U.S. markets open in 5 hours 14 minutes
  • F S&P 500

    4,125.50
    -22.25 (-0.54%)
     
  • F Dow Jones

    33,817.00
    -145.00 (-0.43%)
     
  • F Nasdaq

    12,537.25
    -86.75 (-0.69%)
     
  • RTY=F

    1,981.80
    -11.70 (-0.59%)
     
  • Petróleo

    73.53
    +0.14 (+0.19%)
     
  • Oro

    1,891.00
    +14.40 (+0.77%)
     
  • Plata

    22.52
    +0.12 (+0.54%)
     
  • dólar/euro

    1.0779
    -0.0017 (-0.16%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5320
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    19.37
    +0.64 (+3.42%)
     
  • dólar/libra

    1.2052
    -0.0004 (-0.03%)
     
  • yen/dólar

    131.9720
    +0.8220 (+0.63%)
     
  • BTC-USD

    22,869.90
    -543.36 (-2.32%)
     
  • CMC Crypto 200

    525.48
    -11.38 (-2.12%)
     
  • FTSE 100

    7,847.12
    -54.68 (-0.69%)
     
  • Nikkei 225

    27,693.65
    +184.19 (+0.67%)
     

Las sirenas antiaéreas suenan en Ucrania mientras la OTAN se reúne para prometer ayuda

Por Pavel Polityuk

KIEV, 29 nov (Reuters) - Las sirenas antiaéreas sonaron el martes en toda Ucrania por primera vez en la semana, mientras Estados Unidos y los aliados de la OTAN anunciaban nuevas promesas de dinero y equipos para ayudar a restablecer la electricidad y la calefacción, que han quedado fuera de servicio por los ataques de misiles y drones de Moscú.

Los ucranianos huyeron de las calles hacia los refugios antiaéreos, aunque no hubo reportes inmediatos de ataques importantes lejos del frente. En la capital, Kiev, se dio el visto bueno, pero las autoridades afirmaron que la amenaza no había desaparecido necesariamente.

"La última vez, los rusos también disfrazaron el ataque como un vuelo de entrenamiento. (...) Vamos a ver", dijo Vitaliy Kim, gobernador de la región de Mikoláiv, en el sur de Ucrania.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la alianza de la OTAN iniciaron una reunión de dos días en Bucarest, en la que buscaban formas de mantener a millones de civiles ucranianos a salvo y de apoyar al ejército de Kiev durante la próxima campaña de invierno.

"La OTAN seguirá apoyando a Ucrania todo el tiempo que sea necesario. No nos echaremos atrás", dijo el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, en un discurso en Bucarest.

Stoltenberg dijo a los periodistas que el presidente ruso, Vladimir Putin, estaba "intentando utilizar el invierno como arma de guerra" mientras las fuerzas de Moscú pierden en el campo de batalla y que los aliados occidentales intervendrían para ayudar.

Responsables estadounidenses y europeos, que informaron antes de la reunión bajo condición de anonimato, describieron paquetes de ayuda que incluían dinero en efectivo, equipos de transmisión de electricidad y más armas para luchar contra los aviones no tripulados y reponer las disminuidas reservas de munición.

"Va a ser un invierno terrible para Ucrania, así que estamos trabajando para reforzar nuestro apoyo y que pueda resistir", dijo un alto diplomático europeo.

ACUMULACIÓN DE DAÑOS

Rusia ha estado llevando a cabo enormes ataques contra la infraestructura de transmisión de electricidad y calefacción de Ucrania aproximadamente cada semana desde octubre, en lo que Kiev y sus aliados dicen que es una campaña deliberada para dañar a los civiles, un crimen de guerra.

Moscú afirma que su objetivo no es dañar a los civiles, sino que su sufrimiento sólo terminará si Kiev acepta sus exigencias, que no ha detallado. Aunque Kiev afirma que derriba la mayoría de los misiles que llegan, los daños se han ido acumulando y el impacto es cada vez más grave con cada ataque.

El peor ataque hasta ahora fue el del pasado miércoles, dejando a millones de ucranianos en el frío y la oscuridad. El presidente Volodímir Zelenski dijo a los ucranianos a principios de esta semana que esperaran otro pronto que sería al menos igual de dañino.

No hay conversaciones políticas para poner fin a la guerra. Moscú se ha anexionado territorio ucraniano al que dice que nunca renunciará. Ucrania dice que luchará hasta recuperar todo el territorio ocupado.

En Kiev, cayó nieve y las temperaturas rondaron el punto de congelación, mientras millones de personas en la capital y sus alrededores luchaban por calentar sus hogares. Tras una semana tratando de restablecer la electricidad de los últimos ataques, el operador de la red nacional Ukrenergo dijo que el sistema seguía produciendo un déficit del 30% de la energía necesaria.

Cerca de la línea del frente, en la ciudad oriental de Síversk, Viktor Syabro, de 68 años, y su esposa Ludmila, de 61, viven bajo tierra desde que se cortó la electricidad en abril, cuando los ataques rusos destrozaron su ciudad natal. Sin agua ni gas, la pareja espera poder instalar una estufa de leña.

En la ciudad de Jersón, que carece de electricidad y calefacción desde que los militares rusos la abandonaron a principios de este mes, el gobernador regional, Yaroslav Yanushevych, dijo que el 24% de los clientes tenían ahora electricidad, incluida la energía parcial en el centro de la ciudad.

NUEVA FASE

A lo largo de las líneas del frente en el este de Ucrania, la llegada del invierno está dando paso a una nueva fase del conflicto con una intensa guerra de trincheras a lo largo de las posiciones fuertemente fortificadas, lo que plantea nuevos retos para ambos bandos tras varios meses de retirada rusa.

Como los soldados rusos han retrocedido en el noreste y se han retirado al otro lado del río Dniéper en el sur, la línea del frente en tierra sólo tiene la mitad de la longitud que tenía hace unos meses. Esto hará más difícil que las fuerzas ucranianas encuentren tramos débilmente defendidos para intentar nuevos avances.

Ambos bandos tendrán que mantener a los efectivos abastecidos y sanos en trincheras frías y húmedas durante el primer invierno largo de la guerra, un reto mayor para los rusos como fuerza invasora con líneas de suministro más largas y vulnerables.

El Estado Mayor de las fuerzas armadas ucranianas dijo a última hora del lunes que las fuerzas rusas estaban bombardeando intensamente las ciudades de la orilla occidental del río Dniéper, incluida Jersón.

Rusia siguió bombardeando intensamente los objetivos clave de Bajmut y Avdivka, en la provincia de Donetsk, y al norte bombardeó zonas en torno a las ciudades de Kupiansk y Limán, ambas reconquistadas recientemente por Kiev, dijo el ejército ucraniano.

Las fuerzas ucranianas habían dañado un puente ferroviario al norte de la ciudad sureña de Melitopol, ocupada por Rusia, que ha sido clave para abastecer a las fuerzas rusas atrincheradas allí.

Reuters no pudo verificar de forma independiente las informaciones sobre el campo de batalla.

Rusia lanzó su "operación militar especial" el 24 de febrero, afirmando que pretendía desmilitarizar a su vecino y proteger a los rusos. Ucrania y los países occidentales rechazan esta afirmación como un pretexto infundado para la invasión.

(Información de las redacciones de Reuters; escrito por Peter Graff; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)