingus, evacuaron el aparato tras malinterpretar un aviso del comandante. Los viajeros abrieron las puertas de emergencia, accedieron a las alas de la aeronave y se deslizaron por las plataformas de escape.

Los hechos ocurrieron después de que el avión, cuyo origen era Cork, en Irlanda, no pudiera llegar a su destino, Heathrow, en Londres. Parte de la tripulación percibió un olor a quemado y optaron por regresar al aeropuerto irlandés mientras estaban en pleno vuelo. Una vez aterrizaron, y según un reporte del Departamento de Investigación de Accidentes Aéreos de Irlanda, el piloto les instó a que abandonaran el avión.

La aeronave de Aer Lingus no pudo llegar a su destino. (Getty Images).

Desembarquen la aeronave inmediatamente”, afirmó. Fue entonces cuando algunos pasajeros interpretaron que había que evacuar de manera inmediata y se dispusieron a abrir las puertas de emergencia para salir rápidamente.

Tal y como se desprende en el informe publicado esta semana, casi dos años más tarde de que se produjeran los hechos, la intención del comandante no era otra que instar a los viajeros a que salieran del aparato por las puertas de manera rápida y dejando atrás su equipaje de mano.

Ante tal interpretación, al menos 32 personas usaron la salida de emergencia de los cuales la mitad se deslizaron por las rampas de emergencia, mientras que el resto regresó al avión para salir por la vía convencional. Fue la tripulación la que pidió calma en el momento en que se produjo el pánico generalizado e intentaron transmitir que se usaran los accesos trasero y delantero para la salida.

Los hechos ocurrieron en 2017 y no salieron a la luz hasta casi dos años después. (Getty Images).

Uno de los transeúntes confesó a los investigadores que, a pesar de que el piloto fue “excelente”, tal y como publicó Business Insider, se produjo una escena “caótica” en la que todo el mundo trató de abandonar el avión por las salidas de emergencia debido a que otro pasajero con movilidad reducida que estaba siendo ayudado por el personal de vuelo bloqueó el pasillo. La mala interpretación de las palabras del piloto, unido a la poca fluidez en la salida empeoró una situación de lo más bizarra que fue descrita como aterradora y en la que tanto los adultos como los menores sufrieron. Todo se agravó con la presencia de los bomberos que se aproximaron a la aeronave.

Tal y como relataron los testigos, éstos no conocían la diferencia entre evacuar y desembarcar, además, el tono del piloto que les habló por el interfono era demasiado alto debido a que tenía la máscara de oxígeno colocada.

La ventilación en la cola del avión fue la causa de que éste diera la vuelta y de toda la situación que se creó alrededor de un incidente que no fue baladí, pero que estuvo rodeado por una serie de malentendidos que los convirtieron en un hecho más caótico de lo necesario.