U.S. markets closed
  • F S&P 500

    4,292.75
    -5.50 (-0.13%)
     
  • F Dow Jones

    33,847.00
    -26.00 (-0.08%)
     
  • F Nasdaq

    13,661.50
    -19.75 (-0.14%)
     
  • RTY=F

    2,021.50
    -2.30 (-0.11%)
     
  • Petróleo

    88.72
    -0.69 (-0.77%)
     
  • Oro

    1,793.80
    -4.30 (-0.24%)
     
  • Plata

    20.13
    -0.14 (-0.70%)
     
  • dólar/euro

    1.0161
    -0.0004 (-0.04%)
     
  • Bono a 10 años

    2.7910
    -0.0580 (-2.04%)
     
  • Volatilidad

    19.95
    +0.42 (+2.15%)
     
  • dólar/libra

    1.2048
    -0.0010 (-0.08%)
     
  • yen/dólar

    133.3350
    +0.0630 (+0.05%)
     
  • BTC-USD

    24,119.10
    -496.25 (-2.02%)
     
  • CMC Crypto 200

    573.08
    -17.68 (-2.99%)
     
  • FTSE 100

    7,509.15
    +8.26 (+0.11%)
     
  • Nikkei 225

    28,842.40
    -29.38 (-0.10%)
     

Retrasos, cancelaciones y vuelos sobrevendidos: caos en aeropuertos de EE. UU. por el 4 de julio

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Los viajeros que se dirigían al fin de semana del 4 de julio sufrieron retrasos, pernoctaciones en los aeropuertos e incluso ofertas de US$10.000 para ceder asientos en vuelos sobrevendidos, mientras EE.UU. se prepara para su fiesta de la Independencia más concurrida desde antes de la pandemia.

El viernes, casi 8.000 vuelos sufrieron retrasos en EE.UU., y las peores averías se produjeron en los aeropuertos del área de Nueva York.

El 45 por ciento de los vuelos salieron con retraso de LaGuardia, mientras que el 44 por ciento lo hicieron en los aeropuertos John F. Kennedy y Newark, según datos de Flight Aware.

Su análisis reveló que JetBlue y Allegiant Air fueron las peores compañías en cuanto a retrasos de cara al fin de semana largo, con un 45 por ciento cada una.

En algunos lugares, a los pasajeros se les ofrecieron sumas astronómicas para salir de los vuelos sobrevendidos. El columnista de tecnología de la revista Inc., Jason Aten, reportó que a los pasajeros se les ofreció US$10.000 para ceder su lugar en una ruta sobrevendida entre Michigan y Minnesota.

Otros fueron fotografiados durmiendo en los aeropuertos durante la noche mientras los retrasos se acumulaban.

La escasez de personal y el repunte de la demanda de viajes son algunas de las razones que provocan los retrasos, según los analistas de viajes, y las cosas podrían empeorar aún más a medida que avance el fin de semana. Los responsables de la aviación han advertido que las tormentas eléctricas podrían provocar continuos retrasos sobre ciudades del este como Boston, Nueva York y Filadelfia.

Casi 2,5 millones de viajeros de EE.UU. pasaron por los aeropuertos el viernes, según la TSA (Administración de Seguridad del Transporte), aproximadamente el triple de los que lo hicieron durante el mismo periodo en 2020. Incluso mientras la pandemia hace estragos, los aeropuertos están viendo un número similar de viajeros en verano que, en 2019, según la TSA.

Ya había señales de advertencia antes de que comenzara el ajetreo del 4 de julio.

El jueves, los pilotos de Delta Airlines hicieron huelga fuera de los aeropuertos, diciendo que estaban frustrados con el ritmo de las negociaciones del contrato y teniendo que trabajar altas tasas de horas extras.

Durante los fines de semana del Día de los Caídos y del Día de la Emancipación, se cancelaron más de 3.000 vuelos y se retrasaron más de 19.000.

“No hay duda de que este va a ser un verano de retrasos, cancelaciones y frustraciones”, señaló Sebastian Modak, editor de Lonely Planet, a NPR.

Las principales compañías aéreas, que se enfrentan a la escasez de personal, a los retiros y a otros problemas, han intentado recortar los horarios de verano y sobrellenar los aviones para evitar más contratiempos.

El caos de los viajes está llevando a algunos a cuestionar si el Secretario de Transporte, Pete Buttigieg, que no tenía experiencia previa en transporte masivo antes de ser nominado para la Administración Biden, está a la altura del trabajo. Otras críticas igualmente agudas se dirigen a las compañías aéreas, que recibieron US$54.000 millones en fondos de ayuda para la pandemia, en parte para mantener al personal y evitar retrasos generalizados.

“Durante la pandemia, cuando el transporte aéreo estuvo a punto de detenerse, los contribuyentes estadounidenses acudieron al rescate y dieron $54.000 millones a la industria aérea”, escribió el senador Bernie Sanders a Buttigieg en una carta el miércoles. “Solo las ocho principales aerolíneas recibieron casi $50.000 millones en ayuda de los contribuyentes por parte del gobierno federal. Dada la generosa ayuda de los contribuyentes a la industria aérea, todos nosotros tenemos la responsabilidad de asegurarnos de que los pasajeros y los miembros de la tripulación sean tratados con respeto, no con desprecio”.

Sanders argumenta que el Departamento de Transporte debería multar a las aerolíneas con US$55.000 por pasajero por cada cancelación de vuelo que sepan que no puede contar con todo el personal y con US$15.000 por pasajero por cada retraso prolongado en vuelos nacionales e internacionales.

El jueves, el director general de Delta, Ed Bastian, escribió una carta pidiendo disculpas a los clientes.

“Hemos pasado años estableciendo a Delta como el líder de la industria en fiabilidad, y aunque la mayoría de nuestros vuelos siguen operando a tiempo, este nivel de interrupción e incertidumbre es inaceptable”, reza la carta.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.