U.S. markets open in 3 hours 16 minutes
  • F S&P 500

    3,851.75
    +6.75 (+0.18%)
     
  • F Dow Jones

    31,128.00
    +32.00 (+0.10%)
     
  • F Nasdaq

    13,350.50
    +56.25 (+0.42%)
     
  • RTY=F

    2,156.50
    -1.20 (-0.06%)
     
  • Petróleo

    52.99
    -0.32 (-0.60%)
     
  • Oro

    1,869.70
    +3.20 (+0.17%)
     
  • Plata

    25.99
    +0.22 (+0.85%)
     
  • dólar/euro

    1.2139
    +0.0024 (+0.19%)
     
  • Bono a 10 años

    1.0900
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    21.39
    -1.85 (-7.96%)
     
  • dólar/libra

    1.3719
    +0.0064 (+0.47%)
     
  • yen/dólar

    103.4390
    -0.1310 (-0.13%)
     
  • BTC-USD

    32,862.62
    -639.48 (-1.91%)
     
  • CMC Crypto 200

    652.63
    -47.98 (-6.85%)
     
  • FTSE 100

    6,745.78
    +5.39 (+0.08%)
     
  • Nikkei 225

    28,756.86
    +233.60 (+0.82%)
     

Etiopía intenta estabilizar Tigray, donde la crisis humanitaria es aún grave

Agencia EFE
·4  min de lectura

Adís Abeba, 29 nov (EFE).- El ejército etíope afirmó hoy que intenta estabilizar la región de Tigray (norte) tras completar ayer "con éxito" la toma de su capital, Mekele, mientras la crisis humanitaria en la urbe y el resto del territorio sigue siendo grave.

El teniente general Bacha Debele, comandante de las Fuerzas Armadas en el frente tigriña, indicó que las operaciones militares en curso buscan ahora restaurar la estabilidad y devolver la normalidad a la gente en la región, según informó la televisión Fana Broadcasting Corporate (FBC), afín al Ejecutivo etíope.

Bacha agregó que el ejército federal está listo para prevenir cualquier posible ataque del Frente Popular de Liberación de Tigray (FPLT), partido que gobierna la región, y que ayudará a que la gente que ha huido vuelva a sus hogares.

"CONTROL TOTAL" DE LA CAPITAL DE TIGRAY

El primer ministro etíope, Abiy Ahmed, declaró ayer que "el Gobierno federal tiene ahora el control total de la ciudad de Mekele" y que el ejército tomó "el control del aeropuerto, las instituciones públicas, la oficina de la administración regional y otras instalaciones cruciales".

La toma de Mekele marca "la finalización de la última fase" de la ofensiva que el Gobierno etíope lanzó el pasado día 4 contra el FPLT en represalia a un ataque de fuerzas tigriñas a una base militar etíope en Tigray, región fronteriza con Eritrea y Sudán.

"La policía federal continuará ahora su tarea de detener a los criminales del Frente Popular de Liberación de Tigray y llevarlos ante la Justicia", agregó Abiy, sin que se sepa qué suerte han corrido los líderes de ese partido.

El primer ministro afirmó también que la victoria en Mekele se consiguió "sin herir a los civiles y sin causar daños en las infraestructuras y el patrimonio histórico".

No obstante, resulta difícil verificar la versión de uno y otro bando sobre el terreno, ya que tanto internet como las comunicaciones por teléfono permanecen cortados, y el Gobierno etíope ha restringido el acceso de periodistas a Tigray.

SUMINISTROS MÉDICOS ESCASOS PARA ATENDER A LAS VÍCTIMAS

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) declaró hoy en un comunicado que "un día después de los enfrentamientos en la capital del estado de Tigray, Mekele, los hospitales y centros de salud locales se están quedando peligrosamente escasos de suministros médicos para atender a los heridos".

Aunque no dio cifras de víctimas, el CICR explicó que "ambulancias gestionadas por la Sociedad de la Cruz Roja Etíope han estado transportando a personas heridas y fallecidas al Hospital de Referencia Ayder en Mekele" y que "aproximadamente el 80 por ciento de los pacientes sufrían traumatismos".

"El hospital se está quedando peligrosamente sin suturas, antibióticos, anticoagulantes, analgésicos e incluso guantes", dijo la jefa de operaciones del CICR en Etiopía, María Soledad, que visitó el hospital, donde se han tenido que suspender otros servicios médicos para dedicarse a esa emergencia, y aseguró que la situación en Mekele hoy es "tranquila".

La toma de la ciudad de Mekele tuvo lugar dos días después de que Abiy ordenase el ataque final contra el FPLT, tras vencer un ultimátum de 72 horas para que se rindieran las autoridades locales rebeldes.

Desde esa fecha, cientos de personas han muerto y unos 44.000 etíopes han escapado al vecino Sudán.

El alto comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, declaró hoy que ese organismo no ha tenido acceso a Tigray y urgió a las autoridades de Etiopía a que permitan prestar asistencia a los desplazados por el conflicto lo antes posible.

En una rueda de prensa en Sudán, al término de una visita de tres días a las zonas fronterizas con Etiopía a las que han llegado ya los refugiados, Grandi señaló que es "muy importante" poder llegar a las áreas de conflicto para atender a los desplazados con urgencia.

OÍDOS SORDOS A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

Hasta la fecha, el primer ministro etíope, ganador del Premio Nobel de la Paz en 2019, ha desoído los llamamientos internacionales a un cese o desescalada de las hostilidades contra el FPLT.

Aunque la contienda empezó el pasado día 4, el contencioso de Tigray venía complicándose desde hacía meses.

Desde su refundación tras la caída del régimen comunista en 1991, Etiopía promueve una política de federalismo étnico, donde supuestamente todas las etnias tienen igual valor y representación.

Sin embargo, el FPLT -que representa al 5 % de los 110 millones de habitantes de Etiopía- lideró desde entonces la coalición étnica que conformaba el gobernante Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (FDRPE).

Esa hegemonía duró hasta el nombramiento en 2018 de Abiy, un joven político de origen oromo, como primer ministro, quien quiso extirpar el etnicismo de la política refundando el FDRPE en el Partido de la Prosperidad (PP), del que se desvinculó el FPLT.

Tras retrasarse las elecciones generales, que debían tener lugar el pasado agosto, por la covid-19, el FPLT celebró en septiembre comicios parlamentarios regionales, que el Gobierno central tachó de ilegales, de ahí que busque ahora restaurar en Tigray el "orden constitucional".

Asimismo, desde el 5 de octubre, cuando teóricamente vencía el mandato de Abiy, el gobierno de Tigray no reconoce la autoridad del Ejecutivo federal.

(c) Agencia EFE